Y la persona ganadora del ‘Zelda: Majora’s Mask 3D’ es…

Tachán, tachán...

The Legend of Zelda Majoras Mask 3D 24

Esta vez hemos tenido tiempo para ponernos las pilas y desvelar raudos cual erizo azul el nombre de la persona ganadora de nuestro último sorteo, donde os ofrecíamos, junto a los chicos de la tienda española Kaoto Videogames, la oportunidad de haceros con una copia física de The Legend of Zelda: Majora’s Mask 3D para Nintendo 3DS.

En la semana que ha durado el sorteo hemos sentido el calor que nos habéis dado arropándonos con vuestras participaciones. Y os lo agradecemos enormemente, por lo que dad por sentado que seguiremos celebrando sorteos para premiar vuestra fidelidad y visita, animándonos a seguir trabajando.

En esta ocasión la persona afortunada que se lleva a casa el juego ha sido premiada por participar a través de Twitter, y es ni más ni menos que…

¡Felicidades! Si eres la persona ganadora, por favor, ponte en contacto con nosotros y facilítanos tu nombre, teléfono y dirección postal a través de la sección de contacto de la web.

¿No eres la persona afortunada? No te preocupes, aquí nadie se va con las manos vacías. Para ti este GIF de un pingüino olvidándose de ser pingüino.

Pinguino

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.




  • Gumshoe_Alejo

    Muchas gracias!!! Disfrutaré como un enano. Ya les he mandado los datos personales a Kaoto Videogames. Deseando que llegue!!

  • Adrian Torrente Gonzalez

    Gracias por el pingüino :3

  • iruden

    xDDDD Ese pinwi se ha quedado más alelado de lo que ya era.
    Felicidades al ganador.

  • Nayuki

    No me toca el juego y para colmo mi navegador no carga bien el gif y el pinguino no se mueve, lo mio si que es suerte…

“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.