‘Bilal’, la primera película de animación hecha en Dubái

Barajoun Studio desvela el tráiler de la cinta, que llegará en otoño de 2015

bilal

El pasado mes se presentó el primer tráiler de Bilal, de Barajoun Studio, una película basada en el personaje histórico Bilal Ibn Rabah: un esclavo liberado de origen etíope, que se convertiría al Islam para volverse un compañero de confianza del Profeta Mahoma.

La película se inspirará en los orígenes del personaje y no profundizará en su relación histórica con el Islam. Se centrarán en la capacidad de resistencia del protagonista frente al peligro y en su papel de protector de su hermana menor, después de que ambos fueran secuestrados de niños. El director de la película, Khurran Alavi, asegura que la audiencia puede esperar una cinta innovadora, y que se tomará licencias artísticas para darle mayor valor narrativo y dramático. Se trata de una obra más simbólica que realista.

Adewale Akinnuoye-Agbaje, actor que interpretó al señor Eko en la famosa serie de televisión Perdidos, pondrá voz a la versión adulta de Bilal. La película ha estado desarrollándose durante ocho años y su estreno está previsto para otoño de 2015.

Bilal es un despreocupado niño de siete años, de ojos brillantes y desbordante imaginación. Su voz es un auténtico don. Un día como cualquier otro, sus sueños se convierten en una pesadilla cuando su aldea es saqueada, y tanto él como su hermana Ghufaira quedan huérfanos.

Perdidos en un mundo regido por la injusticia y el egoísmo, Bilal y Ghufaira acaban a merced de los azarosos deseos del hombre más poderoso de la región, Umayya. Pero los sueños infantiles de libertad y lucha no abandonarán el corazón de Bilal. Pronto aprenderá que debe elegir su propio destino y encontrar el valor para elevar su desafiante voz.

Soy un tipo nacido en un pueblo perdido de la provincia de Jaén que colabora en Deculture cuando no está ocupado trabajando en libros y guiones de manga o videojuegos.




“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.