‘NieR Automata’: historia y protagonista

Androides contra máquinas

Nier Automata 1

A través de las revistas Famitsu y Dengeki PlayStation se han compartido los primeros detalles e imágenes de NieR Automata, nueva entrada en la franquicia que en esta ocasión está siendo desarrollada por Platinum Games.

 

Historia


Un futuro lejano.

Extraterrestres han invadido la Tierra, y cuentan con poderosas armas conocidas como formas de vida mecánicas. La humanidad se refugia en la Luna.

Para recuperar el planeta azul, los humanos envían a combatir a soldados androides, y entre ellos se encuentran las nuevas unidades avanzadas Yorha.

En un mundo donde no queda rastro de los seres humanos, las máquinas y los androides luchan. Una guerra que sirve como llave para abrir la puerta de una verdad aún desconocida.

Nier Automata 2

Yorha 2B


Androide de combate, miembro de la infantería. Su aspecto es femenino, pero su género es desconocido. Usa dos espadas como arma cuerpo a cuerpo, pudiendo servirse además de ataques a larga distancia. Un personaje que esconde algo.

 

Androides


Androides de combate creados por la humanidad tras verse obligada a migrar a la Luna. Los androides Yorha carecen de nombres, por lo que se les identifica como números. Se les prohibe tener emociones, pero cada modelo es diferente al otro. Yorha 2B, por ejemplo, se muestra tranquilo.

Nier Automata 3

Formas de vida mecánicas


Máquinas que han invadido la tierra. Son capaces de repararse y recuperarse por sí mismas, e incluso crear nuevas máquinas. Se desconoce su verdadero poder, aunque lo visto hasta la fecha provocó que los humanos huyeran del planeta.

 

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.




“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.