La Universidad de Granada trae la segunda edición de su curso sobre anime

Por clamor popular, se abre una segunda edición

animeUGR

No hace más de unos meses que os hablamos del curso de animación japonesa que ofrecería la excelentísima Universidad de Granada y que tanto éxito entre nuestros lectores. Repitiendo con el subtítulo «Historia, estética y proceso de producción», esta segunda edición tomará lugar entre finales de octubre y el mes de noviembre, con horarios más detallados que podéis encontrar en la web oficial de Fundación UGR.

Los objetivos, similares a los de la primera edición del curso, serán los que siguen:

· Descubrir los orígenes de la animación japonesa, su evolución estética y técnica a lo largo de la historia.

· Comprender el proceso de producción de un anime comercial, desde los primeros bocetos hasta la edición final de la animación.

· Descubrir los últimos avances digitales en la producción de una animación.

· Analizar y reproducir la estética en el diseño de los personajes y elaboración de fondos del manga/anime.

· Imitar los pasos del proceso de producción de una animación con el software profesional Retas Pro HD, utilizado en los estudios japoneses de animación.

·Crear contenido audiovisual mediante captura de movimiento facial y corporal con Kinect.

No necesitáis ser estudiantes universitarios para optar a una de las veinte plazas disponibles, bastará con demostrar suficiente experiencia (académica o profesional) en el ámbito.

En caso de estar interesados, la inscripción estará abierta hasta el próximo 26 de octubre, y si necesitáis algo más de información, ¡echad un vistazo a la ficha completa!

«Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.»

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.




«Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.»

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.