Anunciados ‘History Toei Animation 80s 90s Boys / Girls’, libros teóricos sobre el gigante de la animación japonesa

Entrevistas y repasos a profesionales y series de la época

History Toei Animation 80s 90s Boys Girls

Ha sido anunciada en Japón una nueva línea de libros teóricos relacionados con la animación, esta vez centrados en la compañía de animación japonesa Toei Animation. Estos libros, que saldrán a la venta el 25 de marzo de 2016, se estrenarán con History: Toei Animation 80s – 90s Boys y History: Toei Animation 80s – 90s Girls, dos volúmenes centrados en las series de Toei de los 80 y los 90 para chicos y para chicas, respectivamente.

Entre las series tratadas en los libros tenemos Dragon Ball, Saint Seiya, Marmalade Boy y No me lo digas con flores.

El libro para chicos contiene una charla con Hiroyuki Kakudo y Hiromi Seki, director y productora de Digimon, entrevista a Kozo Morishita, productor de Dragon Ball y director de Saint Seiya, una mesa redonda con celebridades de la animación de la talla de Daisuke Nishio, Katsuyoshi Nakatsuru, Yukio Kaizawa y otros; información y presentación de anime de demografía shonen, etc.

El libro para chicas contiene entrevista a Hiromi Seki, productora de No me lo digas con flores y planificadora en Historia de un vecindario y Marmalade Boy. entrevista a Junichi Sato, quien trabajó en la dirección, storyboard y dirección de episodios de Sailor Moon, charlas con Wataru Yoshizumi, Ai Yazawa y Yoko Kamio, información y presentación de anime de demografía shojo, etc.

Con un formato A4, cada libro puede reservarse ya en tiendas de importación por un precio de 1.000 yenes.

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.




“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.