‘Ni-Oh’, detalles tras el Tokyo Game Show 2015

El samurái rubio de Koei Tecmo

Durante el Tokyo Game Show 2015 se desvelaron nuevos detalles relacionados con Ni-Oh, el título de Koei Tecmo que resurge de entre las cenizas tras su anuncio en 2004.

Estamos ante un título de fantasía oscura y violencia que se ambienta en un Japón oscuro, repleto de bestias yokai. Para darle forma, desde Koei Tecmo aseguran que están observando características de Final Fantasy, Demon Souls y Dark Souls, y que algunas de estas podrían verse materializadas en la versión final del juego con algunos cambios.

Por ejemplo, quienes permanezcan conectados a internet encontrarán rastros de sangre que funcionan de manera similar a las de Dark Souls. En Ni-Oh, el protagonista William se encontrará con Chinokata Dzuka, portales de sangre con un arma en el centro. Dicho portal fue creado por otro jugador al morir en ese punto. Como ocurre en los juegos de From Software, acercarse al arma permitirá ver qué personaje de otro jugador murió en ese punto y cómo murió. A diferencia de Dark Souls, en Ni-Oh se puede elegir si se quiere luchar contra un espectro surgido del personaje fallecido, controlado por la IA, con la finalidad de obtener una recompensa.

Ni-Oh-02

Ni-Oh también cuenta con un sistema de invocación de espíritus. William puede recoger estos espíritus a lo largo de su aventura y equiparlos para atacar a los enemigos o curarse. El uso de los espíritus es en tiempo real, por lo que se requiere de cierta estrategia para causar daño o bien sanarse. Para cambiar de espíritu activo será necesario visitar un santuario. William tendrá que ser cauto, pues morir con un espíritu equipado implica tener que regresar a aquella zona para recuperarlo.

Ni-Oh surgió originalmente como un RPG ambientado en el periodo Sengoku. Se llegó a realizar una versión alfa del juego, que serviría de punto inicial para dar forma al producto, pero no se logró alcanzar el objetivo perseguido, ni tampoco era divertido.

En 2010 Koei Tecmo decidió tomar de nuevo las riendas del proyecto y tomar una dirección alternativa, convertirlo en un juego de acción. Ese año coincidió con la fusión entre Koei y Tecmo, y con el Team Ninja, especializado en juegos de acción, formando parte del equipo, ahora todo parecía mucho más claro.

Conforme se iban poniendo los primeros puntales del juego, la compañía se percató de que era un juego demasiado similar a un Ninja Gaiden. Es inevitable que exista cierta influencia de esta franquicia, pero para que no fuese un calco más se decidieron realizar algunos cambios. Y a raíz de esos cambios tenemos el Ni-Oh que conocemos hoy en día.

Hasta la fecha, Ni-Oh ha tenido dos grandes cambios, convertirse en un juego de acción y ubicarse en una Japón muy lejana en el tiempo e invadida por yokai, pero el concepto del samurái rubio en el periodo Sengoku es algo que no ha cambiado en diez años.

Ni-Oh estará disponible en 2016 para PlayStation 4.

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.

Koei Tecmo


Noticias sobre Tecmo Koei Europe y los videojuegos que desarrolla: Dynasty Warriors, Samurai Warriors…





Redactora de artículos variados (Neon Genesis Evangelion, Utena, Nier Automata, Berserk, D.Gray-man) sobre worldbuilding, personajes o narrativa. De vez en cuando alguno de opinión. Tengo un blog donde hago lo mismo pero con libros.