Hiromasa Yonebayashi abandona ‘Studio Ghibli’

La futura joven promesa dice adiós

Hiromasa Yonebayashi

Inesperadas y nada halagüeñas son las noticias que nos llegan desde Japón, pues Hiromasa Yonebayashi, una de las jóvenes promesas que aportaban esperanza para el futuro de de Studio Ghibli, ha anunciado hoy que abandona el legendario estudio de animación japonés. Sus dos trabajos como director en el estudio fueron junto a Arrietty y el mundo de los diminutos y When Marnie Was There.

Yonebayashi asegura que fue a finales de 2014 cuando abandonó la compañía. “Hablé con el productor [Yoshiaki] Nishimura sobre qué hacer. Aún quiero hacer películas, pero no sé cómo serán. Por ejemplo, deseo probar con una película de fantasía más orientada a la acción, que es algo totalmente opuesto a When Marnie Was There“.

Estas declaraciones han sido realizadas durante un evento celebrado hoy en Tokio para celebrar el lanzamiento en DVD y Blu-ray de When Marnie Was There. La película, estrenada en cines japoneses el 19 de julio de 2014, recaudó 379 millones de yenes (3 millones de euros) en su primer fin de semana, suponiendo el 40% de lo recaudado pro su primera cinta, Arrietty y el mundo de los diminutos.

¿Qué será del estudio de animación tradicional más prestigioso de nuestro presente? Teníamos asegurado que Studio Ghibli no cerraba sus puertas, que aún sigue activa pese a que se estén tomando un descanso, pero la marcha de una de sus futuras promesas abre debate a los rumores y el pesimismo.

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.




  • Morutes

    Bueno, habrá que abrirle las puertas a otras promesas!

  • Borsalino

    El problema de Studio Ghibli es que no han sabido modernizarse. Han apostado por las películas inteligentes, maduras y de autor en una época en la que el grueso de la población primero paga por mierda y luego, si le sobra algo, para otras cosas.

“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.