Takako Shimura (Flores Azules) y Fumiko Fumi estrenan mangas en mayo

Cada artista publicará su propio trabajo

La revista japonesa Be x Boy ha anunciado que las autoras de manga Takako Shimura y Fumiko Fumi se encuentran trabajando, cada una por su cuenta, en un nuevo manga. Ambos se estrenarán el 6 de mayo en la misma revista, propiedad de la editorial Libre Publishing.

En el caso de Takako Shimura — Flores azules, Hourou Musuko — se desconoce cuál será el nombre del manga. La sinopsis de la historia, que da a entender que en esta ocasión se abarcará un romance homosexual, es la siguiente: “No importa cuánto me preocupe, la respuesta será inamovible. Pero yo te amo.”

Por otra parte, el trabajo de Fumi sí que ha sido bautizado, y se titula Joso Danshi to Menhera Oji-sanEl joven travesti y el tío con una enfermedad mental. La sinopsis para Josho Danshi to Menhera Oji-San es la siguiente: “Dices ser una dulce chica de primera categoría, pero resulta que en las redes sociales solo eres un chaval vestido de mujer.”

Takako Shimura es conocida por sus trabajos Flores Azules, publicado en España por la editorial Milky Way Ediciones, y Hourou Musuko. Ambos trabajos han sido adaptados al anime en 2009 y 2011 respectivamente.

Fumiko Fumi ha finalizado recientemente el manga Kannushi-san to Boku no Kanojo, estrenado en 2014 en la revista You Magazine, de la editorial Shueisha. Otros trabajos suyos son Fundari Kettari, Bokura no Hentai, Onna no Ana y Koi ni Tsukimono. Estos dos últimos trabajos fueron adaptados a la imagen real en 2015.

Takako Shimura nuevo manga

Vía: ANN

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.




“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.