Controversia en la elección de Miss Japón por “no ser suficientemente japonesa”

La historia de racismo hacia Ariana Miyamoto
Ariana consolando a sus detractores

Ariana Miyamoto consolando a sus detractores

Con 20 años y procedente de Nagasaki, Ariana Miyamoto es lo que se conoce en Japón coloquialmente como hafu (deformación de término inglés half, mitad) para hacer referencia a personas birraciales. Si no fuese ya indignante tener que pedir disculpas tras su participación en el concurso de Miss Japón por “no parecer japonesa en el exterior”, Ariana ha tenido que soportar duras críticas racistas por el hecho de tener ascendencia afroamericana tras su paso por el certamen. “No es suficientemente japonesa” o “sería mejor una belleza de pura sangre” son varios de los comentarios que se han podido ver por la red.

La controversia sería inexistente si no fuese porque el 98% de la población nipona son de ascendencia exclusivamente japonesa. Entendido para unos como racismo en 2015 y enaltecimiento de los rasgos japoneses para otros, Ariana ha querido zanjar la polémica afirmando que “incluso si eres hafu, mientras tengas la ciudadanía japonesa eres japonesa” y eso es lo único que tiene que importar.

Parece mentira que tengamos que presenciar este tipo de actos bochornosos en pleno 2015. Desde aquí le deseamos la mejor de las suertes a Ariana. Y vosotros, ¿qué opináis?




“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.