Hatred, o la pérdida del contexto

El juego de Destructive Creations lleva la violencia a un nuevo nivel

hatred

La industria del videojuego ha sido, desde siempre, foco de críticas en base a sus supuestos efectos negativos en el conjunto de la población, en un incesante ejercicio por dar la espalda a una forma de entretenimiento y desarrollo cultural —e incluso intelectual— a diferentes niveles del que la sociedad más retrógrada aún sigue haciendo gala cuando se le presenta la oportunidad. Y es que buscar culpables es algo muy ligado al sensacionalismo y al miedo irracional.

Juegos como Call of Duty o Grand Theft Auto son quizás los ejemplos más representativos de juegos violentos, con los que cualquier jugador ha convivido y que en mayor o medida son conocidos por personas ajenas a los videojuegos. Son y han sido, por tanto, objeto de crítica por distintos sectores del mundo moderno, que amparado en actos sangrientos —ocasionados mayormente en EE.UU. y con relación directa con la libertad de posesión de armas en el país— han señalado repetidamente a la industria del videojuego como promotor y causante de esa violencia.

Siguiendo con estos dos juegos, sería bastante fácil hablar de su objetivo como elementos de ocio. Call of Duty introduce al jugador en un ambiente bélico, en el que la misión a desempeñar frente al enemigo está bastante encasillada en un contexto histórico o meramente ficticio, siempre bajo el prisma del soldado como figura de acción ante un conflicto armado. Mejor o peor planteado, mejor o peor ejecutado, la consecución de misiones y objetivos de un Call of DutyBattlefield, o cualquier juego de guerra— no va más allá de dar la victoria a una facción del conflicto.

Grand Theft Auto puede ser tomado de muchas formas. Iconoclasta de la sociedad americana, culto a las gangs o una introducción al robo armado, GTA no es, en cualquier caso “un juego de matar”. El juego de Rockstar es de violento, pero también hace de la violencia su crítica y su forma de introducirse en un mundo —ignorado, por cierto; ningún crío se mete a una banda organizada o a vender o consumir droga por jugar al GTA— del que hace partícipe su trama argumental.

Para no irnos muy lejos me quedo con Rockstar, donde también tenemos juegos puramente violentos como Manhunt, basados en el hecho de matar al enemigo. Y hablo de Manhunt porque fue otro de esos títulos polemizados en la prensa por su complexión oscura; buena parte de los juegos van de acabar con una fuerza enemiga, sea matándola, apresándola o resolviendo un puzzle.

Una película snuff llevada al videojuego bajo un contexto: El de la supervivencia ante el enemigo y el de una trama que guiaba los hechos. Había algo por lo que luchar, unos motivos y una estrategia a seguir. Y llegados a ese punto de entendimiento, te puede gustar Manhunt o no: Tienes todo el derecho del mundo. También lo tienes a detestar, yo qué sé, Madworld, Wolfenstein o el Mortal Kombat.

Pero por mucho que los detestes, son juegos que tienen un porqué, un contexto que les permite desarrollar ese entorno violento y que lo justifica. No son matar por matar. El asesinato o la aniquilación puede ser el medio, pero en ningún caso el fin.

No ocurre lo mismo con Hatred, el juego del que llevamos unos meses oyendo hablar. Un título desarrollado por Destructive Creations que llegará en el segundo cuatrimestre de este 2015 a PC, y cuyo protagonista es un genocida que odia a la humanidad, y de ello hace su bandera y su causa. Su medio: Matar. Su fin: Matar. Y ya está.

El juego ya ha sido tachado, obviamente, de extremadamente violento. Fue retirado de Steam Greenlight —para volver días más tarde a la plataforma con disculpa incluida de Gabe Newell— y cada imagen o tráiler nuevo del título suscita más dudas acerca de su “moralidad”.

Creo que es absurdo hablar de censurar Hatred o impedir su llegada al público. Sería ilógico. En cualquier caso, con Hatred existe un problema en cuanto a establecer límites. El mundo del videojuego se ha caracterizado siempre por responder ante un fin que delimitaba claramente su actuación. “Hasta aquí”. Dudo igualmente que Hatred vaya a propiciar acto violento alguno más allá del que pueda generar cualquier otro juego violento. No es ése el problema. El problema es la pérdida total del contexto del juego, el matar por matar y el dejar totalmente de lado una razón de ser, una motivación.

Me parece repulsivo, falto de carisma y de alma. Un juego cuya premisa es la de encerrar al jugador en un mundo de devastación en el que juega únicamente a acabar con vidas humanas. Cuantas más personas mates y cuanto más te ensañes con ellas, mejor. Eso es algo que ningún juego venía promoviendo y que es totalmente innecesario. No aporta nada, ni al género ni a los videojuegos en general, y en cambio es una puerta abierta al “todo vale”.

Hacer videojuegos es un arte, y estos últimos años no han dejado de demostrárnoslo con obras de lo más variadas a nivel argumental y de mecánicas: Hay muchas formas de ofrecer entretenimiento. Y Hatred no es ninguna mancha para la industria, ojo, pero sí una pérdida del encanto con el que desarrolladores de todo el mundo ponían sus esfuerzos y aspiraciones en un título, para apostar por un sinrazón que dista bastante de lo que un videojuego aspira a ser.




  • Nuad

    Los juegos son juegos, no hay que buscarles el lado artístico aunque pueda tenerlo,. Se ha puesto de moda tratar a los juegos como arte y no tiene que ser así, me parece un snobismo de los nuevos críticos de videojuegos que quieren elevar un producto a la altura de artístico ¿Acaso el pong no es un juego por no ser arte?. A mi seguro que me divertiría aunque no me gusta mucho la idea del matar por matar pero hay gente a la que no le importa a quién sea mientras descargues adrenalina. Si empezamos con estos problemas morales… ¿Por qué no prohibir todos los juegos que se puedan matar animales si ellos nunca hacen nada? ¿Y en los que puedes matar niños? Pero claro, matar personas porque si es feo, matar animales no.

    • chibisake

      Decir que definir el videojuego como arte es esnobismo es tener poca idea de la amplitud que estos abarcan. No todos los videojuegos han de ser arte, como tampoco una ilustración de un panfleto publicitario de una guardería lo es, pero ello no quita que haya juegos que sí se acercan más a experiencias adicionales a la de “jugar y disfrutar”. De hecho hay juegos que, si no fuera por su apartado artístico, por su fotografía, por los mensajes que los escenarios transmiten, no serían lo mismo.

      • Nuad

        Si, pero esto: “Hatred no es ninguna mancha para la industria, ojo, pero sí una
        pérdida del encanto con el que desarrolladores de todo el mundo ponían
        sus esfuerzos y aspiraciones en un título, para apostar por un sinrazón
        que dista bastante de lo que un videojuego aspira a ser.” ¿Pérdida del encanto de qué? ¿Sinrazón de videojuego? ¿Qué mierda de opinión es esta?. Es una comparación pura y dura con otros tipos de videojuegos tal vez mas elaborados a nivel de guión, pero hay tipos y tipos de juegos, unos con más guión y otros con menos. No sé, lo importante es que sea divertido, si no preguntadle a capcom con los Monster Hunter, juegazos con una puta mierda de historia.

        Y te lo digo yo que desarrollo videojuegos y estoy cansado de “la experiencia artística del videojuego conceptual indie x”. Hay juegos artísticos y otros que directamente van a la jugabilidad y eso no desacredita la calidad de un videojuego ni “dista bastante de lo que un videojuego aspira a ser”

        • chibisake

          No voy a entrar en la cita porque el artículo no es mío, pero sí en lo demás. Está claro que en algunos juegos la diversión es lo máximo, pero… ¿Habría sido Monster Hunter igual de popular sin ese diseño de bestias? Yo creo que, con otro diseñador de criaturas, se podrían haber comido los mocos. Del mismo modo si en Dragon’s Dogma, en lugar de respetar diseños de la fantasía medieval clásica, se hubiesen dedicado a recurrir a diseños cliché de la cultura popular japonesa, no habría llegado al millón de unidades vendidas. Incluso los nuevos Pac Man cuidan muy bien el apartado artístico y sonoro hoy día.

          En mayor o menor medida el apartado artístico de un juego es siempre importante. Quizás no siempre se le deba dar una importancia como si fuese la viga maestra de un edificio, pero tampoco decir que “bueno, tiene otras cosas mejores”, cuando es uno de los apartados vitales para la creación de una atmósfera en el juego y para la inmersión del jugador. Por poner un ejemplo de trabajo mal hecho: recurrir a la excusa del pixel tipo Atari 2600 para presentarnos un juego indie. ¿Qué fue de los detallados sprites de 16 y 24 bits que numerosos juegos nos han ofrecido a lo largo de la historia?

    • Macolt

      Sé que esta entrada es sobre un juego, pero me gustaría hablar de las últimas líneas de tu comentario. Concretamente de las tres últimas. Me gusta que haya personas que defiendan los animales, pero lo que no me gusta es la gente que protege a los animales, antes que a los de su propia especie, los humanos, Homo sapiens; dicha gente me parece no sólo de lo más hipócrita (al fin y al cabo, somos mamíferos, cordados, animales, vaya), sino de lo más despreciable. Lo siento, pero es la verdad. ¿Qué por qué? Me explicaré. ¿Sabe alguien lo que es el diencéfalo? Seguro que sí, pero me gustaría hablar un poco de él, si no os importa. El diencéfalo es una estructura del cerebro, concretamente del prosencéfalo, o encéfalo anterior. Una de las funciones más importantes que lleva a cabo es la siguiente: la defensa del individuo, Y DE LA PROPIA ESPECIE. También tiene diversas partes que se encargan de los sentimientos, pero esa defensa, está ahí. Tanto en los animales como en las personas, actuando cuando es necesario. Lo puedes buscar en Internet si no te fías de mí (o en cualquier libro, los pobres están solos sin nadie que requiera de sus servicios)
      Bien, pues parece que en esa gente de la que he hablado antes, esa zona no funciona como debería. Que se desnuden por un toro (ver aquí: http://www.teletica.com/m/Noticias/11456-Activistas-se-desnudan-en-Barcelona-para-pedir-que-los-toros-no-se-declaren-Bien-Cultural.note.aspx) que van a matar en una festividad, me parece bien (luego comprarán Frenadol para el resfriado y Utabon); a mí, personalmente, respeto a aquellos que aman dichas festividades, pero estas no son de mi agrado, igual que el maltrato animal (gente pegando a los perros, a otros animales) Pero ahora bien, lo que de verdad me hincha los “facehuggers” (creo que es fácil hallar el símil) es que esa gente que afirma ser tan respetuosa y amante de los animales NO LO SEA CON SU PROPIA ESPECIE, CON EL SER HUMANO. Eso es lo que verdaderamente me es execrable, e hipócrita. Me parece bien que hagan esas cosas por los animales (no solo el desnudarse, sino todas las marchas, protestas, y discursos, tan fervientemente realizados). Pero cuando las hagan no solo por ellos, sino por las personas que se mueren de enfermedades causadas por parásitos como Plasmodium (mucho ébola y este es el verdadero asesino de no sólo África sino de todo el mundo), cuando las hagan por la gente que está falleciendo a causa de la guerra, cuando las hagan por todos en general que están sufriendo, sea cual sea la causa, con las mismas ganas, o mayores que cuando luchan por los animales… Entonces me quitaré el sombrero. Hasta entonces nada. Y sí, seguro que me diréis: “Pero es que el hombre es el causante de la mayoría de las desgracias que acaecen en el mundo como la guerra” Que unos cuatro hagan esas cosas y sean los malvados de la historia no significa que los demás también sean así. Y que quede claro: yo estoy en contra del maltrato animal, lo rechazo totalmente. Los animales deben ser tratados con respeto, un respeto que no puede JAMÁS superar al de un ser humano.

      A todo aquel que haya leído hasta el final: muchas gracias.
      P.D: Matar animales para dar de comer a una familia hambrienta, o para sobrevivir como hacían los hombres del Cuaternario, no me parece tan feo. Es superivencia (que se lo digan a los leones del Serengueti) A lo mejor, si no fuera por la caza, no estaríamos aquí, y yo no habría escrito esto. Ahora bien, matarlos por puro placer, ya eso no me parece tan bueno.

      • chibisake

        Joder menuda falacia de tres al cuarto que te marcas. Defender un animal no implica dejar de defender a un humano. Es la misma falacia que la que plantean esos que dicen “si planteas defender a un inmigrante que sepas que estás en contra de los de tu país”.

        • cyprinucarpo

          Emm… Guau, ni que hubiera mercadonas o supermercados a dos kilómetros de cada aldea de bosquimanos, o de indígenas que cazan peces en los ríos de Sudamérica. Tío, te aplaudo, eres soberbio.

          • chibisake

            Claro, porque todos sabemos que España está llena de bosquimanos. Siéntete doblemente afortunado, hoy te llevas el Premio al aplauso en la cara del año y el Premio al astroturfing del año, Macolt.

  • Aldo Acurio

    Hay un público para este tipo de juegos y no creo esto vaya mas allá de la polémica que causo cuando se anunció. Hay muchos juegos peores que desprestigian el medio. Me parece absurdo el revuelo que ha creado en la industria, a la fecha en la que estamos cuando se supone que el mundo de los videojuegos ha “madurado”.

  • Manu-G

    Lo que no me queda claro de este juego es el objetivo final.
    I mean, hay un motón de juegos casual cuyo único objetivo es pasar de nivel y pasártelo.
    Pero con este juego me da que lo único que prima es aguantar mucho tiempo. Personalmente no creo que durase más allá de un par de partidas y lo acabase dejando por puro aburrimiento, no hay nada más que desbloquear ni voy a ser recompensado de ningún modo.

    • Saiko

      Seh, los juegos sin objetivo no suelen triunfar…minecraft cof*cof.
      Y mucho suponéis por aquí, habláis del juego como si lo conocierais al dedillo y solo habéis visto un trailer de minuto y poco, para qué molestarse en esperar a que salga y probarlo, si podemos rajar de él raig nao!
      No lo digo por ti Manu, lo digo por el artículo.

      • Manu-G

        Te doy la razón con lo de Minecraft
        Pero yo no supongo nada y en ningún momento rajo del juego. Lanzo una pregunta y doy una valoración subjetiva.
        Por la misma razón de que no tiene ningún objetivo juego al Minecraft XD.
        Oye, al igual el juego acaba destacando por tener unas mecánicas que son la hostia (que es por lo que funciona, volviendo otra vez Minecraft, no?).

        Te respondo porque me has respondido. Sin ninguna intención de hacer mala sangre.

  • freakcion

    Aquí el contexto lo habéis perdido un poco vosotros (con acritud). Me explico, si me dejáis:

    Los videojuegos, o los juegos en general Antes que ser arte (en lo indefinido del tema, puesto que arte se puede referir a la habilidad pura y dura o a aquellas cosas bellas que aceptamos como arte)… son juegos.
    Los juegos sí tienen contexto, que es la sociedad, no el arte. Los creadores mismos del juego han crecido en unos entornos y momentos que les ha marcado, y eso se refleja siempre en sus creaciones. A veces destaca mucho, cómo mencionas en GTAV , porque los propios creadores quieren darle ese mensaje.

    Donde se enmarca este juego? En la visceralidad de la violencia y el odio. El título es simple, y acertado. Es odio extremo, irracional y visceral.

    Te puede o no parecer de mal gusto, o inoportuno, o que ha montado demasiado follón (gracias a quién? a qué colectivo le ha escocido este juego? que personalidades han dicho que esto es misógino y han difamado a su creador ?).

    Pero parece que queráis censurarlo al igual que lo hicieron en greenlight. Pero quedando bien. Hablas del “puerta abierta al todo vale” y, al mismo tiempo, que te parece absurdo censurar Hatred.
    La libertad de expresión, al final, es aceptar que no todo está en nuestra zona de confort. Si se traspasa a ataques personales según agendas o motivos ulteriores … se llama difamación, libelo, y eso está penado.

    Estoy de acuerdo que este juego es muy “edgy” y “mira mamá, que violento soy jiji”. Pero hay quien lo verá cómo un modo de descargar las tensiones del día. O reir un momento en un contexto de videojuego.

    Pero insinuar que “este juego no tiene contexto, no aporta nada” … aportar al menos ha aportado una discusión. Este artículo. Este comentario.

    Una vez haya salido (si sale, claro) ya lo podremos destripar y criticar con un poco más de fundamento.

    PD: Postal 1 y Postal 2 también eran muy violentos. Y ambos están en Steam.
    Y la cantidad de mata-mata con toques muy gore? Shadow Warrior tendrá un toque de humor, pero la sangre e hígado están ahí.

    • chibisake

      Supongo que habrás intentado decir sin acritud. Por otra parte el texto está escrito por una sola persona, no por varias.

  • meress

    Para el tema de si los videojuegos son arte o no ( aunque yo creo que la respuesta está clara, lo que dice Nuad más arriba es como alegar que el cine no es arte por películas como Americano Pie ) recomiendo encarecidamente ver este vídeo: https://m.youtube.com/watch?v=tfNyhtNc8rY

  • Fabidark Cuarta Espada

    Sin duda alguna, el videojuego se ha convertido en un medio artístico, en el que crear arte, igual que la pintura, después la fotografía y el cine posteriormente. Al principio no se vería así, pero tras los años así ha ido evolucionando, y el videojuego no es distinto. Por supuesto, como en los otros medios, a veces no se busca el arte, a veces el objetivo no es ser bonito, sino servir de utlidad para algo, igual que la fotografía a veces no pretende mostrar belleza, sino registrar un momento concreto, estudiar algo, o simplemente por diversión. De la misma manera, los videojuegos puede que a veces no pretendan ser arte, tener una gran trama, o tener un gran ambiente, sino entretener, pasar el rato, porque sí, y quizás a algunos les aburra, puede que a la mayoría, pero no quita que tenga su sector.

    Particularmente, yo el GTA no lo juego para otra cosa que no sea para jugar al “ratón y al gato” con la policía, me entretiene un rato, y luego me voy a otras cosas, y si me apetece, lo vuelvo a jugar, me gusta el mundo abierto que tiene, y si bien tiene la opción de seguir una trama concreta, raramente le presto atención. Asi que quizás este juego también me gustaría XD

  • Dino

    Debo decir que me parece mal toda la crítica y el escándalo de Hatred. Siendo un juego que todavía no se ha estrenado, del que solo conocemos aquello que se nos ha querido mostrar, estamos juzgando a un libro por la portada. Quizás acertadamente, o quizás no, pero, me parece mal hablar sobre una obra de ficción cuando no se ha podido analizar realmente como para poder hablar con profundidad del tema.

    Se habla sobre contexto en esta entrada, pero hasta que no veamos al completo el juego no pienso que podamos hablar ni mal, ni bien sobre lo que pueda representar este juego. Cuando yo vi el tráiler, lo que vi fue a un psicópata lleno de odio que quiere acabar con el mundo por su propia mano, y pensé, y pienso, que quiero saber como demonios se ha formado tal personaje, y hacia donde le llevará su odio.

    Hasta que no sepamos siquiera no existe un contexto, o es que simplemente no nos lo han mostrado todavía, no creo que podamos criticar. Así que, para cuando el juego salga, si en este, o cualquier otro sitios, habláis sobre el tema, ya sea, de forma negativa o positiva, entonces daré mi opinión, a favor o en contra, pero ahora, pienso que no sería justo.

  • Borsalino

    Es que el juego tela…XD. De todas formas no deja ser un juego, algo virtual, imaginario, irreal; prohibirlo sería casi como prohibir a la gente que imagine lo que quiera. Si prohiben el entretenimiento basado en la violencia, ¿qué será lo próximo que prohiban, el manga erótico para pedófilos? Oh, espera…

    • Nuku Nuku Natsume Mishima

      Para pedofilos y basicamente casi cualquier manga shonen erotico, dilo todo XD.

  • Threule

    Mientras la gente no lleven lo que hacen en los videojuegos a la vida real, yo no veo ningun problema en que sean de matar

  • LRB1983

    A quien no le guste que no lo compre. Quien quiera comprarlo que sea libre de elegir hacerlo. Pocas cosas me cabrean tanto como que vengan los curitas de turno a decirme lo que debo o no debo hacer. Después la gente defiende la libertad de expresión, entonces no me seáis hipócritas. Day one.

  • Kipik

    Pues no es el 1r juego del estilo, mira Hotline Miami por ejemplo ò.ó a mi personalmente no me van ese tipo de juegos pero supongo que algun mensaje tendrán mas allá de la violencia por la violencia.

  • @misterarrowkey

    Pues yo comparto la misma opinión que el autor de este texto. En el apartado artístico no tiene nada. En el gameplay, nada. En la historia posiblemente, descontextualizado todo. ¿Qué sentido tiene entonces este juego? Uno, matar violentamente en masa a personas. Y no salgáis con lo de ‘en CoD también matas a personas inocentes’ porque primero, a mi también me disgusta CoD, pero ese al menos te enmarca en un contexto en el cual eres un soldado de un ejército y tienes que cumplir tu tarea, y no un genocida que mata porque si de las maneras más estúpidas y asquerosas, CONSTANTEMENTE. La gente compara que censurar Hatred sería como cuando los nazis censuraban libros judíos. Estamos en 2015 y se va a vender un juego de matar, EXCLUSIVAMENTE de matar de manera absurda y comparable con películas gore o pseudo-snuff a (lo queráis o no, no os excuséis con el +18) a chavales.

    Repito, no es que se mate lo que no me gusta del juego, hasta en Fire Emblem matas a centenares de personas. Es el hecho de que se descontextualice la matanza para convertirla en el único supuesto atractivo del juego, me parece algo aberrante y si algo como esto acaba en las manos equivocadas (tampoco nos engañenos, el 99’9% como mínimo de los jugadores no matarán después de jugar a esto) la industria del videojuego tendría que seguir acarreando el estigma de las críticas conservadoras a los videojuegos.

    Ya tenemos bastante los gamers para que sigamos cavando nuestra propia tumba social.

    Cuando estemos en 2020 y quizás haya simuladores de violar mujeres, violar bebés, torturas niños, o cosas más atroces, ¿lucharéis para que juegos como esos no se censuren? ¿Dónde se pone el límite?

    Graciad por leerme, es SOLO UNA OPINIÓN.

    • Daniel

      Totalmente de acuerdo contigo.

  • _-H-_

    No conocía la existencia de este juego (o al menos, de su desarrollo).

    Pero esto del matar por matar, bueno. Me puede recordar a aquella fase del Call of Duty Modern Warfare 2 “nada de ruso”. Donde matabas a todo inocente que intentaba escapar de un aeropuerto. O en la de Black Ops, donde en un interrogatorio,le hacías comer cristales a un tipo mientras le dabas puñetazos.

    Si bien esta no es su premisa, con el GTA también se propiciaba la muerte de peatones. O las masacres a cambio de dinero.

    Pero por encima de todos esos,este juego me recuerda,en el matar por matar, a cierta versión de aquel juego que consistía en atropellar zombies, pero atropellando personas. Por puntos, claro , pero dudo que eso le de un contexto.

    En este sentido, es donde yo diría que no hay nada nuevo bajo el sol.
    Donde yo quizás veo algo nuevo aquí es en la recreación del ensañamiento.

    Si el videojuego es un arte (que creo que en muchos casos llega a serlo) yo creo que este apunta maneras en el de la provocación. Me da la sensación de que aquí se están buscando aquellas reacciones que habían antaño con los videojuegos, cuando se demonizaban, cuando se relacionaban los videojuegos con los asesinos. En definitiva, busca la controversia (y parece que lo está consiguiendo).