‘Ao Haru Ride’ llega en unos días a España de la mano de Ivrea

Lo hará con el título de Aoha Ride

aoharuride

Ivrea mantiene el listón con el que ha empezado este 2015, y en apenas unos días, el viernes 27 de febrero, pondrá a la venta el primer volumen de Ao Haru Ride. Con una peculiaridad, y es que el nombre de la serie en España será el de Aoha Ride por petición de la editorial japonesa. Esto se debe, explican desde la editorial, a una equivalencia con la portada japonesa, donde en japonés pone “aoharaido”—  si bien más abajo seguirá poniendo Ao Haru Ride.

La editorial, además de mostrar la portada del primer número, ha detallado algunos detalles de la serie, que saldrá a un ritmo mensual por 8€ cada tomo. Además, en la edición de Ivrea, el logo de la serie será en tinta especial metalizada reflectiva, como ya tienen las ediciones de Vagabond y en Malicious Code. Obra de Io Sakisaka y adaptada al anime hace unos meses, desde Ivrea confirman que la serie tendrá un total de 13 tomos.

Futaba Yoshioka por fin ha dejado la secundaria atrás. Y con ella a Kou Tanaka, un chico bajito, tranquilo y dulce… el único que pudo robarle el corazón, y que, además, parecía corresponderle. Sin embargo, a causa de una serie de malentendidos y percances, Futaba no pudo transmitirle sus sentimientos a Kou y su relación no pudo llegar a florecer. Además, por si esto no fuese suficientemente duro para ella, ésta estaba totalmente marginada por el resto de chicas de su clase a causa de su belleza y su timidez, de modo que decide que haber terminado la secundaria es la excusa perfecta para darle un giro de 180º a su vida.

Ahora, en preparatoria, se dispone a ser una chica lo menos femenina posible para así evitar nuevos problemas con sus amigas. Su plan parece funcionar a la perfección, hasta que un día coincide con un chico llamado Kou Mabuchi… ¡¡quien no es otro que el mismo Kou Tanaka, del que Futaba estuvo enamorada en secundaria!! Kou le confiesa a Tanaka que realmente sentía algo por ella cuando estaban en secundaria, pero le dice que todo eso ya es parte del pasado. ¿Será posible que, tres años más tarde, vuelva a surgir la llama de un romance que ni siquiera tuvo oportunidad de ser iniciado?