Análisis: ‘Beyond: Dos Almas’

La historia de una mujer

Siempre me he considerado lenta para acabar un videojuego. Y admito que me cuesta ponerme a ello si nadie me arrastra hacia la consola. Algo que estoy intentando remediar desde hace unos meses y que parece que, poco a poco, se va solventando. ¿Por qué os cuento esto, os preguntaréis? Pues bien, hay un juego para PlayStation 3 que consiguió, no solo dejarme enganchada cuatro horas diarias frente al televisor, sino también desear volver a jugar la historia para descubrir nuevas rutas. Se trata de Beyond: Dos Almas, y gracias a él puede que haya encontrado en este género, el de la videoaventura o película interactiva, uno de mis favoritos.

Beyond: Dos Almas no era la primera película interactiva que llegaba a nuestras consolas. Heavy Rain, creado también por Quantic Dream, era su trabajo anterior y seguía más o menos el mismo patrón. Su trama consiguió enganchar a muchos por lo quela compañía decidió probar de nuevo con un proyecto más ambicioso, con la ayuda de estrellas del cine, y en el cual se invirtieron 27 millones de dólares frente a los 17 millones que costó su antecesor.

La historia gira en torno a Jodie Holmes (Ellen Page), una muchacha que nació con un extraño poder. Dentro de ella reside un ente desconocido, al cual se refiere como Aiden. Éste se encuentra atado a Jodie desde siempre y la ayuda a lo largo de su vida, puede que igual o menos que meterla en problemas. Nathan Dawkins (Willem Dafoe) investiga hechos paranormales y decide acogerla para estudiar su caso. Sin embargo, una serie de sucesos harán dudar a Jodie de las personas que se encuentran a su alrededor y preguntarse sobre su existencia y la de Aiden.

Estamos ante un thriller psicológico interactivo con una historia envolvente y adulta donde la toma de decisiones del jugador son fundamentales para que la historia gire en una u otra dirección. Controlaremos a Jodie, pero también a Aiden, quien podrá portarse bien o, si lo deseamos o Jodie nos lo pide, tirar muebles, reventar ventanas, sanar heridas, poseer a otras personas o incluso asfixiarlas. Podemos ser buenos o malos en toda clase de situaciones, comportarnos de manera amable o grosera con otras personas, vencer o perder, completar un ejercicio sin ninguna dificultad o fallar de forma intencionada… Cada mínima acción supondrá un rumbo diferente para la vida de Jodie. El juego se divide en 24 capítulos que narran la historia de nuestra protagonista a través de saltos temporales durante su niñez, adolescencia y etapa adulta, lo cual permite jugar bastante con la trama e intrigar al jugador, haciendo que se pregunte por qué razón o qué sucesos condujeron a Jodie a tal lugar o tal situación.

El sistema de control es bastante sencillo, pues con el joystick izquierdo moveremos a Jodie o Aiden (intercambiando papeles con el botón triángulo), con el joystick derecho activaremos una acción, y también servirá cuando tengamos que controlar a Jodie para realizar actividades físicas, rutinarias, o pelear y esquivar obstáculos. Aparte de ello, en una serie de secuencias o escenas tendremos que elegir entre varias opciones (normalmente conversaciones) con los botones restantes. También tenemos la opción de jugar dos personas, una controlando a Jodie y otra a Aiden, y curiosamente no es necesario otro mando gracias a la aplicación BEYOND: Touch, la cual se puede descargar para tablet o para un smartphone, donde los controles son incluso más sencillos y cualquier amigo o miembro de la familia puede disfrutar contigo el espectáculo. Como he dicho antes, el manejo es muy simple y no tiene mayor misterio.

Su corta duración (unas diez horas) o lo sencillo que resulta progresar podría no gustar a algunos jugadores, aunque sea una experiencia divertida y curiosa. Una partida nos puede costar cerca de unas diez horas, por lo que en dos o tres días haciendo un maratón (o incluso alcanzar esos extremos) llegas al final sin problemas. El caso es que es sólo uno de los 11 posibles desenlaces que existen junto con otros pequeños detalles que pueden cambiar en cada uno de ellos. Para mí, repetir de vez en cuando esta experiencia es obligatoria, porque siempre te preguntarás: ¿qué habría pasado si no hubiera ayudado a esa persona? ¿Qué sucedería si hago que Aiden pierda el control en una situación comprometida o peligrosa? ¿Qué habría pasado si hubiésemos desobedecido aquella orden? Siempre nos entra el gusanillo de quebrantar las normas o no seguir el camino éticamente correcto, y Beyond nos permite hacerlo con total libertad, aunque Jodie nos vaya diciendo de vez en cuando, junto a pensamientos en los que ella misma conversa con Aiden, qué es lo que deberían hacer en concreto.

El apartado visual es espectacular. En algún momento me olvidaba de estar jugando, me daba la sensación de estar tumbada en el salón viendo una película durante una tarde de domingo. La colaboración de actores reales de la talla de Ellen Page y Willem Dafoe atrapan al espectador como en cualquiera de sus últimos trabajos en el cine.

Debo mencionar además que la banda sonora de Beyond: Dos Almas es una auténtica obra de arte. Tan lo considero así, que os dejo enlace a uno de mis temas favoritos del título. El juego está totalmente doblado al castellano, aunque también tenemos la opción de escucharlo en versión original con subtítulos. Y aunque los actores de doblaje originales de Page y Dafoe no participan en este juego, las nuevas personas que aportan su voz hacen un trabajo de primera.

Para terminar, quiero volver a recalcar que aunque este título sea relativamente corto y sencillo, se trata de una experiencia que recomiendo a cualquier jugador. No os dejará indiferentes. Trata una historia dura y adulta, encarnada por dos grandes de Hollywood (y no sólo ellos, pues hay todo un elenco de actores tras esta película interactiva), que puede ser disfrutada en más de una ocasión por cualquier tipo de público, seas o no un jugador experimentado.

8.5
Beyond: Dos Almas (PS3)
Lo mejor
  • La presencia de Ellen Page y Willem Dafoe es muy poderosa
  • Historia dura, adulta y envolvente
  • Género que merece la pena probar al menos una vez
  • Apartado visual excelente
Lo peor
  • Pese a sus diez horas de duración te deja con ganas de más
  • No poder saltarse las escenas al reverlas



  • Vhsephi Kamiya

    uno de los pocos juegos por los que me compré una PS3

  • Carlito Brigante Montana

    Menudo juegazo, lo estoy rejugando, ahora lo estoy haciendo todo un poco “más oscuro”.

“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.