‘Boku no Hero Academia’, lo que asoma por la Shonen Jump

Una de las series que apuntan alto de cara a los próximos meses

Hace pocos días, sufrimos una enorme pérdida. Uno de los grandes de la tríada capitolina del mundo otaku nos abandonaba y dejaba a sus seguidores con esa sensación de que un capítulo de sus vidas se cerraba al mismo tiempo que lo hacía la popular serie.

Efectivamente, estoy hablando ni más ni menos que de Naruto. Pero no es momento de llorar su pérdida. Tampoco voy a realizar una crítica sobre su final o realizar una visión transversal de la serie completa. Lo que busco aquí es ayudaros a llenar ese posible vacío emocional, esa sensación de “¿y ahora qué hago con mi vida?”.

Siempre puedes suplir esa falta con comida, pero lo que te voy a recomendar es mucho más sano y entretenido. Evidentemente, se trata de un nuevo manga. Un clavo saca otro clavo, ¿no?

Pero ¿a qué manga nos referimos? Primero, me gustaría enseñaros una imagen que se ha convertido en un fenómeno viral en Internet, tocando la fibra más sensible de todos los seguidores de Naruto:

boku-no-hero-fan

La viñeta, realizada por un fan

En ella, vemos como un Naruto adulto pasa el relevo a un joven desconocido: “now it’s up to you”, le dice (“ahora queda en tus manos”). Un par de viñetas más tarde, Luffy señala que el chico “it’s gonna be big”, es decir, “que llegará alto”. Al final de la imagen, vemos una conmovedora foto: unos aún niños Naruto, Luffy e Ichigo (la tríada del inicio) acompañados por el protagonista de la infancia de muchos, Goku. Pero ¿quién es este joven desconocido que alguien se atreve a meter dentro de semejante círculo?

Su nombre es Izuku Midoriya, principal protagonista de un manga estrenado recientemente en la Weekly Shonen Jump, llamado Boku no Hero Academia o en otras palabras, “Mi academia de héroe”. Su creador es Kohei Horikoshi, autor de otros manga como Sensei no Barragen u Omagadoki Dōbutsuen.

Ambientada en un Japón actual, nos encontramos con un mundo que parece sumido en una fiebre por los superhéroes y los villanos. Y es que, desde hace varias generaciones, las personas empezaron a nacer con un poder al azar, que puede ir desde hacerse gigante hasta controlar las llamas. Y nuestro protagonista es una de esas pocas personas que han nacido sin poder. Pese a todo, él sueña con ser un superhéroe y hará todo lo que sea posible para serlo. Su primer paso para lograrlo: entrar en la Academia de superhéroes más prestigiosa del mundo.

A priori, se trata de un argumento poco original, y en cualquier caso no es momento de buscar sucesoras directas de Naruto. Sin embargo, sí que existen algunos aspectos que juegan a su favor para convertirse en una de las nuevas “grandes” de la Jump y que me gustaría señalar.

Uno de esos aspectos, es que su protagonista, Izuku Midoriya, comparte ciertos rasgos comunes con el gran Naruto. Bueno, en realidad sería más correcto decir que cumple los requisitos estándares de cualquier buen protagonista masculino de un manga shonen. En los primeros capítulos, Izuku es presentado como lo que los anglosajones llamarían un good-for-nothing, es decir, un completo inútil. Por su falta de poder, todo el mundo lo desprecia y se ríe tanto de él como de su sueño. Sin embargo, pronto este pequeño aspirante a héroe nos demostrará que tiene lo que se necesita.

El paralelismo con los primeros pasos de otros protagonistas de otras series es evidente, por ejemplo, con la también recientemente acabada Shijo Saikyo no Deshi Kenichi (traducido grosso modo como “Kenichi, el discípulo más fuerte”) o con la por desgraciadamente cancelada Mx0. Y sin tener que irnos mucho más lejos, seguro que todavía pervive en la memoria de todos aquel Naruto incapaz de realizar el más simple jutsu y despreciado y temido por toda la aldea.

Además, siguiendo con el arquetipo del buen protagonista, Izuku posee una habilidad oculta, fuerte y brutal, a la que puede recurrir en momentos de crisis, sobre la que carece de control alguno y que debe aprender a usar poco a poco. Vaya, que estamos hablando de su propio kurama.

Y como cualquier personaje principal que se precie, Izuku tiene un gran sueño que desea cumplir y que ya desvelábamos más arriba: convertirse en un gran superhéroe. Para lograrlo, deberá esforzarse con toda su alma, superando las adversidades que el destino pondrá ante él. No deja de ser esta sino una de esas ya mencionadas características básicas que comparten de forma transversal casi todos los protagonistas de este tipo de manga: Luffy sueña con ser rey de los piratas y Naruto deseaba convertirse en hokage y ambos dan lo mejor de sí mismos para conseguirlo.

En lo que respecta a los personajes secundarios que acompañarán a Izuku en su aventura, hemos de señalar que, pese a que no son nada que se salga del marco (por ejemplo, el rival que poco a poco se irá convirtiendo en amigo o la chica de la que se enamora el protagonista pero que ella solo ve como amigo), encontramos alguno que otro con bastante carisma y que nos hará soltar una buena carcajada, poniendo el toque cómico que no puede faltar.

En resumen, dejando de lado cualquier crítica que queramos hacer sobre su originalidad, Boku no Hero Academia tiene todos los elementos y el potencial para convertirse en una gran serie. Su argumento está bien planteado y es muy interesante, los personajes dejan entrever una profundidad psicológica que permitirá la evolución de los mismos hacia personalidades complejas y no se quedarán encerrados en los arquetipos.

Por supuesto, esto solo es una primera impresión. Ahora todo queda en manos del autor. ¿Alcanzará el Olimpo o se quedará en el mundo de los mortales? Tan solo el tiempo y las Parcas saben la respuesta.

My Hero Academia


my-hero-academia

My Hero Academia (僕のヒーローアカデミア) es un exitoso manga de acción de la Shonen Jump que cuenta con autoría de Kohei Horikoshi. Su adaptación a anime comenzó durante el año 2016 con una temporada de trece episodios y ya cuenta con una segunda en camino. En España, Planeta Cómic se encarga de su publicación, que se iniciará en octubre de 2016.

La obra nos narra la historia de Izuku Midoriya, un chico sin poderes en un mundo en el que las individualidades son de ocurrencia común. No obstante, eso no le impide luchar por su sueño de ingresar en la academia U.A, donde sólo los que tienen la madera de ser los mejores superhéroes pueden acceder. ¿Será capaz, con la ayuda de su ídolo All Might, de ingresar en la academia y convertirse en un verdadero héroe?





“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.