Los fiscales españoles no perseguirán el cómic de contenido sexual con menores

Al no tratarse de imágenes lo suficientemente "realistas"

chica-orilla-mar

Con la reforma del Código Penal a principios de año se hablaba de la posibilidad de empezar a considerar pornografía infantil cualquier dibujo con fines sexuales de quien parezca ser un menor. Esto abría el debate en torno al cómic, y en especial, en torno al manga en el que aparecían menores de edad en actitud sexual.

Finalmente ha ganado el sentido común y la Fiscalía General del Estado ha decidido que los fiscales no acusarán por la posesión, producción y difusión de pornografía infantil en cómics o mangas. Así ha sido transmitido en una circular a los fiscales jefe de toda España en la que se pretende dar instrucciones sobre cómo actuar ante estos casos.

Sabemos que a partir del 1 de julio, se considerarán pornografía infantil aquellas «imágenes realistas de un menor participando en una conducta sexualmente explícita o imágenes realistas de los órganos sexuales de un menor, con fines principalmente sexuales». Sin embargo, la Fiscalía General considera que sólo deben perseguirse las imágenes extremadamente realistas en un sentido conforme al Diccionario de la Real Academia de la Lengua. Por tanto, hablaremos siempre de «imágenes cercanas a la realidad a la que tratan de imitar«.

«Dicho de otro modo, serían imágenes que no son reales pero lo parecen. Podrían abarcar imágenes alteradas de personas existentes e incluso las imágenes generadas mediante ordenadores. Por tanto, solo serán ‘imágenes realistas’ potencialmente subsumibles en el concepto de pornografía infantil aquellas que se aproximan en alto grado a la representación gráfica de un auténtico menor, o de sus órganos sexuales». Y concluye la carta diciendo que «No deberán los Sres. Fiscales entender incluidos dibujos animados, manga o representaciones similares pues no serían propiamente ‘imágenes realistas’, en tanto no perseguirían ese acercamiento a la realidad».

Fuente: El Mundo

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.




«Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.»

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.