Figuras basadas en el primer manga de la historia se pondrán a la venta en 2016

Criaturas de otro siglo vuelven a estar de moda

Choju giga gashapon 1

La serie de emakimonos titulada Caricaturas de animales antropomorfosChōjū Jinbutsu Giga / 鳥獣人物戯画 — es comúnmente considerada el primer manga de la historia. Algunos periodistas sostienen que este honorable título pertenece a otro trabajo, titulado Shigisan-engi, pero en la sociedad ha quedado grabada la historia de los animales que realizan actividades de humanos.

Chōjū giga, que es como se conoce abreviadamente a las historias de estas criaturas, vuelve a ser popular debido a diversas exposiciones que han tenido lugar a lo largo de Japón en 2014 y 2015. Aprovechando el rebufo de esta fiebre, principalmente contagiada al sector femenino de la sociedad japonesa, la compañía Bandai ha anunciado que en 2016 pondrá a la venta una serie de seis figuras en miniatura que retratan a los animales protagonistas de esta historia.

Las figuras, de estilo gashapon, estarán disponibles a finales de enero en distintas máquinas de bolas — conocidas como capsule machines — repartidas por el país. Cada figura costará 300 yenes — unos 2 euros — y medirá 4 centímetros de alto.

Entre los distintos modelos encontramos a una rana con un sombrero eboshi que puede sujetar imperdibles, un gato con eboshi que sostiene lápices y bolígrafos, un conejo sentado que se puede colgar de vasos y copas, un zorro con una cola grande para colgar las gomas del pelo, un conejo acostado que puede sostener notas y una rana que puede sostener un smartphone o una foto. La pose de todas y cada una de estas figuras imita a sus respectivos personajes, ilustrados en los pergaminos.

Vía: Gashapon World

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.




“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.