Digimon: ¿Quién es Ryo Akiyama? (Introducción y Anode/Cathode Tamer)

Explicamos el eslabón perdido entre el universo Adventure y Tamers

Todos los fans de Digimon reconocemos inmediatamente a Tai, Matt, Davis y compañía como los héroes que salvaron tanto nuestro mundo (o uno de los muchos mundos reales, que eso daría para otro artículo) como el digital que conocemos de Digimon Adventure, Digimon 02 y Digimon tri. De hecho, también es probable que conozcamos a los héroes de Digimon Tamers, que hicieron lo propio en sus mundos. Takato, Rika, Henry y… ¡eh! ¡Ese tal Ryo Akiyama también salió en Digimon 02!

Aunque puede que no lo recordemos (al fin y al cabo, sólo apareció en un flashback relacionado con Ken Ichijouji), Ryo Akiyama, el entrenador legendario residente en el Mundo Digital y única persona que ha vencido a Rika en un duelo de cartas, también forma parte del canon de Adventure. ¡Incluso tiene un cameo en Our War Game!

Pero Ryo es más que un personaje de cameos que no sabemos de dónde sale ni qué significancia tiene en Digimon. No. El chico se ha ganado, a pulso, el título de entrenador legendario. Claro está, como la mayora parte de su historia se ha contado en los títulos de WonderSwan (una consola de Bandai que nunca cruzó fronteras) en Europa nunca hemos tenido la oportunidad de aprender cómo, ¡pero para eso están estos artículos!

La saga Tamer (no confundir con Digimon Tamers) es una tetralogía de juegos de rol estratégico (si bien los verdaderos elementos SRPG son más notorios en el primero) en la que encarnamos a Ryo Akiyama. Sus cuatro entregas (con su fecha de lanzamiento original, si bien algunos han podido disfrutar de reediciones posteriores) son las siguientes:

  • Digimon Adventure: Anode/Cathode Tamer (diciembre 1999)
  • Digimon Adventure 02: Tag Tamers (agosto 2000)
  • Digimon Adventure 02: D-1 Tamers (diciembre 2000)
  • Digimon Tamers: Brave Tamer (diciembre 2001)

Como referencia, Digimon Adventure se emitió entre marzo de 1999 y marzo del año 2000. Digimon 02 estuvo en parrilla durante el año consecutivo (2000-2001) y al acabar se emitió Digimon Tamers, que acabó en marzo de 2002. Como podéis comprobar, las fechas del primer juego están algo apretadas, pero eso no impide que sea una continuación casi directa de Adventure.

Nuestro primer contacto con Ryo es uno ágil y en una “cinemática” que transcurre en la nochevieja del año 1999. ¿Recordáis el miedo al Efecto 2000 que teníamos? ¿Lo que nos preocupaba que todo lo digital de descuajaringara por un salto de fecha? Bueno, no adelantemos acontecimientos todavía.

El caso es que nuestro héroe pasa la velada con su flamante nuevo ordenador portátil como regalo del nuevo milenio y entra en una sala de chat en la que se está rememorando el ataque a Odaiba (ya sabéis, la lucha entre Parrotmon y Greymon que puso la pegatina de elegidos a los ocho protagonistas de Adventure y que se animó en una OVA que los de Fox Kids metieron de malas maneras junto a Our War GameThe Golden Digimentals). Algunos lo citan como un ataque terrorista, pero uno de los usuarios dice lo contrario:

Take: Bueno, ¡ese tío me dijo que fue culpa de los Digimon!

UK: ¿De verdad?

Maa-kun: ¿Quién lo ha dicho? ¿Un friki famoso?

Take: Creo que se llamaba… ¿Tai?

Y se va la luz. No podemos verlo, pero eso ha ocurrido porque un Machinedramon (es curioso cómo, a pesar de no ser más importante que otros Amos Oscuros en el anime, se muestra como villano de los juegos. Es lo que tiene hacer las dos cosas a la vez, supongo) moribundo realiza una A.D.N. Digievolución de emergencia con un Chimeramon para dar nacimiento a Milleniumon, el villano principal de toda la saga. Justo a tiempo para el Efecto 2000, ¿verdad? Y gracias a su abrumadora fuerza, es capaz de vencer en combate y capturar a los Niños Elegidos y sus Digimon (y aquí vemos una de las grandes incongruencias entre Bandai, que se encarga de los videojuegos, y Toei, la del anime: los niños se habían reunido con sus compañeros antes de 02, pero pasémoslo por alto). Sólo Agumon fue capaz de escapar con el Dispositivo Sagrado para buscar ayuda.

Y esa ayuda, por supuesto, eres tú. Ryo Akiyama. Agumon no tarda en pedir ayuda (Ryo, ¡ayúdanos! ¡Tai, Matt y los demás han sido capturados! ¡Ayúdanos! ¡Por favor!). Y con un haz de luz, el futuro entrenador legendario se hace con el dispositivo de Tai. Y como es de esperar, el nuevo Niño Elegido acaba absorbido dentro del Mundo Digital, donde puede informarse mejor de lo ocurrido:

Ryo: ¿Agumon? ¿Por qué estoy aquí?

Agumon: ¡Estamos en peligro! ¡Ahora que Machinedramon y Chimeramon se han fusionado, el tiempo en el Mundo Digital se ha vuelto loco y los villanos como Devimon y Etemon han vuelto a la vida!

Ah, el efecto 2000. No hizo mucho daño en la realidad, pero inspiró a Digimon para crear a Millenniumon y a Diaboromon para traer el caos el Mundo Digital. La explicación no dura más, ya que el suelo no aguanta mucho y… ¡sorpresa! ¡Un Kuwagamon viene a arruinarnos el día! Por suerte, el niño y el dragón hacen equipo para sobrevivir. Sobrevivir. Ésa es la mentalidad original de Ryo: el mundo digital es peligroso y tiene que saber cómo protegerse. Más tarde aparece Gennai, que da algo más de luz al asunto y le explica que la mejor forma de luchar contra el villano es disminuir su apoyo mientras que haces crecer tu pequeña legión.

Gennai: Por culpa de Millenniumon, las tropas del mal se están organizando. Si las vamos derrotando poco a poco, le quitaremos parte de su poder y podremos hacer nuevos aliados. […] Conforme ganes combates, el poder sagrado del Dispositivo será más fuerte y podrás enfrentarte a mayores retos.

Ryo descubre que, al contrario que Tai, no puede usar su dispositivo sagrado para evolucionar a Agumon, así que emplea su uso alternativo: ir purificando a los Digimon de la influencia de Milenniumon para crear su propio ejército con el que ir derrotando poco a poco a las fuerzas del mal y rescatar al resto de Niños Elegidos, no sin enfrentarse a una dura y cruenta oposición. Por ejemplo, Etemon deja bien claras sus intenciones de desmembrar al protagonista y Myotismon, directamente, quiere decapitarle y presentar su cabeza en una bandeja al amo. Sí, el tono es mucho más grave que en ese anime tan colorido y, hasta cierto punto, afecta a nuestro protagonista (que, recordemos, sólo tiene once años). Pero, a pesar de los peligros, es capaz de superar todas las mazmorras y pruebas que se le ponen por delante y de rescatar a la mayoría de los niños. Sólo falta Tai, que se encuentra en la fortaleza de Milenniumon.

Durante estos compases nos daremos cuenta de varias cosas. La primera y más evidente es que Ryo sólo está cumpliendo su papel de héroe. Es invocado en un momento de extrema necesidad (cuando siquiera Tai puede ganar) y se esperan grandes cosas de él. En cierto aspecto, está solo: más allá de su relación (muy básica y sin ningún tipo de desarrollo, por cierto), con Agumon y compañía y de las interacciones con el resto de Niños Elegidos, que no van mucho a más del agradecimiento, nuestro protagonista se muestra como algo muy simple. Ryo es un comandante en tiempos de crisis. Pero de algún modo, quizá por la simpleza argumental de este título o por asumir la fuerza de la amistad como motor principal de las franquicias de mons, es algo que los jugadores solemos olvidar. Vemos a Ryo de la misma forma que al resto de Niños Elegidos. Y tras el combate final queda bastante claro que no es así.

Tras una dura batalla, el monstruo cae y, así, Tai se reúne con Agumon de nuevo. No es hasta entonces que Ryo recuerda que su alianza sólo era algo temporal. De hecho, todas las alianzas que había tenido eran algo efímero. Luchar codo con codo durante horas no elimina un dato esencial: Ryo nunca ha tenido un compañero Digimon (algo en lo que volveremos a reparar en futuros títulos de la saga, pero dejemos eso para su debido momento). Sí, todos felicitan al entrenador por su gran trabajo salvando al mundo digital de un apocalipsis inminente. Todos son amigos. Los protagonistas de Adventure le acogen como a uno de los suyos. Pero no hay otro destino para él que volver a casa…

Tai: Sora y Matt ya han vuelto a casa… Creo que es mi turno.

Ryo: Pero Agumon y los demás… […] Es cierto, Agumon es el compañero de Tai. Yo… Bueno, no os preocupéis por mí.

[…]

Tentomon: ¡Las lágrimas de despedida están prohibidas! ¡Tenemos que ser fuertes!

Tai: Ryo, seamos amigos. Siempre que recuerdes esta lucha, nos volveremos a encontrar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y eso es todo. Su madre lo encuentra en su habitación, sólo iluminado por una vela y no tarda en descubrir que algo ha cambiado en el psique del chico. No es el mismo de siempre, y no va a volverlo a ser jamás. Anode / Cathode es la historia de sus primeras cicatrices mentales, pero no será la última. Es más, este título es, sin duda alguna, la experiencia menos traumática (y la más fácil de explicar) del joven.

Pero eso lo veremos en el siguiente artículo, que comenzará con una no muy afortunada visita a Ken Ichijouji, en la que presenciará los eventos de Our War Game y se sembrarán las primeras semillas del concepto Digimon Emperador.

Capturas: To Bring Back Yesterday




  • @BandaiNamcoES el protagonista original :O

  • Laín Coubert

    Ryo es sin duda mi personaje favorito de la franquicia y creo que objetivamente, es el más interesante que ha producido la saga de los monstruos digitales. Su mera existencia sirve para cohesionar varios de los multiversos de Digimon.
    Hace tiempo recogí mis propias ideas acerca de él, y las compartí en este tema: http://fdzeta.com/temas/ryo-akiyama-la-historia-del-viajero-interdimensional.72077/

    Espero con ganas los textos de los otros juegos!

    • Habimaru

      Si hablas de cohesionar multiversos diría que también habría que contar con Mirei Mikagura. De todas formas creo que aún le queda mucho por ofrecer y, por ahora, el arco de Ryo tenía bastante más interés para plantear

      • Laín Coubert

        Sí, de hecho Mirei Mikagura parece ser un personaje desarrollado, en gran parte, para cumplir las funciones que de otra manera hubiera cumplido Ryo en el entramado de multiversos.

        • Habimaru

          Ojo, Ryo sólo se propone como un entrenador muy poderoso y capaz que accidentalmente mandan a otro universo. Mirei, por su parte, es más cercana a una deidad (exagerando, claro) y es capaz de viajar de forma voluntaria.

  • Habimaru

    ¡Esperemos poder traerlo pronto! Estaré encantado de resolver cualquier duda que salga de aquí a entonces

  • Buenísimo artículo, me ha parecido muy interesante, espero que podáis sacar pronto el siguiente porque hay muchas ganas.

  • Se parece mucho a Gennai joven (o a los Agentes). Viendo como funciona el tema del multiverso y el rollo espaciotemporal con Ryo quizá su apariencia esté basada en él…