Análisis: ‘Story of Seasons’

El renacer de una veterana franquicia
Story of Seasons

La franquicia Bokujo Monogatari, conocida en occidente como Story of Seasons — antes Harvest Moon — fue creada en 1996 por Yasuhiro Wada. Estamos ante un simulador de granja que ha sabido ir renovándose poco a poco sin perder su esencia, y que transmite valores de respeto y convivencia con la naturaleza y su flora y fauna. Otras dos características del juego son los elementos de fantasía introducidos en la misma, como por ejemplo las hadas, así como la posibilidad de casar a nuestro personaje protagonista con otra persona del pueblo en el que decide comenzar su vida como granjero — o granjera —, así como estrechar lazos de amistad con otros habitantes.

Estamos ante una de esas franquicias hechas para desconectar, disfrutar de una aventura encantadora e incluso poder acercar los videojuegos a los más pequeños de la casa. El último juego de esta serie en salir al mercado europeo recibe el mismo nombre de la franquicia, Story of Seasons牧場物語 つながる新天地 — a secas, un título pone especial énfasis en ofrecer opciones para que todo tipo de jugadores — tanto los veteranos y exigentes como aquellos que tan solo deseen jugar de manera relajada — puedan ponerse el mono de campo y el gorro de paja para disfrutar frente a su Nintendo 3DS.

Como ocurre en otros títulos de la franquicia, nada más empezar la partida se ofrece la opción de escoger el sexo del personaje: masculino o femenino. Entre las escasas opciones que se nos ofrecen para personalizar el avatar se encuentran el tipo y el color del pelo, el tono de la piel y la forma de la cara. Además, conforme progresemos en nuestra aventura en la granja podremos ir consiguiendo accesorios y ropa con los que vestirlos. Si el jugador escoge a un personaje femenino tendrá opción de romance con personajes masculinos, y viceversa.

La aventura es bastante tradicional en sus comienzos, aunque también se vislumbran retazos de novedad. El personaje se independiza y logra un trabajo como granjero en las afueras de un pequeño pueblo llamado Oak Tree Town, rodeado de la naturaleza. Habrá que mercadear con tiendas locales y extranjeras, y se comenzará con recursos de granja bastante limitados para ir expandiendo ambiciones, cultivos, pesca y ganado. Ahora, el trato con otros personajes se enfatiza aún más, y prueba de ello es que desaparece el cesto donde se dejaban verduras y productos como huevos y leche para tener que ir al mercado del pueblo para vender los productos.

En el mercado, que no estará abierto todos los días — se preserva el tener que gestionar los recursos y saber cuáles vender y cuáles mantener para cocinas, eventos, regalos, etc. —, esperan vendedores ambulantes de tierras lejanas que, no solo comprarán aquellos productos recogidos de la granja del jugador, sino que además vendrán productos, especias y animales que normalmente no suelen encontrarse con tanta facilidad. Conforme más se venda a estos vendedores ambulantes más contentos estarán, mejores productos ofrecerán y mayores posibilidades habrá de atraer a vendedores ambulantes de otras tierras, siendo esto último beneficioso para la granja.

El mercadeo en Story of Seasons es obligado, pues las ventas son parte del pan de cada día del personaje. No solo sirve para sacar unos ahorros, sino también para ir liberando espacio en un almacén limitado y, especialmente, para poder invertir en semillas, alimento para los animales, prepararse platos con los cultivos, etc. También conviene estar atentos a las demandas concretas de materiales o alimentos por parte del mercader ambulante, pues ello hará más rápido y probable que nuevos mercaderes visiten el pueblo, haciendo más sencilla la labor de vender productos por encima de su precio habitual al haber más días disponibles para ello. Esto está relacionado con una función introducida en Harvest Moon: A New Beginning relacionada con la creación de muebles, herramientas, ropa y objetos a través de manuales y planos que podrán adquirirse de manos de distintos habitantes del pueblo y comerciantes.

Sin embargo, en comparación con otros títulos recientes de la franquicia, Story of Seasons hace algo más compleja la búsqueda y adquisición de materiales para crear estos objetos. Aquí se juega un poco más con la toma de apuntes o consulta de guías cuando anteriormente los objetos estaban disponibles dentro del juego en función de la estación del año.

Otra de las novedades presentadas por Story of Seasons busca ampliar sustancialmente la audiencia del juego al permitir escoger entre dos modos de dificultad. Quienes ya estén familiarizados con los conceptos de la franquicia tendrán el modo Secuoya, que es el modo de dificultad original, mientras que los recién llegados y aquellos que deseen jugar de una forma más relajada o ya no dispongan de tanto tiempo para jugar tienen a su disposición el modo Retoño. En este modo el protagonista contará con algo más de energía para afrontar las tareas de cada día y los requisitos de los vendedores serán menos exigentes.

Además de las opciones de cultivo, cría y cuidado de ganado, minería y pesca, Story of Seasons permite gestionar cultivos especializados en tierras públicas reservadas para esta ocasión. En comparación con las tierras privadas de la granja, las tierras públicas permiten que los cultivos crezcan más rápido y den cosechas de mayor calidad, pero hay un problema: los otros granjeros del pueblo también las ansían, puesto que se adquieren mediante un sistema de alquiler con fecha de caducidad. Una vez llegada la fecha que da por finalizado el alquiler, cualquier granjero puede pujar para hacerse con ellas. Al principio será complicado hacerse con tierras públicas — salvo aquel que se entrega al jugador de manera predeterminada —, pero conforme avance la partida irá siendo cada vez más sencillo hacerse con ellas y trabajar en nuevos cultivos.

Con respecto a la pesca, se añaden nuevas opciones como la pesca de buceo en los ríos y la posibilidad de criar peces en un criadero. Los habitantes del pueblo también parecen más humanos, con más vida, y con una historia que contar.

Otro punto que no está muy pulido hasta el punto de convertirse en prescindible es el modo online, ya que poco más puede hacerse que regalar un objeto, comunicarnos mediante un chat de texto muy torpe y “bendecir” con una varita los cultivos de otros jugadores — o, si se es anfitrión de la sala, que otros jugadores “bendigan” los cultivos propios.

Vaca Story of Seasons

El apartado gráfico trae una de cal y otra de arena. Experiencias como poder recorrer entornos detallados, rodearse y acompañarse por paisajes y personajes completamente tridimensionales, y disfrutar de escenarios coloridos son aspectos positivos de este apartado que se ven empañados por una caída de fps en ciertos mapas. Es verdad que uno se acostumbra a ello, pero no deja de esta presente y afectar, por leve que sea, a la experiencia de juego. Al menos el apartado musical ayuda a compensar en cierto modo este inconveniente, con melodías adorables y amenas.

Story of Seasons para 3DS mantiene su base sin cambios, añadiendo pequeñas y variadas novedades que aportan aire fresco a la franquicia y que favorecen la llegada de nuevas generaciones de jugadores, quienes encontrarán una gran cantidad de actividades a realizar y gestionar, así como aseguran la permanencia de los fans más veteranos. Además, se ha hecho el esfuerzo de traducir el juego al castellano, lo cual es de agradecer con títulos que puedan gustar a los más pequeños de la casa.

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.

8.1
Story of Seasons
Lo mejor
  • Base sólida y nuevos conceptos que alegrarán a nuevos y veteranos
  • La adición de distintos modos de dificultad abren la franquicia a un espectro mayor de jugadores
  • Pocos juegos saben transmitir un mensaje de respeto y agradecimiento a la naturaleza y los animales, y Story of Seasons lo consigue
  • La idea de los mercaderes ambulantes, y la de dotar de más vida a los habitantes del pueblo
Lo peor
  • Caídas de fps en algunos mapas del juego
  • El tutorial inicial no se puede saltar, haciéndose algo tedioso para los más veteranos
  • Pocas opciones de personalización para el avatar del jugador



Redactora de artículos variados (Neon Genesis Evangelion, Utena, Nier Automata, Berserk, D.Gray-man) sobre worldbuilding, personajes o narrativa. De vez en cuando alguno de opinión. Tengo un blog donde hago lo mismo pero con libros.