Reseña: ‘Übel Blatt’ #0

¿Quién es el misterioso portador de la espada negra?

Es difícil hablar de Übel Blatt, el seinen de fantasía de Etorouji Shiono, sin desvelar demasiado de la trama. Las motivaciones de Köinzell, nuestro misterioso protagonista, son un secreto y lo serán hasta casi el final del tomo. Lo que sí puedo hacer es afirmar que se trata de una historia dinámica y adictiva, si bien no demasiado compleja, plasmada con un estilo de dibujo que hace maravillas con las escenas de acción. Si te gustan los relatos de venganzas y los cómics donde el autor no tiene reparos en mostrar unas cuantas cuantas extremidades cortadas, es muy probable que esta obra acabe atrapándote.

La historia se sitúa en un mundo de fantasía lleno de facciones y héroes, barcos voladores y armas arcanas, donde existe la magia y hay diversas razas de hadas, elfos y monstruos; un mundo en guerra perpetua alumbrado por la luz de dos lunas: es decir, en una ambientación genérica. Como elemento diferenciador, prácticamente la totalidad de los nombres que aparecen está en alemán, aunque no es que la arquitectura o las armaduras parezcan particularmente germanas. En este contexto, se nos narra la historia previa al comienzo del manga, la leyenda que ha determinado la situación actual:

ubel-manga

Hubo una época en la que siempre estaban en guerra con Wischtech, el País Oscuro. Era el año del Oráculo 3968, desde que los dioses le confiaron la tierra al Gran Fundador.

Para detener el avance del ejército de la oscuridad, que ya cruzaba la barrera mágica, el Emperador envió a catorce jóvenes, a los que pertrechó con lanzas sagradas y encomendó una misión.

Tres murieron en el camino y les llamaron los “los Venerables no Retornados”.

Cuatro se pasaron al enemigo, fueron vencidos y les llamaron “las Lanzas de la Traición”.

Y los siete grandes trajeron de nuevo la paz a nuestra tierra, Szaalenden, junto a sus nobles personas y las siete lanzas. Les llamaron “los Siete Héroes”.

Veinte años después, el Imperio está protegido por los Siete Héroes, pero la frontera entre Szaalenden y Wischtech sigue en guerra. Las Lanzas de la Traición, los cuatro enviados del Emperador que se unieron al bando de la oscuridad, han regresado y ostentan el mando del Ejército del Ala Negra. Están decididos a vengarse de los Siete Héroes, y su tropa parece imparable…

Hasta que entra en escena Köinzell, un misterioso joven cuya espada negra inspira temor a sus enemigos, un chico de apariencia inocente capaz de diezmar ejércitos por sí mismo. Él también tiene un objetivo en el punto de mira: acabar con las Lanzas de la Traición, Ascheriit, Krentel, Güsstav y Kfer. La relación del extraño viajero con los señores de la guerra caídos hace veinte años parece difícil de determinar, aunque quizá su apariencia élfica sea la clave del misterio.

ubel-3

En gran medida, la historia atrapa gracias a su buen ritmo, pues prácticamente saltamos de una batalla a otra en cada capítulo, y el autor no aburre con demasiadas explicaciones sobre la política de la región fronteriza. Aun así, los eventos toman lugar con bastante lógica, demostrando que hay un trasfondo trabajado detrás de todo, y el autor nos da pistas a cada momento sobre el giro de guión que se producirá al final de la persecución de Köinzell, y que aun así resulta muy efectivo: la clase de explicación que hace encajar todas las piezas.

El dibujo se adecua perfectamente a la historia; el autor llena las páginas con ominosos y sombríos edificios, a menudo atestados de cadáveres abandonados, aunque también es cierto que los fondos prácticamente se desvanecen en cuanto comienzan las abundantes escenas de acción. Esto no es ningún problema, dado que las batallas captarán toda nuestra atención desde el primer momento, siendo veloces y letales. Como resalté más arriba, el autor no tiene reparos en dejar que la espada del protagonista atraviese y despedace a los enemigos, como ocurre en bastantes mangas. La sangre salpica profusamente las escenas de acción, oscureciéndolas, y Shiono refleja de forma sorprendente las habilidades sobrenaturales del protagonista (que dependen de factores externos, aunque no diré cuales).

Dentro del apartado del dibujo, cabe destacar también la cantidad de desnudos que hay en el tomo, mostrando a los personajes en abundantes escenas eróticas. Está claro que el sexo no es un tabú en esta obra, aunque tampoco se muestra de forma explícita. No es poco habitual que los (escasos) personajes femeninos del manga pierdan la ropa, pero no es algo limitado a ellos. El propio protagonista libra una de sus batallas más épicas cubierto sólo por una especie de conjunto sadomaso que no tapa gran cosa realmente.

ubel-manga-2

Además de los tres extensos capítulos que constituyen el grueso del volumen y en los que se trata la lucha contra las Lanzas de la Traición, el tomo incluye dos breves episodios extra que tratan sobre el pasado del protagonista, despejando en parte el misterio que le envuelve al darnos detalles sobre su origen. Un añadido no indispensable, pero que sin duda es de agradecer, pues al final del tercer capítulo principal es inevitable sentir curiosidad sobre sus orígenes.

Al contener una saga autoconclusiva, leer este tomo cero de Übel Blatt es ideal para decidir si te interesa seguir la serie, con la garantía de que contiene una historia breve pero eficaz que se sustenta por si sola, acompañada de grandes dosis de violencia, sexo, acrobacias y aventura. El rumbo que tomará la serie a partir del tomo uno queda claro al final de esta especie de prólogo; una promesa de que la acción continuará en la misma línea, dando lugar a hazañas todavía mayores.

Übel Blatt #0
Lo mejor
  • El dibujo del autor es ideal para mostrar los duelos de esgrima de un mundo fantástico, llenos de magia y técnicas milagrosas, pero también de veloces acrobacias y múltiples amputaciones.
  • La historia está contada con un ritmo ágil que no cede ni un momento al aburrimiento, y la sorprendente resolución de la saga hace encajar las múltiples pistas que el autor disgrega por los capítulos.
Lo peor
  • La ambientación es más bien genérica; salvo por la cantidad de nombres en alemán, tendremos la sensación de haberlo visto ya todo en otras obras de fantasía.
  • La cantidad de desnudos, especialmente tetas, supera a las de una típica película española (aunque no llega ni a acercarse a los niveles de Juego de Tronos...). Este punto puede ser positivo o negativo en función de las expectativas del lector.



  • _-H-_

    Meh, en Berserk salen también desnudos, y cosas peores XD

    Buena reseña, me parece muy a tener en cuenta eso de que sea un tomo autoconclusivo. También me ha sorprendido la calidad del dibujo y lo explícito que es. Ciertamente, viendo como es el personaje, no me lo esperaba. XD

    • Malfuin

      Sí, y diría lo mismo si reseñara Berserk xDDD Pero ya digo, eso es a gusto del consumidor :P

      • _-H-_

        Creo que me he expresado mal, no pretendía decir que en unos casos lo defendieras y en otros no. De hecho, no te conozco lo más mínimo como para decir algo así.

        Lo que quería decir es que habiendo obras como Berserk donde se ve de todo (y cuando digo de todo, quiero decir que lo más normal y “soft” que uno se va a encontrar ahí es una violación) no creo que este manga sea tan fuerte en ese sentido.

        • Malfuin

          No lo decía por ponerme a la defensiva, tranquilo.

          Y sí, Berserk es algo más bestia en ese sentido, quizá por la época en que fue creado.

          Gracias por los comentarios ; )

        • Erizer41

          Nada que no haga competencia y mella a la famosa (Naranja Mecánica) Eso sí es una obra explicita, como pocas! xDDD

          • _-H-_

            La Naranja Mecánica es una peli. Estamos hablando solamente de mangas.

        • Erizer41

          O también en Hellsing, que salen 2 violaciones. xD

          • _-H-_

            Hellsing es súper explícita. Tan exageradamente gore que no me la puedo tomar en serio (te lo dice un hematófobo que tiene el manga completo).

            Berserk es mucho más heavy, o esa es la impresión que tengo por lo leído

          • Erizer41

            Para mí Hellsing, no fue para tanto! xD O eso o estoy tan insensibilizado que a penas noto este tipo de cosas.

          • _-H-_

            No, si yo que normalmente no puedo con la sangre, la leo sin problemas. Pero es por lo que te digo, lo exageran tanto, que ya dejas de verlo así.

            Aunque no quisiera tener que divagar mucho sobre este tema, porque al final terminaré mareandome (y además es que es offtopic). n__n’

  • JuanFran

    ¿El la ultima viñeta que aparece que se la esta follando?? jajajajajaja

  • Alvarexter

    A mí me gustó mucho el primero tomo, de modo que me animé a seguir con el resto de la serie. La vedad es que la historia poco a poco va enganchándole más a uno.
    Lo de los desnudos lo dejo como algo neutro, no es que me apasionen esas escenas pero tampoco distraen la atención ni ocupan mucho espacio.