‘Livingstone’, licencia manga de Milky Way

Del dibujante de Deadman Wonderland

Livingstone-manga

Segunda licencia desvelada de la semana por parte de Milky Way Ediciones. Se trata de Livingstoneリヴィングストン —, un “seinen sobrenatural de tintes sombríos y con una pareja protagonista que da mucho juego”. En esta ocasión el trabajo es obra de dos autores: Tomohiro Maekawa al guión, y Jinsei KataokaDeadman Wonderland — al dibujo.

Con un total de cuatro volúmenes en el mercado y ya finalizada, la historia comenzará a publicarse en España a principios de 2016. Contará con formato B6, rústica con sobrecubierta, páginas en blanco y negro y color y un precio de 8€ por volumen.

Livingstone se comenzó a publicar en 2009, en las páginas de la revista Morning de Kodansha.

El 90% de nuestra vida está determinada por el destino, y nuestro destino está determinado por nuestra alma. Pero de vez en cuando las cosas salen mal y el alma de aquellos que encuentran una muerte prematura permanece en el lugar de los hechos contaminando los alrededores y atrayendo más almas atormentadas en un círculo vicioso de infortunios.
Sakurai y Amano son una extraña pareja contratados con un objetivo claro: encontrar a los pobres desafortunados que están a punto de morir antes de su hora o en su defecto, recuperar las piedras del alma de las víctimas.

Livingstone manga

Livingstone


Número de tomos: 4
Formato: rústica con sobrecubierta
Tamaño: 13×18 cms
Género: thriller psicológico, drama, misterio
Color: blanco y negro con páginas a color
Precio por tomo: 8,00 €
Lanzamiento: Principios de 2016
Periodicidad: bimestral

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.




“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.