Análisis: ‘Theatrhythm Final Fantasy: Curtain Call’

Un "teatrillo" más completo

Deculture.es fue el primer medio en todo el mundo en adelantar la llegada a Europa de Theatrhythm Final Fantasy: Curtain Call, una aventura musical que reinventa y supera con creces a su predecesor, ofreciendo nuevos retos, rebalanceando sus opciones de juego y permitiendo partidas mucho más satisfactorias tanto para recién llegados a este peculiar género como para los más novatos. Por supuesto, ser fan de la franquicia más célebre del mundo de los JRPGs permitirá disfrutar mucho más de esta aventura que, al fin y al cabo, no está destinada a más gente que aquella que desde hace años ha vivido, sentido y escuchado una y otra vez la reinvención y evolución de esa “última fantasía” que Square-Enix (entonces Square) sacó al mercado en 1987 para escapar de la bancarrota.


Sexo y drogas y rock and roll, que nos decía Ian Dury, sin apenas percatarse de que describía a la perfección la naturaleza del ser humano: reproducirse, tener sus pequeños vicios y disfrutar de la música y el ruido que acompañan desde el primer segundo de nacimiento. Si trasladáramos esta frase al mundo de los videojuegos sin duda obtendríamos una que describiera la necesidad del jugador y la jugadora por tener nuevas entregas de esa franquicia que adora, poder darse el capricho de jugar a este sano vicio llamado videojuego y, por supuesto, deleitarse con las piezas musicales que lo acompañan.

Desde que el homo sapiens es homo sapiens, el arte de las musas ya acompañaba y daba sentido a la vida de nuestros antepasados. Puede que fuese un concepto rudimentario y primitivo en comparación con la definición que hoy día heredamos de la Antigua Grecia, que careciera de ritmo, armonía y melodías coherentes, pero entonces tan solo bastaban la voz humana y la percusión corporal para realizar actividades que incluso cometemos hoy en día: relacionarse, identificarse dentro de un grupo, transmitir un mensaje e incluso como elemento de distracción y ocio.

theatrhythm-final-fantasy-curtain-call-46

La importancia de la música en la industria de los videojuegos ha llevado a que un mero apartado sonoro compuesto por ruidos emitidos por un chip haya terminado por convertirse en todo un arte arte que en muchas ocasiones ha logrado destacar incluso por encima de los personajes y la historia de un videojuego. No en vano la elección acertada de un tema específico para un momento concreto logra crear una sensación de atmósfera que ayuda al jugador o jugadora a adentrarse con facilidad en ese universo que se nos intenta mostrar. Una visita a través de los oídos que en muchas ocasiones parece acariciarnos y que no pocas veces nos ha hecho derramar más de una lágrima.

Si de algo puede presumir la franquicia Final Fantasy, más allá de haber creado el género JRPG y haberlo popularizado en todo el mundo, es de contar con una banda sonora fascinante. No importa que no seas de clásicos, que detestes Final Fantasy VII con toda tu alma porque tu orgullo necesita que la magnificencia de la sexta entrega principal se vea inmaculada, o que incluso Final Fantasy XIII te haya podido defraudar. Porque la banda sonora que acompaña a esa entrega que juraste no rejugar nunca más, en líneas generales, sí ha logrado tocarte la patata. Y aunque lo niegues, en el fondo sabes que es verdad. Porque nuestro orgullo no puede frente a la magnificencia y perfección de temas como Blinded by light.

Square-Enix, siendo totalmente consciente de esto, decidió en febrero de 2012 sacar en Japón un título bautizado como Theatrhythm Final Fantasy (シアトリズム ファイナルファンタジー), donde los principios fundamentales de la melodía, la armonía y el ritmo se convierten en el motor y en los indiscutibles protagonistas del juego. Y pese a que yo fui en su día de los primeros detractores de la idea, he de admitir la derrota: he caído en las garras del teatrillo, y con él me siento flex. Al fin y al cabo estamos ante un spinoff que no empaña la línea principal y que nos trae lo mejor de esta y de productos derivados: la magnífica banda sonora, muchas veces orquestada, que los acompaña.

theatrhythm-final-fantasy-curtain-call-29

El 29 de septuembre de 2014 llegó a Europa su secuela, Theatrhythm Final Fantasy: Curtain Call (シアトリズム ファイナルファンタジーカーテンコール ), un título mucho más completo que nos llega de la mano de Indieszero Corporation.

Las mecánicas de Theatrhythm Final Fantasy: Curtain Call son las mismas que las de su predecesor, donde los jugadores tendrán que utilizar el puntero de la Nintendo 3DS para para deslizarlo, presionar o pulsar sobre la pantalla en respuesta a los indicadores que irán apareciendo y que están relacionados con el ritmo de la canción reproducida. También puede usarse un combo de pad deslizante / botones de acción y puntero, o bien usar el botón deslizante / botones de acción. Una alternativa cómoda como el uso de la cruceta no es posible, aunque personalmente prefiero el uso exclusivo del puntero. Además, existen tres modos de dificultad, que van desde el más bajo , donde se sigue un ritmo constante que no suele variar; hasta el más elevado, donde la velocidad exige un buen pulso y tenerse memorizada la canción para poder seguir el ritmo que impone la música.

Rinoa-Theatrhythm-Final-Fantasy-Curtain-Call

Un fallo de coordinación a la hora de pulsar la pantalla con el puntero dañará la barra de salud del equipo, formado por cuatro héroes de la franquicia Final Fantasy que están destinados a explorar caminos lineales y combatir contra monstruos al ritmo de la música con el fin de mantener la eterna lucha de la luz y la oscuridad, del bien contra el mal, manteniendo así el equilibrio entre yin y yang.

Una de las peculiaridades del juego es la de poder escoger de entre una lista que héroes procedentes de distintos videojuegos de la franquicia, sumado a la posibilidad de ir desbloqueando otros conforme se vayan recogiendo cristales de distinto color. Cada héroe es capaz de ir aprendiendo distintas habilidades y hechizos, aportando así un toque de estrategia a las batallas musicales.

En el teatrillo original uno podía encontrarse frente a un problema importante: si se es hábil y se tiene gran destreza a la hora de seguir el ritmo de una canción, se podían ignorar por completo los elementos JRPG del juego, restándole así parte de su encanto. En Theatrhythm Final Fantasy: Curtain Call, con el modo Quest Medleys, los veteranos al menos son tentados a considerar qué héroes formarán equipo antes de cada batalla, a racionar los objetos y a equipar cuidadosamente a los héroes con las cartas idóneas para así poder hacer frente a un viaje compuesto por varios niveles y caminos que acaba siempre en una mazmorra donde espera un jefe y, con ello, una batalla musical complicada. No desesperéis quienes leáis estas palabras y seáis novatos en el género, pues Quest Medleys comienza con niveles de dificultad bajos para que os vayáis familiarizando con el funcionamiento de este modo de juego.

Además, este nuevo modo hace más accesible el juego al contaro con misiones de duración diversa (corta, media y larga), siendo el remedio ideal para ese breve (o largo) tiempo diario dedicado a la procrastinación. Y si aún así tenemos ganas de una partida rápida también podemos escoger el modo principal, Music Stages, para echar una batalla rápida escogiendo nuestra melodía favorita de entre un repertorio musical realmente generoso. Dile adiós al prospecto del champú durante esos momentos de reflexión, a veces realmente duros, en el cuarto de baño.

Theatrhythm-Final-Fantasy-Curtain-Call-E3-2014-(9)

El Versus Mode es otra de las novedades de Curtain Call, que viene a ser un refrito del modo Music Stages, no sin novedades. Los jugadores deberán luchar, bien contra otros jugadores de manera local u online, bien contra la IA para ir ascendiendo de rango. La principal característica que diferencia a estas batallas de las que tenemos en Quest Medleys se denomina EX Burst. Al ir encadenando correctamente los ataques, el medidor de EX Burst se irá rellenando, y al alcanzar el 100% causaremos un estado negativo y aleatorio en nuestro oponente que dificultará en mayor o menor medida su concentración. Un aviso: Cuidado con los jugadores en nivel 99 si acabáis de empezar a jugar. En este caso no habría estado mal algún sistema de emparejamiento de jugadores de similar rango o experiencia de juego para no frustrar al novato que decide adentrarse por primera vez en los combates en línea.

Sea contra jugadores humanos, IA o jugando a los modos para un solo jugador, tendremos suficiente contenido como para estar entretenidos una larga temporada, pues son más de 200 canciones las que componen la banda sonora y jugable de Curtain Call. Además, la lista no solo se centra en los títulos principales y ampliamente conocidos, sino que también podremos disfrutar de las melodías de joyas como Final Fantasy Mystic Quest o de productos audiovisuales como Final Fantasy VII: Advent Children. Por si fuera poco, se barren de la lista aquellas canciones de relleno que vimos en el primer teatrillo (preludios, outros, etc.) y que aportaban monotonía al juego.

theatrhythm-final-fantasy-curtain-call-30

Theatrhythm Final Fantasy: Curtain Call también cuenta con una lista inicial de canciones más equilibrada y variada. Ofreciendo tanto temas sencillos para novatos como algunos más acelerados para los veteranos, y permitiendo desde un principio escoger entre tres niveles de dificultad para cada uno de ellos. Esto también rompe con lo visto en el primer teatrillo, puesto que en el original se nos obligaba a completar los niveles más sencillos para tener acceso a los de mayor dificultad.

Pese a contar con el mismo sistema de juego, Theatrhythm Final Fantasy: Curtain Call supera con creces a su predecesor, dejándolo obsoleto. El nuevo teatrillo cuenta con más de 200 temas musicales, varios modos de dificultad y diversos modos de juego adaptables tanto a partidas rápidas como duraderas, convirtiéndose de este modo en un título a tener en cuenta tanto por fans de Final Fantasy como por los amantes de los juegos de ritmo musical.

8
Theatrhythm Final Fantasy: Curtain Call (3DS)
Lo mejor
  • Excelente selección musical de la banda sonora de la franquicia Final Fantasy.
  • Adaptable tanto a partidas breves como a aquellas de mayor duración.
  • Muy superior a su predecesor.
Lo peor
  • Se echa en falta la posibilidad de jugar con la cruceta tradicional.
  • No existe en el modo online un sistema de emparejamiento con rivales de nivel o experiencia similar.
  • Un juego tan completo no necesita DLC.



  • Rodrigo Vicentollo

    Vueve a llegar completamente en inglés, ¿no? No es sea algo que me vaya a echar hacia atrás a la hora de comprarlo, pero sería un detalle que Square Enix respetase un poco más a los seguidores españoles. (Ya llegó en inglés el primer Theatrhythm y Kingdom Hearts 3D)