Reseña: ‘Vinland Saga’ #2

Un tomo lleno de FEELS

La historia de vikingos de Makoto Yukimura es probablemente una de las historias para el público generalista más interesantes que se publican a día de hoy en España. Lo hace Planeta Cómic en ese formato kanzenban que tanto me gusta por su tamaño — y tan poco por su precio. Tras un primer tomo puramente introductorio al mundo de los pueblos nórdicos, el segundo viene para quedarse con una recapitulación motivacional de la historia. Qué mueve a Thorfinn, el hijo de Thors y por qué; cuáles son sus aspiraciones y cómo pretende llevarlas a cabo.

Por un lado es curioso, porque las caras redondeadas y el ambiente que parece profesar Vinland hasta el momento no induce a ningún tipo de barbarie vikinga. Siguiendo la estela de la tradición del manga, acabará por ser más fácil cogerle simpatía a cada uno de sus personajes que pensar en los momentos de drama — que los hay, y de hecho con una importante carga emocional en este segundo tomo. En cualquier caso, parece que, sin dejar de lado el tejido más sintomático de la historia (hasta ahora, la pura relación social y forma de vida vikinga) vamos a ir viendo de ahora en adelante más acción.

Una vez hemos entendido qué ha movido a Thorfinn a estar en la tropa de Askeladd, que la historia fluya hacia derroteros más intensos es cuestión de tiempo. Es una especie de alegato hacia la maduración del personaje. También hacia sus grandes dotes como vikingo y luchador. Mientras en otras historias se deja el pasado del protagonista para más adelante, como una mera referencia a lo que en otra época fue, en Vinland se ponen los puntos sobre las íes desde el principio.

Hay esto y no más, y partir con toda la información necesaria para entender los pasos del personaje es una jugada bastante buena a la hora de no dejar vacíos argumentales atrás. La historia avanza, al mismo tiempo que lo hace la percepción y el entendimiento por parte del lector de lo que está sucediendo a su alrededor.

Dicho esto, que viene a ser a grandes rasgos lo que ofrece un segundo tomo más light que el primero, también vale la pena hablar de esa forma de vida vikinga. Yukimura utiliza elementos de la tradición vikinga de forma constante para meternos de lleno en el ambiente de la historia. Principalmente el mar, la forma de comunicación de los pueblos vikingos y su medio para el transporte y la guerra. Encima de las aguas del norte pone a navegar los drakkares, barcos largos y estrechos con punta en forma de dragón que tuvieron buena parte de culpa en la expansión vikinga a partir del siglo VIII.

Los vikingos son un pueblo fascinante cuyo principal estandarte han sido siempre sus guerras y métodos bárbaros. Sin embargo, la realidad es que consiguieron, en plena Edad Media, llegar a conseguir una importante influencia en Europa. Probablemente Vinland Saga no sea el retrato más fidedigno de la sociedad vikinga —en cualquier caso, cuál lo es— pero sí una forma muy eficaz de introducirnos en ese mundo de hace ya más de mil años, y a la vez disfrutar de todas las bondades de un buen manga de acción y aventura.

Vinland Saga #2
Lo mejor
  • Todo un acierto a nivel argumental el de ir a la raíz de la historia tras una introducción a toda máquina al mundo de Vinland en el primer tomo.
Lo peor
  • Un tomo, en conjunto, más tranquilo que el primero a nivel de acción vikinga.
  • La mezcla shonen-seinen a veces resta algo de seriedad a la historia.