Playtonic Games da detalles sobre el Kickstarter de Project Ukulele

Se trata del sucesor espiritual de Banjo Kazooie

ukelele4

Todos recordamos a Rare con cariño tras sus andanzas por Nintendo 64 haciendo joyitas como Banjo Kazooie, Perfect Dark o el mismísimo Donkey Kong 64, entre otros. Ciertamente, nos apenamos cuando esta compañía se divorció de su esposa Nintendo para irse con un gañán americano llamado Microsoft. De esa unión salieron juegos de calidad bastante dudosa, pero no nos apenemos, porque no venimos a hablar de ellos. Hablamos de Playtonic Games, una nueva empresa formada por veteranos de la vieja Rare, los cuales buscan hacer un plataformas como los que hacían antes. ¡Grandes noticias para los fans!

Este juego se financiará vía Kickstarter (aunque ya cuentan con el capital base). Si se cumplen los objetivos de éste, tienen la intención de hacer un lanzamiento multiplataforma simultáneo para que todos puedan jugar a su juego, y dar a los que apoyen el proyecto merchandising como pueden ser libros, ediciones limitadas, juguetes, ropa o incluso juegos. También comentan que por ahora no piensan en publishers, sino en hacer un buen juego.

Desde la compañía aseguran que el título saldrá al mercado aunque el kickstarter no triunfe y nos recuerdan de que los mundos no crecerán en número sino que también en tamaño, pero que para cuando se inicie en mayo podremos ver a los protagonistas.

Fuente: Playtonic

Apasionado a los videojuegos desde temprana edad. Disfruto de un buen café y buena música. Avísame si encuentras una biografía mas genérica que esta.




  • Flash

    Me encanta los juegos de rare (64)de echo acabo de comprar el banjo kazooie de 64 jajaja.Lo espero con ganas y a ver en que plataforma me es mas a gusto jugarlo

“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.