‘Innocent’, hermosa y cruel licencia de Milky Way que nos lleva ante el verdugo francés Charles-Henri Sanson

Libertad, Igualdad, Fraternidad

Innocent Milky Way

Hoy Milky Way Ediciones ha comenzado una nueva ronda de tres nuevas licencias para el mercado español. Todas ellas saldrán durante la temporada de otoño y, aseguran nuevamente, destacan tanto en su calidad gráfica como argumental. La primera de estas licencias es prueba clara de ello: Innocent, su licencia más importante de cara a esta ronda, que destaca por su “belleza y atrayente crudeza”.

Obra de Shinichi Sakamoto, este seinen publicado en la Young Jump de Shueisha nos lleva hasta el s. XVIII, a las puertas de la Revolución francesa y nos sitúa frente al conocido ejecutor Charles-Henri Sanson. Con un grafismo extremadamente detallista, podremos conocer la “inocencia” con la que el personaje se enfrentó a su destino.

Innocent_MW3

La historia toca géneros como el drama, la tragedia y el terror psicológico. Saldrá a la venta en otoño de 2016 a un ritmo bimestral, en una encuadernación rústica con sobrecubierta y un precio de 8,5€ por tomo. Las páginas en blanco y negro se acompañarán por otras impresas a todo color.

Innocent fue nominado en 2014 y 2015 al Premio Cultural Osamu Tezuka y a los Premios Manga Taisho, respectivamente. Se estrenó el 31 de enero de 2013 y su historia se dio por finalizada el 19 de mayo de 2015, alcanzando un total de nueve volúmenes. Cuenta con una secuela directa, titulada Innocent Rouge, producida a causa del cambio en la revista en la que se publicaba el manga original. Editada también por la editorial Shueisha, se publica actualmente en la revista Grand Jump.

Innocent - arte

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.




“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.