El Salón del Cómic retira trabajos de Miquel Montlló porque “muestran vello púbico”

De locos

Miquel Montllo censura ficomic 01Miquel Montllo censura ficomic 02

[Actualizado]: Desde la organización del evento parecen haber rectificado ante el feedback recibido y han devuelto a la exposición los trabajos de Miquel Montlló. Pese a que en las fotografías no se aprecia ninguna incidencia o desperfecto alguno, argumentan que “se han cambiado […] por mantenimiento“, y añaden, “una vez realizada la reparación se han vuelto a colgar en su sitio“. Sin embargo no aclaran la situación de los trabajos de Puchalski, Hedor se escribe con h ni Inefable Tebeos, casos que no han tenido tanta repercusión en las redes.

Noticia original: Estos días se está celebrando el 34 Salón Internacional del Cómic de Barcelona, el que probablemente sea el evento español dedicado al tebeo más importante de España. Por desgracia, la noticia más importante que el día de hoy nos llega de allí no es ni mucho menos buena, sino desalentadora.

A través de distintas fuentes, y tras consultar el perfil personal en Facebook de Miquel Montlló, el autor afectado por lo que voy a relatar, llega a mis oídos que FICOMIC, la asociación organizadora del evento, ha decidido retirar algunas obras del artista que actualmente forman parte de una selección de desnudos dentro de una exposición que allí puede contemplarse. La razón, nos cuenta Montlló, es que a una persona le ha parecido ofensivo que algunos trabajos mostraran vello público. No hay otra razón más que esa, pelos que por otra parte tiene cualquier mujer que haya superado la pubertad. Se hace evidente que dichos trabajos no tienen ni mucho menos una finalidad erótica o pornográfica, tan solo representan mediante trazos el cuerpo natural y creíble de una mujer, por lo que la decisión de retirar estos trabajos es algo que no llegamos a comprender. Y damos gracias a que son ilustraciones y no títeres, pobre de Montlló si hubiese sido un profesional del teatro callejero.

Lo ocurrido supone un insulto y una falta de respeto, no solo al autor que se ha visto afectado, sino también a la comunidad de aficionados. Y, por mínima que sea, también supone una brecha y erosión de los logros sociales conquistados en democracia para decirle a ese rebrote europeo de odio y ansias de desigualdad social que está bien hacer estas cosas.

Spanish Inquisition Miquel Montllo

Ilustración que Montlló ha realizado para ilustrar su punto de vista de la situación

Desde el fin de la dictadura que se dio en España hasta 1975 son muchas las conquistas sociales que hemos logrado como sociedad e individuos de este país, y todas ellas de gran importancia para una convivencia sana entre españoles. Por eso, que en un Salón del Cómic, principal exponente y promotor de una industria que ha sido y es maltratada, y que no recibe todo el reconocimiento que se merece en nuestro país — véase que los dibujantes hoy día trabajan más y cobran menos —, se den pasos atrás por puro capricho de un irrelevante individuo es, cuanto menos desalentador. Y conviene exponer este caso, no solo para abrir un debate entre la comunidad, sino también para contribuir a la mejora de este tipo de eventos y que casos así no vuelvan a repetirse.

Allí se da cabida a toda una industria y afición que no conoce fronteras, pues se explota, publicita y comparten gustos por el cómic, el tebeo, la novela gráfica y el manga — que vienen a ser lo mismo, pero con distinto formato. Y allí se venden todo tipo de cómics, desde los más inocentes y recomendados para la infancia hasta otros, situados en el extremo opuesto, que se sirven de la idealización ficticia de la figura femenina para atraer a un lector adulto principalmente masculino. Es más, cada año en nuestro país son decenas las cosplayers profesionales que son invitadas a este tipo de eventos, donde muchas lucen elaborados y complejos atuendos dignos de admiración mientras que unas pocas parecen estar más interesadas en caracterizar un cuerpo — siempre dentro de unos límites — que en el personaje al que representa y su vestimenta. Y a unos les gustará más una cosa y menos la otra, pero ambas se toleran y aceptan, creando una armonía que no es sino reflejo de una de las conquistas logradas en democracia. Y esto se lo debemos en gran parte a mujeres que han luchado por no ser objeto constante de cuestión proyectada desde el prisma masculino. No hablamos de pornografía, no hablamos de un erotismo que juega a traspasar la línea para ir más allá, estamos en unos márgenes donde lo que se muestra suele ser ignorando por la infancia — cuyos ojos en estos eventos están atrapados en productos mucho más coloridos y llamativos como puedan ser Pokémon o Yo-kai Watch — y solo puede ofender a personas que se cuentan con los dedos de una mano, que parecen estar enfadadas con el mundo y que se encontrarían mucho más cómodas si hubiesen vivido en décadas pasadas.

34 salon comic barcelona

El cartel del evento, con ilustración de Francisco Ibáñez

Me es imposible encontrar justificación cuando intento ponerme en la piel de la organización de FICOMIC, pues incluso siendo lo más benévolo posible siempre acabo con la misma conclusión: una falta de respeto al trabajo y esfuerzo realizado por el autor. El material a exponer se negocia entre bastidores, y salvo casos extremos — este no lo es —, una vez el contenido es mostrado se convierte en material sagrado hasta la finalización del evento. Puedes decidir no traer más material sobre el autor en un futuro, puedes dar un paso atrás antes de que dé comienzo el evento. ¿Pero retirar algo acordado en firme durante su transcurso por una discrepancia irrelevante? Es dar pasos de cangrejo mientras nos clavamos el cuchillo en el estómago.

[Actualizado] Al parecer, también se ha retirado otra ilustración, esta vez de Victor Puchalski, quien describe su trabajo como “poema dedicado a Tom of Finland”, una ilustración que contiene una cruz cristiana, una esvástica y un par de dildos. Tom de Finlandia es uno de los más populares dibujantes de las artes gráficas homoeróticas del siglo XX.

El proyecto Hedor se escribe con H y el colectivo Inefable Tebeos tampoco se han librado de esta selectiva retirada de contenido.





  • Dragoonglue

    Que se haga esto en el año 2016 me parece ridículo, pero lo peor es que no me sorprende. País.

  • LRB1983

    Impresionante que pase esto. Además que era una exposición artística, idéntica a la que se muestra en cualquier galería de arte o museo y que muestran personas desnudas. Lamentable.

  • Metabble

    Muy de acuerdo con el último párrafo. Irrespetuoso e ilógico.
    Volviendo al motivo por el qual le han censurado… ¿Hay alguien que no tenga vello púbico de forma natural, sin depilarse ni nada? Escandalizarse por eso me parece alucinante. ¿Qué será lo siguiente? ¿Tener uñas? ¿Vello facial?

  • Chan chan chaaaaaaaaaan

    ¿y os sorprendeis? vivimos una empoca donde hay un tsunami de censura, mojigaterismo, y correccion politica donde todo es ofensivo, machista, racista, sexista y muchas cosas mas que acaban en ista que deben ser eliminadas para proteger los derechos de la gente, una pena que para proteger dichos derechos el derecho de la libertad de expresion sea algo sacrificable.

  • Laín Coubert

    Totalmente absurdo, aunque por desgracia no me sorprende demasiado. En este aspecto, como en tantos otros, se demuestra lo ridiculo que es nuestro país y la cantidad de gente que retrógrada y moralista del tres al cuarto que hay.

  • 아인호아/Ainhoa_〆(・∀・@)

    Como si no hubiesen visto pelo en su puñetera vida