Takeshi Kitano declara que odia el anime, y en especial a Hayao Miyazaki

Aunque matiza que respeta el hecho de que sus película generen mucho dinero

takeshi-kitano

¿Os suena Takeshi Kitano? ¿No? Pues muy mal. Es uno de los directores japoneses más representativos del país. Nos ha dejado películas como Outrage, Dolls, Brother, El verano de Kikujiro, Boiling Point o Violent Cop, entre otras tantas, además de hacer las veces de actor. Si seguís sin caer igual os suena más por ser el presentador de Takeshi’s Castle, conocido en España como Humor Amarillo.

Pues bien, en una entrevista a un periódico francés ha declarado que no simpatiza demasiado con la factoría de animación japonesa. “Odio el anime, y en particular, odio a Hayao Miyazaki”, así de tajante se ha manifestado Kitano a la hora de referirse al anime. Eso sí, sobre Miyazaki matiza que “sus películas generan mucho dinero, eso lo respeto”. Hombre, pues qué bien.

Parece que al Michael Bay japonés —quitas las explosiones y metes yakuzas y disparos— no le ha sentado bien tanta violencia. ¡Cálmese, hombre!

Amigo de lo ajeno y pillado con las manos en la masa, por eso me echaron de aquí.




“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.