‘One Punch-Man’, ‘Ore Monogatari!!’ y otros títulos de Ivrea en imprenta

De tipos fornidos, historias de amor, pasteleras y pezones luminosos va la cosa

one-punch-man

Sácale brillo a la calva, porque One Punch-Man (One, Yusuke Murata) ya está en imprenta para que Ivrea los ponga en nuestras estanterías. Si bien la fecha final no es fija (oscilaría entre el jueves 25 y el 31), está claro que tendremos Saitama para rato, y acompañado de un carismático cartón que nos noqueará de un golpe.

No vendrá solo, ya que también se ha confirmado que Ore Monogatari!! (Kazune Kawahara, Aruko), uno de los shojo más esperado en nuestro país llegará también a finales de mes. Tampoco conocemos la fecha exacta, pero sí su precio (ocho euros) y su formato (que respetará la maquetación de Aoha RideKaichou wa Maid-sama!).

Pero como bien decía Billy Mays, ¡esperad, hay más! El primero de los tres tomos de Kill la Kill (Ryo Aizuki, Kazuki Nakashima) también se acerca a nuestras tiendas, con una salida prevista el próximo día 18. Se planea que los dos tomos restantes salgan de forma mensual.

Por último, también se confirman similares nuevas para Magical Pâtissière Kosaki-chan (Tsutsui Taishi, Komi Naoshi), la obra derivada de Nisekoi que verá su primer tomo en estanterías a finales de este mismo mes, aunque el segundo tenga que esperar a mayo del próximo año con la misma edición y precio (ocho euros) de la obra original

“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.




“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.