El remake de ‘Final Fantasy VII’ ya tiene su primer capítulo escrito

¡Y montones de detalles!

final-fantasy-7-remake-episodio-1

Retruenan las campanas por el remake de Final Fantasy VII, el clásico más querido por toda una generación. Y gracias a Famitsu podemos saber que se ha terminado de diseñar y escribir todo el guión de lo que será la primera parte del título que expandirá en muchas formas el original, por ejemplo ahondando en la historia de los miembros de AVALANCHA Biggs, Wedge y Jessie y las alucinaciones de Cloud o dejándonos explorar aún más la ciudad de Midgar

Dada la magnitud del proyecto, son incapaces de asegurar en cuántos volúmenes llegará ni si contará con funcionalidad online, pero sí que se vuelve a confirmar su uso de Unreal Engine 4, en el que recibirán asesoría por parte del equipo dedicado a Kingdom Hearts III, abriendo la puerta a que formen alianzas una vez salga al mercado el título de la Llave Espada.

También se ha dado a entender que el elenco de actores que prestarán su voz a los personajes será el mismo que el del filme Advent Children  y nos dan los primeros detalles de la jugabilidad: la barra de ATB será distinta de lo que tradicionalmente hemos conocido como límite, no se sabe si habrá un comando de guardia, pero se nos promete un estilo jugable adaptado a cada tipo de jugador.

Final Fantasy VII Remake llegará a nuestras PlayStation 4 en un futuro indefinido y más tarde a otras plataformas.

“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.




“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.