‘Aldnoah.Zero’, magia y efectos especiales

Urobuchi se queda a medias

aldnoah-zero-2

Aldnoah.Zero ha terminado su primera temporada por todo lo alto. El último episodio pone punto y aparte al espectáculo de efectos especiales que ha venido siendo la historia creada por Gen Urobuchi, y la deja a punto de caramelo para su continuación en 2015.

Por una cosa o por otra, Aldnoah.Zero se ha convertido en una de las series de anime más sonadas de los últimos meses. Lo que ya no tengo tan claro es si Inaho y compañía han seguido guión alguno o lo que hemos visto no era más que un compendio de insensateces argumentales.

La producción de A-1 Pictures y TROYCA tiene todo lo que una serie digna de ver y seguir, desearía tener. Mucha, muchísima acción, personajes idílicos y una muy buena realización que ha aportado un nivel de calidad —técnica— que sinceramente, llevaba tiempo sin ver. Me ha enganchado, la he disfrutado y he terminado satisfecho tras ver todos y cada uno de estos doce primeros episodios.

El entramado responde muy bien a la hora de captar la atención del espectador, llevándolo por un camino plagado de tramas individuales, en las que la traición, la conspiración y los sentimientos están muy presentes. No sólo eso, sino que nos ha sentado a ver un futuro en el que los seres humanos de otro planeta, provenientes originalmente de la Tierra, se revelan contra ésta.

aldnoah-zero

Hay hay guerra, hay magia y hay, también, mechas. Aldnoah.Zero tenía todos los ingredientes para crear la mejor de las bombas de relojería. Pero les ha explotado en las manos.

Y no son las manos de nadie más; son las suyas, las de un equipo de producción incapaz de coger una buena idea y terminar de darle la forma adecuada, de ponerle el broche. No sé si la culpa es de esa necesidad imperante de meter japonesadas con calzador, o de que han tirado, a lo largo de la serie, por la vía fácil a la hora de suplir ciertas carencias del guión.

He disfrutado mucho de Aldnoah.Zero, ya lo he dicho. Pero ni en esta vida ni en ninguna otra conseguirá todo lo que podría haber conseguido. No puedes pretender hacer una producción seria si ni siquiera te tomas en serio a ti mismo y llenas la serie de estereotipos que simplemente, sobran. Y me toca las narices, igual que tampoco se ha sabido llevar a cabo en Zankyou no Terror, que en Japón no sean capaces —a veces— de hacer un anime adulto de principio a fin.

aldnoah-zero-1

Sin la niña insoportable de turno, sin conversaciones carentes de sentido, sin cambios de humor, sin cosas que, en resumen, no vienen a cuento. Del mismo modo que no puedes hacer una meada fuera del tiesto cada vez que no sabes por dónde tirar. Porque te estás meando en el guión, y eso, no sirve.

Pequeñas cosas, sí es verdad, que hacen que Aldnoah.Zero pase de ser un anime excelente a un anime simplemente bueno. Veremos qué tal se les da eso de la coherencia en la segunda temporada.

Amigo de lo ajeno y pillado con las manos en la masa, por eso me echaron de aquí.




“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.