Análisis: ‘Senran Kagura 2: Deep Crimson’

Las kunoichi que más dinero gastan en ropa
Senran Kagura 2 Deep Crimson

La franquicia Senran Kagura vuelve nuevamente a las 3DS de Europa tras su primer y polémico paso con Senran Kagura Burst. Ahora le toca el turno a su secuela directa, Senran Kagura 2: Deep Crimson, también disponible para la portátil de Nintendo, un juego totalmente renovado tanto en las opciones de combate como en el apartado técnico, permitiéndonos despedirnos de aquella escasa tasa de cuadros por segundo que se le achacaba al anterior título. Además esta aventura, protagonizada por las kunoichi que más dinero gastan en ropa, nos traen nuevos modos de juego, modo online, modo local y mejora en las físicas de las… bueno, ya sabéis a qué me refiero.

Senran Kagura 2: Deep Crimson sigue la estela de su predecesor directo en cuanto a la historia, visitando el final del anterior título para ofrecernos una nueva aventura repartida en seis pergaminos o capítulos distintos. Hay dos temas centrales en esta aventura: la corrupción del clan Hebijo y la terrible amenaza surgida con la aparición de los yōma, unos demonios parásitos que se alimentan de la sangre de las kunoichi y shinobi. El juego diluye ambos temas entre momentos dedicados a conocer el nuevo presente de cada una de las protagonistas, a la par que ofrece toneladas de momentos llenos de fanservice y humor. Muy presentes están también temas como la amistad, la importancia de la vida y, al igual que en Senran Kagura Burst, la dualidad de todo lo existente — el yin y el yang —, y de cómo dos fuerzas opuestas — el clan Hebijo y el clan Hanzo — se necesitan la una a la otra al complementarse. De hecho, en esta aventura veremos cómo las rivales de un clan y el otro forjan estrechos lazos de amistad.

Senran Kagura 2 personajes

En general la historia de Senran Kagura 2: Deep Crimson es aceptable, con algún momento que, sin llegar a ser magistral, resulta atractivo. La aparición de los yōma capta fácilmente el interés del jugador, y el diseño de estos — especialmente el de los jefes finales — es simplemente alucinante. El problema es que el argumento carece de un ritmo que mantenga tu interés en la historia, pues a menudo se introducen con calzador situaciones repletas de fanservice para cada pareja de personajes. Esto no sería malo si no fuese porque los tenemos a cucharones. Por poner un ejemplo, la práctica totalidad de uno de los capítulos, que aparece justo después de que conocerse la historia de los yōma, está dedicada a cómo cada uno de los personajes se encuentra con su rival en un baño termal y acaban luchando por situaciones de lo más absurdas. Y esta es otra, que está bien reírse de los clichés ofreciendo clichés, el problema es cuando estos intentos de parodias se vuelven frecuentes, tipo “no sabes qué hacer, bueno, pues vamos a pelear a ver si eso te ayuda a aclararte” o “me has tocado las tetas. No, me las has tocado tú. Pues venga, vamos a pelear”. Pese a ello hay alguna que otra situación que sí resulta amena, como la manera en la que el clan Hebijo decide tomar su viaje de vacaciones.

La parte que muestra cómo los personajes estrechan lazos de amistad con sus rivales tampoco ayuda, estando a un nivel inferior que los momentos de Senran Kagura Burst dedicados a conocer los motivos y preocupaciones de cada una de las kunoichi. Al final lo único interesante es la historia de los yōma y todo lo que tras su aparición sucede — no será desvelado para evitar destripes del argumento —, siendo lo demás contenido que en muchas ocasiones es introducido de manera forzosa. Soy totalmente consciente de que no estamos ante un juego con pretensiones filosóficas y serias, pero ello no justifica que los momentos de fanservice y humor tengan que ser simples y poco elaborados.

En cuanto a la jugabilidad, Senran Kagura 2: Deep Crimson supone un avance con respecto a su predecesor. Seguimos con combates y desafíos repartidos en escenarios pequeños que suelen estar repletos de kunoichi y enemigos masilla que, una vez derrotados, fuerzan a la aparición del jefe o rival de turno. Los escenarios permiten mayor libertad de movimiento al contener tramos más amplios, aunque, en términos de trayecto, cuentan con un recorrido menor que en Senran Kagura Burst. Las tasas de cuadros por segundo han mejorado notablemente, ofreciendo combates frenéticos, repletos de acción que, si se juega con el 3D estereoscópico apagado, apenas darán problemas. Solo he visto algún problema menor en determinados momentos de los combates contra yōma de tamaño gigantesco. Al activar el 3D estereoscópico el juego se resiente un poco más en un mayor número de situaciones, pero se aprecia a la vista que aún así hay una mejora con respecto al anterior título.

Senran Kagura 2 yoma

Una de las novedades en el combate reside en el sistema de combates por parejas. Ahora las kunoichi protagonistas podrán servirse de una acompañante que les ayudarán en la tarea de acabar con toda rival, artefacto o criatura demoníaca que se les ponga por delante. Podremos además alternar entre un personaje y otro según nos convenga y realizar artes ninja de fusión secretas, que no son otra cosa que las artes ninja secretas — poderosos ataques especiales —, pero realizadas a la vez por ambos personajes. Además, hacer parejas de kunoichi permitirá ir aumentando el afecto entre los dos personajes hasta llegar a un máximo de cincuenta puntos, y a mayor puntos de afecto, mayor será el daño realizado por ataques como las artes ninja de fusión secretas. Este sistema por parejas es bastante acertado puesto que añade dinamismo a las partidas, aunque sí es cierto que la IA aliada no es muy precisa y en más de una ocasión se irá a atacar donde no conviene. Esto se puede arreglar pulsando el botón A, que es el que hace que el personaje aliado manejado por la CPU se teletransporte a nuestro lugar para poder manejarlo.

Cada personaje contará con su propia barra de vida, su sistema de subida de niveles y su medidor de arte ninja. Al comenzar cada misión lo normal es que la protagonista o protagonistas escogidas tengan puestos sus trajes normales. Al rellenar el primer medidor de arte ninja se podrá utilizar la habilidad transformación shinobi, que no solo viste con nuevo ropaje al personaje, sino que también rellenará su medidor de vida y potenciará características como el ataque y la defensa. Además, permitirá realizar las ya mencionadas artes ninja secretas. Adicionalmente se puede entrar en un estado frenético que, de manera directa, deja en ropa interior a la kunoichi para permitirle causar una enorme cantidad de daño — a mayor número de combos, más daño se inflige — y moverse con mayor velocidad a la vez que su medidor de vida va disminuyendo progresivamente. En este estado se podrán realizar infinitas artes ninja secretas.

La cámara nos jugará con frecuencia malas pasadas, es uno de los puntos negativos más notables del juego. En lugar de alejarse o acercarse en función de la distancia que separa al personaje del enemigo marcado, la cámara se mantiene fija, por lo que con frecuencia tendremos al enemigo fuera de nuestro campo de visión al ser muy fácil enviarlo lejos tras varios golpes, algo que resulta especialmente incómodo durante los combates por parejas.

Senran-Kagura-2-Deep-Crimson-Daidouji-Suzune

Al ser uno de los reclamos del juego es necesario mencionar, por polémico que sea, el motor de movimiento de los pechos. Objetivamente ha mejorado mucho con respecto a lo visto en Senran Kagura Burst, ya que ahora se mueven con mayor soltura, pero siguen yendo en contra de las leyes de la física. Tampoco es que la franquicia pretenda aproximarse a la realidad en este punto, ya que precisamente buscan la exageración para hacer de ello algo llamativo. Y hablando de reclamos, toca recordar que las chicas y los enemigos van perdiendo poco a poco jirones de ropa hasta quedar en bikini o ropa interior.

El juego peca de escasa variedad de enemigos, y para colmo los generales yōma reciclan las técnicas de combate de las protagonistas del clan Hanzo y Hebijo. Además, tampoco se nos invita a encadenar ataques y técnicas de manera variada pese que se cuenta con esta posibilidad , ya que de intentarlo nos desviaremos con facilidad de nuestro objetivo y acabaremos, bien atacando a otro enemigo de manera caótica, bien lanzar ataques al aire. Esto puede llegar a ser especialmente frustrante al utilizar personajes o artes ninja secretas que atacan o se dirigen hacia una dirección concreta, viéndonos obligados a seguir un patrón de ataques muy limitado para no perder de vista al enemigo o evitar que el contador de combos se reinicie.

Por lo demás en cuanto a la jugabilidad, Senran Kagura mantiene aspectos ya presentes en su precuela, como la posibilidad de obtener objetos a lo largo del nivel que recuperan salud, rellenan el medidor de artes secretas, etc.

No solo de las misiones viven las protagonistas de Senran Kagura 2: Deep Crimson, también podremos irnos al campo de entrenamiento para aprender las nociones básicas de combate — modo básico, modo cooperativo / por parejas, modo libre y modo teórico —, aceptar los desafíos del nido de los yōma — desbloquean armas nuevas —, superar las misiones especiales — desbloquean piedras shinobi que otorgan refuerzos defensivos y ofensivos varios — y adentrarse en partidas cooperativas online y local —que no he podido probar al no encontrar a absolutamente nadie. Con todo esto uno tiene para más de 20 horas de juego.

Hikage Senran Kagura

El apartado jugable nos da una de cal y otra de arena. Hay muchas mejoras, pero también fallos que aparecen y otros que no se corrigen. Quien busque en esta franquicia un beat ‘em up pulido hasta la perfección se va a llevar un disgusto importante, pero quien desee simplemente un juego entretenido que no vaya más allá de la calidad media tiene en esta una aventura que le aportará bastantes horas de entretenimiento.

En cuanto al apartado artístico Senran Kagura 2: Deep Crimson también logra importantes mejoras. Los diseños de personajes mantienen su frescura y la mayoría de animaciones faciales están más logradas, haciendo a las protagonistas más expresivas. Sin embargo durante las escenas de diálogo hay poca variedad de animaciones. Por suerte, las animaciones de los combates sí son más variadas y exclusivas para cada personaje. En diseño destacan los yōma, especialmente aquellos jefes finales de tamaño colosal, que gozan de una gran calidad artística.

En el tema musical el juego no decepciona, y me atrevería a decir que es uno de sus puntos fuertes. Desde canciones inspiradas en el medievo japonés de fantasía hasta otras más enérgicas y animadas que acompañan perfectamente a los combates.

En definitiva, Senran Kagura Burst 2: Deep Crimson no es un juego para todo el mundo. Entretiene pero no pasa de una calidad media, por lo que no lo recomiendo a quienes tan solo persigan títulos AAA o a quienes, por motivos económicos, se vean obligados a ser selectivos a la hora de dar forma a su colección personal. También hay que tener en cuenta el target general, un público principalmente masculino que guste de las situaciones cómicas sencillas, del erotismo soft y de soft yuri. Pese a mejorar varias cosas de Burst, el aspecto jugable sigue sin estar totalmente pulido y presenta nuevos problemas que se suman a los constantes altibajos de la historia. Destacan la variedad de opciones jugables, la gran cantidad de opciones de personalización y un apartado visual y sonoro con más virtudes que defectos.

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.

6.6
Senran Kagura 2: Deep Crimson (3DS)
Lo mejor
  • Variedad en opciones de juego, asegurando más de 20 horas de partida
  • Apartados artístico y sonoro notables
  • El sistema de combate por parejas añade dinamismo al combate
  • Pese a sus deficiencias, es un juego que puede entretener al público al que va dirigido
Lo peor
  • Sistema de combate que mejora cosas con respecto al anterior título pero que deja otras sin pulir
  • La historia no profundiza tanto en los personajes como ocurría en Burst, y hay situaciones realmente irritantes
  • Perder de vista a los enemigos debido a una cámara bastante rígida



Redactora de artículos variados (Neon Genesis Evangelion, Utena, Nier Automata, Berserk, D.Gray-man) sobre worldbuilding, personajes o narrativa. De vez en cuando alguno de opinión. Tengo un blog donde hago lo mismo pero con libros.