‘Mangafest 2014’ y el aforo máximo permitido

Un problema que nos afecta a todos

cola-evento

La celebración de la tercera edición del Mangafest, el Festival de Videojuegos y Cultura Japonesa de Sevilla, ha levantado nuevamente una polémica relacionada con este tipo de eventos que, ni es nueva, ni va a ser el último caso que se de. Nuevamente, debido al aforo máximo permitido, un evento se ha visto obligado a cesar la venta de entradas para el sábado 22 de noviembre e impedir la entrada a todo aquel que, con entrada o sin ella, intentara acceder al Palacio de Exposiciones y Congresos de Sevilla (FIBES), lugar de celebración del evento. Cabe destacar que lo que aquí quiero reflejar no es sino una opinión personal basada en la recopilación de datos, opiniones de personas de confianza, contrastadas con el comunicado oficial. Un compañero de Deculture estuvo presente en dicho evento y pudo aportar un comunicado ofrecido por parte de la organización, pero como servidor no pudo asistir, no profundizaré allá donde no debo.

El aforo máximo para un evento es un asunto que se lleva mirando con mucha más lupa desde la desgracia ocurrida en el Madrid Arena. Antes de aquel fatídico incidente muchos de los asistentes a eventos que movían masas de personas éramos testigos del gran apelotonamiento y sensación de agobio que se respiraba en ciertos días. Quienes hayan asistido al Salón del Manga de Barcelona (época de La Farga) durante los días más frecuentados sabrán de lo que hablo. Esta medida, si bien puede fastidiar a muchos, es totalmente necesaria para velar por la seguridad de todos y cada uno de los asistentes a un evento. Solo faltaría que ocurriese alguna desgracia con víctimas mortales para que esta afición vuelva a ser vapuleada por los medios más sensacionalistas, aunque en catástrofes así no es más importante el prestigio de una afición que la propia vida humana.

La organización de un evento ha de cumplir a rajatabla el aforo máximo permitido en base al espacio disponible para la celebración del mismo, y planificar en consecuencia el número de entradas que se pueden vender cada día, sumando las adquiribles tanto vía online como a través de taquilla. En un evento como Mangafest, con su tercera edición celebrada, se puede pecar de ingenuidad por parte de la organización, de estar aún en el proceso de forja, pero ello no le libra de la responsabilidad de garantizar que todos aquellos que hayan adquirido su entrada puedan entrar al evento. Porque Sevilla no es una ciudad pequeña, tampoco es una ciudad poco influyente, y con esto sobre la mesa era evidente que un evento que en sus dos ediciones anteriores haya podido tener más aciertos que errores iba a atraer a un mayor número de personas. Hay quienes me han asegurado que a buena hora de la mañana ya había una cola de más de mil personas para un aforo de cinco mil, no es un dato que pueda contrastar, solamente puedo extraer de ahí que desde primera hora ya se veía a muchas personas. Algunos hablan de pase, de perdonar, pero la opinión popular es, y ha de ser, contundente, siempre desde el criterio y nunca desde la rabia, no solo para defender a los afectados sino también para fomentar y demandar eventos que ofrezcan un mínimo de garantías.

Ya se sabe el dicho, más vale prevenir que curar, y aunque no haya maldad ni codicia por parte de la organización del evento sevillano o cualquier otro, cosa que nunca se ha puesto en duda, cuando hay dinero de por medio la planificación, la prevención, son sagrados. Porque la gente no perdona, y está en su derecho de no hacerlo sobre todo si viene de fuera de la ciudad, habiendo realizado un gasto adicional en transporte y, quizás, en alojamiento no reembolsables. La lupa es y ha de ser implacable, y errores de este tipo, afecten a veinte o a mil personas, desatan una tormenta que dejará una mancha que solo podrá ser borrada con una labor impecable en futuras ediciones. Los eventos no los organizan máquinas, sino humanos que pueden cometer errores, y puede que en la organización no tuvieran prevista la llegada de tantas personas, pero en una España como la de hoy en día, donde el dinero no sobra precisamente y la ilusión de la gente ya está de por sí herida, habría sido mejor cortar la venta de entradas con mayor antelación, avisando previamente de esta posibilidad a quienes decidan desplazarse desde otras ciudades para asistir al evento, garantizando tanto la entrada a todos aquellos que ya contaran con su pase como un servicio de atención a los afectados. Tengo conocidos que salieron del evento para comer fuera, que se les prometió que podrían volver a entrar, y que al regresar se encontraron con la imposibilidad de acceder al recinto.

El afectado también ha de ser ejemplo de una actitud responsable, crítica pero responsable. No es de ningún modo aceptable es que las víctimas de este tipo de incidentes se sumen a una actividad violenta, muchas veces fomentada por quienes aprovechan estos incidentes para intentar colarse en el evento sin tener entrada, donde se dan insultos, agresiones verbales, y empujones para romper el orden de entrada y salida. Esta es la otra cara de la moneda que tuvieron que sufrir los colaboradores, que no organizadores, del Mangafest, según cuenta uno de ellos en este artículo. Ante casos así, es recomendable que los verdaderos afectados se separen de los violentos e incluso les recriminen su actividad. Es tan fácil como tomar de ejemplo a aquellas manifestaciones nacionales pacíficas que se desmarcaron de los más radicales para que su voz y su crítica no se viera mancillada por una actitud destructiva, porque actos así también pueden traer consecuencias nefastas para eventos no tan masificados, y muchas veces, “en caliente”, no somos conscientes de ello.

De vuelta al cauce del río, insisto en que la problemática del límite de entradas para un evento no es algo aplicable exclusivamente al evento sevillano, de hecho algo similar se ha vivido este fin de semana en el Salón del Manga de Valencia, y también se ha dado en los últimos años en otros eventos celebrados por el país. Por tanto, es algo a tener en cuenta por parte de otras organizaciones que tengan en mente la celebración o inauguración de un evento o jornadas. Porque las personas no son números, y eso hay que tenerlo siempre claro.

Por su parte, la organización del Mangafest 2014 ha anunciado que reembolsará el precio de la entrada a aquellos que la adquirieron y no pudieron acceder al recinto el día del incidente.

Aquellas personas que no hayan podido acceder al recinto y que contaban con entrada comprada podrán solicitar la devolución íntegra de la cuantía. El procedimiento para solicitar las devoluciones se realizarán en los próximos días. Toda la información se podrá conocer en la página web de Mangafest, Mangafest.es.




  • Jurguen

    En Getxo (Bizkaia) paso algo parecido, no a tal extremo por que si que dejaron de vender entradas, pero unos 10 minutos despues de abrir el Salon las entradas ya estaban agotadas. Por que siguen con una carpa enanisima que trae a mucha gente. Cuando años anteriores habia incluso dos carpas y no iban ni la mitad de las personas.

  • xtinx

    Y las personas que accedimos una hora y salimos a almorzar no tenemos también derecho a la devolución? Me parece muy mal, porque yo perdí un día en Sevilla, cuyo transporte me costó 15 euros. Pero sin duda, lo que más me molestó fue la pérdida de tiempo que supuso tener que estar allí todo el día en plena época de exámenes.

    Por mi parte, creo que se acabaron los salones manga que no se celebren en mi localidad, porque encima que compras la entada anticipada para evitar todo tipo de problema luego te encuentras con estas cosas y encima te tratan como te tratan luego.

    • marosar97

      q yo sepa devuelven el dinero a todos. ya q mucha gente se vió en ese caso
      por mi parte solo dure una hora dentro, sali porq un chico se encontraba mal y no pudimos volver…
      con respecto a la comida, siempre veo conveniente llevar de casa un bocata, asi evitas q suceda otra vez.

      • xtinx

        llevaba bocatas, pero tenía que ir a recoger a mis amigos de Málaga. Además, lo de los bocatas no tiene nada que ver, con la entrada va también la posibilidad de entrar y salir cuando quieras.

        Y en el comunicado dicen que devolverán el dinero a los que no pudieron entrar. Que nos lo devuelvan a los que entramos un rato y no pudimos volver está por ver porque no tenemos forma de demostrar que no estuvimos dentro todo el rato y tendrían entonces que devolvérselo a toda persona con entrada que reclamase (independientemente de si pasaron o no el día dentro del recinto).

  • Manu-G

    Sobre el Japan de Valencia puedo asegurar que no fue falta de planificación de la organización como si de mala gestión por parte de Feria de Muestras.
    La información del movimiento de gente (la que sale por la que entra) se hacía con mucho retraso (gestionado por personal y seguridad del recinto) y tuvo que ir parte de la organización a gestionarlo ellos directamente.
    Y si bien, no se cual es el cupo máximo de gente por los metros contratados, no me dio la sensación de que estuviese lleno (pero vaya, nosotros estábamos expuestos en la zona con mayor espacio, igual era una percepción errónea).

  • Isabel Reguera

    Cierto todo lo que dices, esto tipo de circunstancias no debería pasar y puede que sea por falta de conocimiento que se ha llegado a este extremo pero en este país desgraciadamente o no llegamos o nos pasamos. Yo sólo conozco los eventos de Madrid y conozco casi todos los recintos en los que se celebran salones y exposiciones y sí os puedo decir que calcular de forma general un aforo es un error, mas que nada porque cada edifico y zona es diferente.
    Por poneros dos extremos…, el Madrid Arena es un ejemplo de peligro total, tiene sólo una salida de emergencia que encima está situada el piso superior al de la pista general de eventos a donde sólo se puede acceder por otras dos escaleras, una mecánica y otra normal a la que se accede por un pasillo estrecho. También está la puerta de acceso de mercancías pero no hay nada más. Eso implica que las maneras de evacuar gente sean casi nulas, ya no digo si alguien entra en pánico. El fin de semana pasado estuve en el GP de Magic The Gathering (donde también hubo polémica porque no se dejó entrar a la gente ya que el aforo calculado se había superado sólo con los jugadores del torneo oficial) y os puedo asegurar que si llega a haber habido alguna circunstancia de peligro, alguien habría resultado herido (pese a sólo haber unas 2000 personas dentro) por cómo está diseñado el edificio. De hecho, mi sensación al entrar a la pista fue de agobio y siempre que podía subía al nivel de la calle…
    Otra cosa es el palacio de Cristal, donde últimamente se están celebrando los Salones del Manga, Cómic, Expomanga y demás… El piso donde se encuentran los stands tiene todo un ventanal abierto a la calle y, en cada planta hay puertas de salida de emergencia, además consta de 2 escaleras laterales de emergencia con lo que la evacuación de ese local es mucho más sencilla.
    Ante esto yo me pregunto ¿por qué el aforo se calcula de la misma manera? Hemos pasado de estar apiñados a casi ni poder encontrarnos cuando yo creo que en el medio está la virtud. Es sólo mi opinión, pero creo que cada evento y recinto deberían tratarse de forma independiente y no me parece justo que paguemos unos por la despreocupación o exceso de celo de otros…

  • Khaelish

    Me gustaría expresar mi opinión con respecto no solo este sino a todos los salones que están habiendo y hay el problema del aforo desde el Madrid Arena.

    Primero comento sobre los organizadores. El fallo mas gordo que han cometido, pero enorme en mi opinión, es hacer que las entradas anticipadas online del sábado y domingo no tenían día en la entrada. He leído que ponía entrada de un día por lo que te vale para los dos, así que es normal que se agolpen mas gente de la cuenta fuera con entrada si todos se les ocurre ir el sábado aunque su entrada valga para el domingo también. Y haciendo eso, ¿como pueden controlar la venta de esas entradas? Siempre habrá mas de la cuenta porque lo mismo la tienen contabilizada para el domingo cuando vas el sábado.

    Segundo para las personas que esperaban fuera. Leyendo un articulo que lo escribió un colaborador y no una persona que organice todo esto, explicaba que la gente intentaba entrar por la salida impidiendo salir a los de dentro. A ver, si quieres entrar deja salir….. Y por comentarios en facebook que he leído que dicen que es justificable su anticivismo… no tiene perdón. Yendo con esa actitud no podéis culpar solo a Mangafest porque también habéis sido culpables en que se montara ese enorme tapón y acabara llamándose a la policía.

    Por ultimo porque no no voy a decir todo lo que veo mal porque seria enorme el comentario solo expongo esta pregunta, a todos los que se quejan de la organización responderme, ¿como podéis limitar un evento que continuamente la gente sale y entra y no sabéis a un 100% si volverá (este es el mayor problema con la venta de entradas)? Suelen seguir dando entradas para que el pabellón no se quede vació todo el día porque para eso pueden meter a alguien que lo mismo solo quiere estar un par de horas y se acabo, mientras que de la otra forma perderían a ese cliente tanto el evento como las tiendas de dentro. Por eso yo cuando quiero estar todo el día me llevo mi comida y así evito problemas ya que no salgo y un bocadillo no cuesta nada.

  • PigSaint

    Yo fui uno de los ingenuos que se gastó 30€ en el viaje sin ni siquiera llevar entrada. Nada más llegar me quedó claro que no iba a entrar, pero me quedé charlando con la gente que estaba en aquella cola que no avanzaba. Hasta 12 coches de policía entre nacional y local e incluso un furgón blindado aparcaron dentro y fuera de la puerta del recinto. Eso sí, ambulancias ninguna, que yo viese. Hubo malestar y algunos insultos lanzados al viento (lógico y justificado), pero al menos hasta que me fui no hubo actitud violenta ni por parte de la policía ni por parte de los asistentes. Es más, la actitud de la gente fue incluso festiva, dentro de la decepción de no poder ni entrar.

    • chibisake

      A los colaboradores, según el artículo que enlazo, hubieron personas que les tiraron cosas e incluso escupieron. Esa gente forma parte de la supuesta masa que “presionaba” para ver si se podían colar.

      • PigSaint

        Reprobable y lamentable, pero invisible a ojos de la mayoría. En la entrada, dentro de la puerta, había un gran tapón y nadie podía ver nada.

        La incertidumbre era enorme.

        Una colaboradora del evento fue tan amable (y valiente) de salir a explicarnos personalmente la situación, pero no pudo añadir si esperaban poder solucionarla y mucho menos cómo podía haberse llegado a esa situación, más creible de eventos con entrada gratuita, donde el control del aforo es más difícil. Nadie insultó a esta chica ni le tiró nada (delante mía, al menos… y que ni se les ocurriese). Y me consta que la gente estaba muy enfadada. Sólo había que mirarles las caras. Y ella estaba sola, a tres pasos de decenas de personas, completamente rodeada, y medía metro y medio como mucho. Estaba visiblemente nerviosa por lo ocurrido (se le notaba mucho además en la voz), lo que generalmente contribuye a un ambiente más violento (las masas suelen envalentonarse cuando ven muestras de debilidad). Y sin embargo no pasó nada. De hecho, vi a esa misma chica más tarde salir del recinto, totalmente ilesa, ya vestida con ropa de calle.

        Creo que la actitud de los decepcionados asistentes que pasaron el MangaFest en un patio tuvieron una actitud mayoritariamente ejemplar. Pienso que este mismo conflicto en un concierto o un partido de fútbol habría acabado muy mal, y el desproporcionado despliegue de la policía me hace pensar que en realidad era un protocolo más lógico de lo que yo creía hace 24 horas. Para que luego digan de nosotros y nuestras aficiones.

  • Juanma Reinol

    Yo no vi ningun acto violento ni desde la policia ni desde los miles de afectados. Que si hubo algun echo aislado? No lo se, pero yo pase alli muchas horas esperando poder entrar y no vi ningun altercado mas alla de cantos y quejas de miles de personas indignadas y desesperadas. La policia, algo desproporcionado decian algunos, pero necesaria ya que aquello era un polvorin que gracias a Dios no llego nunca a explotar.

  • Juan Fran

    Creo que es tan sencillo como abrir otro pabellón para mangafest en FIBES, soy de sevilla, y he ido muchas veces al Palacio de Congresos y Exposiciones y puedo asegurar que no es pequeño, se puede abrir perfectamente otro pabellón como hicieron en el Salon del Manga de Barcelona 2013, lo que pasa que aqui en sevilla…pasa lo de siempre, los directivos y organizadores, la mayoiria ni les interesa nada del mundo relacionado con lo que se ofrece en estos certamenes no invierten bien y se quedan corruptamente con dinero ofreciendo una convención que, despues de que hay un gran numero de aficionados (como se puede ver claramente xD) se lleven una decepción por ver solo tiendas de materia manga-ánime y cuatro ñoñerias y lo demas todo en videojuegos que casi mejor yo le llamaran “Gamefest” aunque esto es otro tema, o una mala gestión de los recursos y suceda lo que aqui vemos claramente, un colapso, por que desgraciadamente no saben ni se preocupan por investigar como va la actualidad o la moda y la actividad de los seguidores del mundo el cual intenta ofrecer este tipo de eventos.

    • Vasallus

      Lo del tema del pabellon se esta debatiendo, lo que pasa que el festival no cuenta con ninguna fuente de ingresos, me refiero en plan ayuntamiento y cosas asi. Pero de todos modos lo de un segundo pabellon se esta replanteando bastante, y mas con la subida tan explosiva de visitantes, que sinceramente, no esperabamos tanto. Estoy seguro que el año que viene se hará mejor y abra mas espacio, te lo dice uno que fue y es voluntario y conoce a los organizadores ;). yo creo que lo de este año ha sido malo, solo el sabado por que el viernes y el domingo fue bastante bien. Pero bueno, lo importante que no hubo herido, pero mas de un voluntario a tenido un ataque de ansiedad por las personas esas, pocas, no se cuanto que agredian, amenazaban,etc a compañeros mios. Pero bueno, se aprendera de esto y se mejorara seguro al 200% el año que viene. Somos un festival joven, cada año vamos madurando.

  • Yasu

    Yo viví esto en vivo y tengo una cosa que añadir al respecto:

    xd

    Y para los que, como yo, se gastaron su buen dineral en poder asistir:

    xddd