Así luce el amiibo de Ness

La expectación por las amiibo lleva a la subasta prematura de la figura de Ness

Amiibo Ness (1)

Aún queda mes y varios días para que podamos ver en tiendas el amiibo de Ness (o al menos aquellos que tengan la suerte de verlo), pero ello no ha impedido que en China, lugar de fabricación de estas figuras inteligentes, se haya filtrado el aspecto de la misma.

Las imágenes han salido a la luz a raíz de una prematura subasta celebrada en aquel país y corresponden a la versión europea de la figura, la única que cuenta en el cartón del blíster con una enumeración que lista por orden las amiibo de la colección Super Smash Bros. Concretamente, el amiibo de Ness es la número 34.

Con un rostro algo más alargadito de lo normal, o al menos eso parece, el protagonista de EarthBound / Mother luce de lujo. Se rumorea que será uno de los ponicornios de la oleada para abril de amiibo. Así que si os interesa haceros con Ness poneros las pilas con las reservas antes de que especuladores le echen el guante a vuestra figura.

Ante tales filtraciones no dejan de salir voces que claman al cielo que estamos ante una réplica falsa. Por ejemplo a la figura le falta la numeración grabada en el dorso del blíster, pero también es cierto que eso podría deberse a que es una venta prematura e ilegal, por lo que podría no tener sentido dicha numeración al no haber sido aún comercializada.

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.




  • Everdred

    Es mi personaje favorito, de mi videojuego favorito de siempre y sinceramente… podía haber estado mejor. Jodiendo hasta mi favorito… yo los mato… dicho ésto la quiero ya!

“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.