Reseña: ‘De MicroHobby a YouTube, la prensa de videojuegos en España’

Un viaje por la historia de los juntaletras de los jueguicos

Me gusta pensar que soy parte de ello. Llevo desde la adolescencia opinando en rincones de Internet sobre las buenas y malas nuevas del mundo del videojuego. Durante un tiempo incluso os hacía llegar las noticias del mundillo. Así que, en cierto modo, un libro como De MicroHobby a YouTube, la prensa de videojuegos en España es algo que, además de entrar sin duda en mi ámbito de interés (la historia del videojuego y la industria videolúdica en general), me toca de una forma muy cerana.

A lo largo de casi doscientas páginas trabajadas por la editorial Dolmen Editorial, el veterano periodista David Martínez (redactor jefe de Hobby Consolas) nos acompaña en un viaje que para algunos recorrerá la memoria y, para otros tantos, supondrá historia. De hecho, eso es lo que hace tan mágica la historia del videojuego: que, en su mayoría, aún se trata de historia viva. Que todo es capaz de mantenerse bien documentado y, en la mayoría de casos, incluso las fuentes siguen entre nosotros para dar sus declaraciones.

Y el autor no es excepción. Ya que ha trabajado en la prensa especializada desde hace casi veinte años y ha sido partícipe de ella como lector desde mucho antes, es capaz de aderezar todo el recorrido con experiencias y anécdotas personales que son capaces de dar un grado extra de profundidad. De hecho, el primer epígrafe tras el prólogo (de manos de Bruno Sol) es una genial síntesis de lo que supone para Martínez ser periodista del videojuego: el mejor peor trabajo del mundo.

Una vez presentadas dichas bases, comenzamos el viaje. Desde la primera piedra: la revista ZX para los antiguos Spectrum, que supuso el inicio de toda esta locura de revistas mensuales (e incluso algunas que llegaban a ser semanales) con la poca información que los chavales de a pie podíamos degustar, algún que otro póster e incluso instrucciones para programar algún que otro primitivo juego en idioma. Poco a poco, llegarían nuevas revistas para microodenadores, como la titular MicroHobby y más allá en el camino, otras tantas para los que preferían consolas (de aquí vienen revistas como la Nintendo Acción que hoy día se ha convertido en la Revista Oficial Nintendo. La época de PlayStation y los discos de demos que tantas horas de diversión nos dieron. Poco a poco, el entramado editorial comienza a formarse en nuestro país. Y con ello, las guerras de competencia. ¡Vaya si dan qué hablar! Y tampoco se trata de la única fuente de anécdotas del mundillo que recoge este libro.

Tanta curiosidad y un viaje tan ameno me hizo devorar el libro en menos que canta un gallo. Y me resultó fácil, ya que la lectura, si bien enunciativa en algunos tramos, es capaz de mantenerse amena y rodeada de una enorme cantidad de ilustraciones (en su mayoría, portadas o páginas de revistas antiguas) que en algunos casos levantaron mi curiosidad y, en otras tantas, la nostalgia. Eso sí, tengo que achacar en su contra que hay ocasiones en las que se hace referencia a portadas que no son las que aparecen en el propio libro, lo que es a todas luces una oportunidad perdida. Pero, en resumen, podemos hablar de un trabajo de edición muy sólido que incita a acabarse el libro y, ante todo, guardarlo como material de referencia.

Porque el trabajo de investigación también lo vale. Declaraciones, anécdotas de otros compañeros (o incluso de la competencia) y entrevistas con personalidades de la prensa como Santiago Bustamante (el presentador de Fallo de Sistema en RNE-3) y el youtuber ToniEmCee, actual encargado de la campaña publicitaria mediante la plataforma de vídeos de Sony España.

Porque, claro está, la prensa no para en la palabra escrita, sino que llega más allá. Sendos capítulos para televisión, radio y, como bien habréis intuído, YouTube son el colofón de un libro que acompañan a la prensa on-line tras la crisis del papel y los intentos por mantenerlo relevante con diversos cambios de paradigma que se analizan. Y si bien tanto la televisión como la radio (aunque con una gran omisión de los programas que, por su forma de trabajar, no dieron el verdadero salto hasta que explotó el podcast) son capaces de presentarnos una lectura interesante, la parte orientada a la plataforma de vídeos de google sabe a poco, limitándose a la entrevista ya citada y poco más. Aunque, bueno, hay que reconocer que es una omisión menor; dada la naturaleza del medio, se trata de algo volátil y en el que el límite de qué es prensa y qué es un chaval gritando delante de un micro porque le ha explotado un creeper jugando a Minecraft aún está sin definir. No obstante, hubiera sido bastante bizarro (en el sentido tradicional de la palabra y no como el falso amigo) haberse atrevido a analizar esos límites. Una pena.

Desde mi teclado sólo puedo recomendar De MicroHobby a YouTube, la prensa de videojuegos en España de forma ferviente, hayas vivido o no otras épocas del mundo que tanto nos gusta. No entraré en juicios de valoración de si ha ido a mejor o a peor, pero está claro que cada vez es más difícil trabajar en un gremio en el que premian la inmediatez y los clicks. De vez en cuando, echar un vistazo a cuando tu chute de videojuegos llegaba una vez al mes al quiosco de tu barrio y no sabrías nada más del juego que tanto ansiabas hasta mucho más tarde debería ser un ejercicio de autoanálisis y este libro nos incita claramente a ello.

De MicroHobby a YouTube, la prensa de videojuegos en España
Lo mejor
  • Un concienzudo repaso por la historia de la prensa del videojuego
  • Una lectura ágil y dinámica
  • Gran trabajo de maquetación
Lo peor
  • Se moja poco en la parte de YouTube
  • A veces se echa en falta referencia visual de algunas anécdotas



Colección de artículos destacada

Colección de reseñas destacada