‘Thimbleweed Park’, sucesor espiritual de Maniac Mansion

Una aventura gráfica con el humor e ironía de antaño

Thimbleweed Park
Ron Gilbert y Gary Winnick, creadores de una de las aventuras gráficas más famosas de la industria de los videojuegos, nos sorprenden con el anuncio de Thimbleweed Park, una aventura point and click bidimensional a la que definen como el verdadero sucesor de Maniac Mansion. Lo de verdadero lo dicen porque, antes de la existencia de este proyecto, todos teníamos asimilado que el sucesor espiritual de MM era El día del Tentáculo (Day of the Tentacle).

El proyecto, que nos llevará de vuelta a 1989, año que dio comienzo a la edad de oro del género, necesita de financiación colectiva, y es por ello que los interesados tenéis hasta el 18 de diciembre de 2014 para aportar vuestro granito de arena a través de Kickstarter y ayudar a la causa. Lo mínimo que se puede aportar son 5 dólares, pero para obtener una copia digital del juego para PC (Windows, MAC, Linux), que estará lista para junio de 2016, la cifra asciende a 20 dólares.

El proyecto, que por lo poco mostrado parece tener muy buena pinta, se mantendrá fiel a los juegos de la época tanto a nivel jugable como gráfico. De hecho, sus creadores no quieren un juego “inspirado por” o que “rinda homenaje a” las aventuras gráficas clásicas, sino directamente crear una aventura como antaño que conserve el humor y la ironía característicos de las mejores aventuras gráficas que pudimos disfrutar en el pasado. A diferencia de El día del Tentáculo, donde se presentaba un juego bonito pero superficial, los creadores prometen un juego profundo, divertido y desafiante.

Los desarrolladores nos comentan que cuatro de cada cinco tentáculos prefieren Thimbleweed Park. Si queréis aportar vuestro granito de arena no tenéis más que clicar en el siguiente enlace.

 

Thimbleweed Park 01

Thimbleweed Park es la curiosa historia de dos detectives arrastrados a investigar la aparición de un cadáver en el río, a las afueras de la ciudad. Se trata de una aventura en la que el jugador podrá intercambiar entre cinco personajes jugables mientras descubre el oscuro, satírico y extraño mundo de Thimbleweed Park.

Perdida junto a un estrecho y polvoriento tramo de la autopista, la ciudad de Thimbleweed Park contó una vez con un lujoso hotel, un centro lleno de vida y la fábrica de almohadas más grande de todo el estado. Ahora, solo queda una ciudad eclipsada por el olvido que continúa existiendo sin motivo real alguno. Una ciudad que pone la piel de gallina, un lugar que nadie busca pero con la que todos parecen encontrarse.

No muy lejos de la ciudad, Delores y sus hermanos se reunen para recibir la lectura del testamento de su tío, donde las puñaladas traperas, la intriga y la resolución de puzles no conoce fin. ¿Qué tiene esto que ver con el cadáver encontrado bajo el puente? Buena pregunta.

En los amplios terrenos de circo abandonados, Ransome el Payaso cae víctima de una maldición y no puede quitarse su maquillaje. ¿Cómo llegó a esta situación? ¿Cómo se librará de ella? ¿De verdad querrá deshacerse de su maquillaje? ¿Y qué pasa con el cadáver hallado en el agua? ¡Quién sabe!

Mientras tanto, en la planta 13 del Hotel Edmund, Franklin se despierta sin tener ni idea de cómo llegó hasta allí. Pero esa no es la parte más extraña. Lo extraño es que él está muerto. (spoiler: Él no es el cuerpo encontrado en las afueras de Thimbleweed Park) ¡Madre mía, pero qué lío! Que nadie entre en pánico, estamos tan confusos como vosotros.

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.




“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.