El encanto de los Villanos de Hunter x Hunter

Y sus nombres impronunciables. Quwrof Wrlccywrlir, Hyskoa, Wbererguin...

Aviso de flagrantes spoilers de toda la cronología de Hunter x Hunter

Si no vas al día con el manga, encontrarás spoilers. Además, este artículo es general. No se pueden tratar a todos los Villanos y Antagonistas de Hunter x Hunter en tan poco espacio. Es un repaso superficial y de reflexión.  Los personajes se investigarán en mayor profundidad en otro tipo de artículo.

Personajes variados, Villanos memorables


Hunter x Hunter no suele dejar indiferente. En particular, se le da muy bien despertar emociones contradictorias. Ya sean los hiatus, el nivel de detalle —o su ausencia— del dibujo, los plot twist, o los argumentos que se emplean en cada saga, los fans suelen reaccionar de forma, cuanto menos, intensa.

Hay muchos temas que escoger para hablar pero me he decantado por uno que me llama la atención de forma personal. Y se trata de cómo son los «Villanos» de Hunter x Hunter. En otras series encontramos antagonistas, enemigos y villanos carismáticos, a los que se humaniza y por los que cobramos cariño. Berserk, One Piece —bueno, más o menos en este caso—, Naruto, Tokyo Ghoul y muchos más títulos son claros ejemplos. Sin embargo, los de Hunter x Hunter tienen algo especial. Seguramente habrá excepciones que cumplen la regla, pero pocas veces he visto que el fandom se divida hasta tal punto acerca de quién está validado para hacer algo como en este. Siempre hay quienes justifican lo injustificable en todas partes, pero no suelo encontrarme con fans que, en bloque, se vuelvan contra los protagonistas a favor de los antagonistas. Sobre todo porque, a menudo, son unos villanos de mucho calibre. Y cuando digo calibre hablo de genocidas que asesinan a personajes a los que cogemos cariño, además de desconocidos extras.

Hasta que leí Hunter x Hunter, nunca hubiera creído que un día encontraría fans que justificarían la matanza de los Kurta inventando que eran una sociedad cruel y controladora para defender así la popular teoría de que Shalnark era un Kurta y explicara que huyera —y sobreviviera— a la matanza. También se usa mucho este «argumento» para asegurar que el Genei Ryodan no es tan malo, como si torturar niños pequeños para que sus padres purasangre despierten el rojo más violento de sus Ojos Carmesíes tuviera alguna clase de sentido justiciero incluso en el improbable caso de que los Kurta hubieran sido una sociedad desalmada. Tampoco pensé que un día encontraría a gente que disminuiría los crueles actos de una familia de asesinos para justificar el control mental que ejerce Illumi sobre su hermano Killua, como si lo que hace fuera algo sano más allá de practicar acupuntura con su hermanito.O, por qué no, que se demonizaría a un niño —reitero, niño— como Gon por dejarse llevar por el ánimo de venganza.

Son fragmentos del fandom, sí, pero hacen reflexionar sobre quiénes son estos villanos y antagonistas, que despiertan un fervor tan pavoroso.

Para empezar, hay que aclarar que Yoshihiro Togashi no gusta de crear personajes completamente blancos o negros. Protagonistas como Kurapika o Gon se dirigen o han dirigido con pasos agigantados hacia límites morales que no se pueden perdonar aunque sí comprender. Killua, por su parte, se ha pasado buena parte de su vida asesinando, pero sigue siendo un chico adoctrinado y controlado por su familia que parece buscar volver a ser un niño. Leorio no dudó en atacar a una mujer anciana y desarmada en un estallido de rabia y, a su modo, es manipulador aunque sea el personaje que menos se ha mancillado de toda la historia. Son elementos que nunca se ocultan, que se muestran tal cual son. Togashi no utiliza en sí diálogos de otros personajes para explicar por qué Gon es bueno o malo con sus amigos o si Kurapika está haciendo bien al seguir el sendero de la venganza. Nos lo muestra.

Así pues, si nuestros protagonistas se alejan del espectro del maniqueísmo blanco o, al menos, de las excusas por parte del guión para romantizar y justificar sus actos… ¿Qué hay de los antagonistas?

Por lo general, Togashi los suele sacar a escena en su peor faceta. Hisoka hace su estelar aparición cortando los brazos de una persona que se atrevió a empujarle. Illumi revela su rostro en el momento determinante del Examen de Cazador para destruir psicológicamente a su hermano y obligarlo a volver al sitio de donde había escapado. Del Genei Ryodan sabemos, antes de conocerlos, que masacraron a una tribu entera sin otro objetivo que robarles los ojos. El rey de las Hormigas Quimera, nada más nacer, destruye a su madre. Bien, creo que se capta la idea.

Pero, a pesar de esta primera mala impresión, Togashi es un maestro a la hora de humanizar a sus personajes. Los acerca para que podamos verlos como algo más que el enemigo de turno al que hay que eliminar y que permita ganar una nueva habilidad o más resolución al protagonista. Diría, a riesgo de que me lancen tomates, que la excepción es el arco de Greed Island, donde Togashi se centró más en otros personajes que en sus villanos.

Así pues, la principal característica de los villanos de Hunter x Hunter es que son grises. ¡Sí, en otras historias sucede lo mismo! Pero no se limita a eso.  Tienen sentimientos (incluso si no lo parece) y, lo más importante; tienen su propia trama personal. Porque un personaje puede gustarte, pero sin su contexto no es nada. Si un personaje no se enfrenta a dilemas, tanto da que tenga una maravillosa labia, casi con seguridad no será muy destacable.

Además, aunque es difícil afirmar nada rotundamente cuando hay tantos productos en circulación, pero, en comparación con muchos otros villanos, los de Hunter x Hunter tienen un aire original. No en el sentido de algo inédito y nacido de la nada, sino más bien que resulta fresco y bien llevado. Una nueva vuelta de tuerca a un concepto preexistente y que hemos visto mil veces, por ejemplo, los personajes de Dragon Ball de los que claramente bebe el rey de las Hormigas Quimera. Luego, Togashi sabe tratar conceptos que han recogido herederos más populares, como Naruto con Sasuke Uchiha, con mucha más profundidad y desarrollo. Menos genérico.

Así pues, la originalidad de sus personajes no es tanto cuestión del diseño —que suele ser brillante, muy fácil de distinguir y reconocer aunque haya una cantidad impresionante de personajes—, como de personalidad y narrativa.  Y refiriéndonos a este último caso, los Villanos siempre han tenido una suerte de papel de reflejar un posible camino de un portagonista. Muy a lo Darth Vader-Luke Skywalker. Hunter x Hunter no es la excepción.

Un hermano mayor cruel


Illumi, sin ir más lejos, no es el primero ni será el último antagonista con aire femenino y actitud imperturbable, que enmascara un profundo sadismo, que nos toparemos. Tampoco es raro encontrar a personajes obsesionados con sus hermanos y que les hacen más daño que bien con su retorcido amor. Es más, podría decirse que es poco original en este aspecto. Sin embargo, su diseño tiene completa lógica con su arco narrativo.

Pero vamos a reconocerle algo antes que nada: ¿a cuántos villanos habéis visto que pertenezcan a una familia famosa de asesinos cuya guarida conoce todo el mundo? Creo que cuando Illumi da la dirección a Gon y los demás para que vayan a su casa a buscar a Killua es uno de los momentos en que Hunter x Hunter de verdad sabe desmarcarse.

En cualquier caso, al ser el primer miembro de los Zaoldyeck que vemos, contrasta con Killua no solo en paleta de colores, sino en actitud y objetivos. Si Killua es alguien que dirige toda su emoción al exterior, huyendo de su familia, Illumi es, por su parte, el miembro más frío y desconsiderado de la misma, que vive por y para su trabajo, sin ninguna clase de empatía. Ni siquiera cuando actúa en beneficio de Killua demuestra alguna clase de comprensión. Se ha criado para ser un trabajador eficaz y no puede entender que su hermano tenga otra clase de intereses. Para él, solo hay que devolverlo al camino correcto. Sabemos que no busca matar a Killua, al contrario. Quiere protegerlo, quiere hacer lo que cree que es mejor para él, demostrando un amor controlador, muy similar al de su madre Kikyo. Además, junto a su padre, Illumi es el ejemplo perfecto de asesino. Y representa todo lo que Killua no quiere ser.

Así pues, la existencia de Illumi radica en su relación con su familia y, en particular, con Killua.

Alguien limitado a eso podría resultar aburrido. Pero hay algo en él que resulta deliciosamente contradictorio y es su sed de poder: desea de forma febril a Alluka. Pretende controlar a Killua para poder acceder a ella y, de esta forma, no hace más que romper a la familia a la que tanto consagra su vida. Cuanto más insiste, más consigue que Killua rechace a los Zaoldyeck . Cuanto más busca el poder, más amenaza con dañar a todo el clan por las reacciones que puedan tener Alluka y Nanika. No solo eso, sino que pierde de vista a la misma porque Killua sabe mejor que nunca que debe alejarla lo más rápido posible de los Zaoldyeck.

Es este tipo de conflicto personal, del que el mismo Illumi no es consciente, el que vuelve más original al personaje y lo saca del clásico hombre vacío que, en otra historia, habría sido un mero antagonista. No sabemos cómo reaccionará en el futuro, qué sacrificará por obtener el poder de Nanika. Si llegará a detenerse. Si su enfrentamiento con Killua le afectará personalmente. Es muy difícil predecir qué ocurrirá con Illumi, hasta dónde será capaz de llegar por su ambición y cuál será la respuesta de su propia familia, ya que hasta cierto punto actúa a espaldas de esta. Es una semilla muy interesante y no tenemos ni idea de cuál será el resultado. En otros casos sería mucho más previsible. Aquí podemos coger palomitas.

En cualquier caso, todo buen antagonista tiene un papel contrario a nuestro protagonista sin dejar de ser parecido, hasta cierto punto. Y no deja de resultar irónico que Illumi presione a Killua a regresar a su hogar. Y lo consigue. Solo que Killua se preocupa exclusivamente por la única persona a la que considera realmente digna de amor. Por ella arriesgará todo y decidirá cuidarla, como debería hacer un hermano menor. Es decir, hay un regreso a las raíces, como tanto había deseado Illumi. Solo que no es el que habría querido.

Bueno, en realidad antes he mentido. Aunque no veamos nada de Illumi más allá de en su trabajo, sabemos que es capaz de tener vida. Se deja claro que tiene una relación extraña con Hisoka y que conoce a Kuroro por trabajo. Lo que no sabemos es cómo han nacido estas relaciones y hasta qué punto piensa mantenerlas. Ni siquiera qué pasará si Hisoka llega a ponerle un dedo encima a Kalluto…

Un fascinante Anticristo


Se podría decir que Kuroro Lucilfer es un personaje similar a Illumi, aparentemente vacío y que puede descartar su propia vida en cualquier momento por el bien de su propia familia, la Araña. No sería cierto. No solo hay diferencias básicas, como que Illumi es capaz de cambiar su exterior pero no su actitud y que Kuroro hace justo lo contrario, interpretando a la perfección a otro tipo de persona para ganarse el aprecio de una jovencita. Kuroro es una persona que demuestra interés por elementos externos al trabajo, un hombre racional pero caprichoso al mismo tiempo. El líder del Genei Ryodan tiene un claro gusto por la vida, la lectura y la contemplación de obras de arte. Se cansa rápido de ellas, pero tiene numerosos intereses así que no importa. Siempre encuentra algo con lo que ocupar su atención, ya sea el tesoro de la Mafia o de una familia real. ¿Por qué no? Es fuerte y lo sabe y su ambición no conoce límites.

De nuevo, este es un personaje que ya hemos visto. Kuroro puede atraer por su dieseño, su voz, o su aparente apatía, sí. Pero lo que llama la atención es que está lleno de fascinantes contradicciones:

Su ambición lo lleva a enfrentarse a toda clase de enemigos para robarles —el colmo de la avaricia— sus armas más personales de Nen. No importa el objetivo, no se detendrá hasta conseguirlo. Es lo que sucede en York Shin; no es hasta que ha obtenido el botín que decide poner tierra entre sí mismo y el asesino de la cadena. Para alguien tan pragmático y calculador, parece un gesto de desmedido orgullo. ¿O es una necesidad? Resulta difícil decirlo por lo críptico que es Kuroro. Probablemente mucho más que Hisoka, ya que no le vemos tener una conversación privada que podamos considerar sincera más allá del monólogo que tiene con Gon… Y no nos revela mucho.

Pero, a pesar de ser tan inteligente y de saber organizar a un grupo tan dispar como el Genei Ryodan, da por sentadas demasiadas cosas. Podríamos decir que esto se debe a que su forma de ver el mundo es bastante limitada: es una forma avariciosa y egoísta. Solo cuando le afecta de forma personal siente interés y aún entoncesesa necesidad de obtener lo que quiere lo lleva hasta sorprendentes extremos. El ejemplo es que, a pesar de conocer  lo suficiente a los Zaoldyeck para imaginar que puede contratar a uno para eliminar a los Dones, luego no sabe deducir hasta qué punto hay que presionar a Zeno y Silva. De no haber sido por la conveniente llamada de Illumi, Kuroro habría muerto. Y ni aun entonces podemos decir que quisiera tanto los poderes de Zeno, porque este mismo señala que no estaba luchando en serio.

Es decir,  Kuroro sea su interminable confianza en sí mismo. En su pelea contra Hisoka le lleva a explicarle cómo funcionan sus poderes, sin ir más lejos. A veces una se pregunta si no habría que relacionarlo más con el orgullo que con la avaricia… Sobre todo porque, en muchas ocasiones, aunque esa confianza está justificada, termina por volverse contra él. Sin ir más lejos, averigua en seguida las debilidades de Kurapika, pero no ve las del propio Genei Ryodan —si es que se puede llamar debilidad a lo que siente Pakunoda—.

Y es que puede que el problema básico de Kuroro es que no se identifica con un humano. En el enfrentamiento con Hisoka piensa que«los humanos son fascinantes». Eso demuestra por qué, hasta cierto punto, no es capaz de aprender de sus anteriores errores. La ausencia de un Kurta en Lukso condujo años después al fallecimiento de dos de sus más preciados miembros de la Araña y a la pérdida de sus propios poderes. No ocuparse del cuerpo de Hisoka le ha ganado un terrible enemigo más y a verse privado de otros dos compañeros.

Nosotros sabemos, por tanto, que Kuroro es humano y más propenso a los fallos de lo que a él le gustaría reconocer. Su confianza en que el mundo funciona como él piensa le produce desconcierto. No entiende la forma de pensar de Zeno y Silva Zaoldyeck, y se muestra contrariado cuando Pakunoda decide aceptar el trato de Kurapika. No solo eso, sino que cuando Gon le pregunta por qué hace lo que hace, Kuroro ni siquiera se ha sentado a meditar sobre ello y no sabe encontrar una respuesta. Pero el ejemplo más claro de que Kuroro es humano y tiene contradicciones se ve cuando, una vez ha completado lo que él considera una venganza por Uvogin, que le permite una enome ganancia económica, está dispuesto a marcharse. Pero es solo la seguridad de la Araña lo que le hace quedarse y perseguir a Kurapika.

Kuroro no se valora a sí mismo como individuo dentro de su familia. Igual que en el caso de Illumi, trabaja para una causa mayor, pero eso no le impide permitir disfrutar de sus propios hobbies ni le intenta robar su individualidad a sus miembros.  Se nota que, como contraste de los Zaoldyeck, aunque también se juntan por negocios, hay placer en lo que hacen. Casi flota un sentimiento de romántica libertad —recalco el casi— en cómo unos niños que crecieron en una ciudad donde todo es abandonado encuentran un lugar al que pertenecer incluso si no todo es amor y felicidad. Un curioso contraste cuando pretende que funcionen como un engranaje, pero valora la diversidad y la personalidad individual.

Kuroro además, igual que Illumi con Killua, es un maravilloso reflejo de Kurapika. Comparten muchos elementos y Kurapika amenaza con seguir un camino demasiado similar al de su archienemigo. Si Killua triunfa dando la espalda a lo que más desprecia, el camino de Kurapika lo acerca más y más a esa gente a la que quiere asesinar por justicia.

Es decir, narrativamente, ambos villanos funcionan a la perfección.

Un payaso no tan loco


Hisoka es el as en la manga de Togashi y merece un artículo aparte como, en realidad, muchos de los personajes de Hunter x Hunter. Por eso no lo desarrollaremos demasiado aquí; obligaría a dar muchas más vueltas que con otros antagonistas cuya línea narrativa y su rol está mucho más definido. ¡Pero hay que hablar de él, por supuesto!

Se trata de uno los personajes más amados (u odiados) la historia, al  que cuesta definir en un rol concreto. Ha sido amigo, enemigo, neutral y todo lo que se pueda imaginar. Esto, unido a que Hisoka siempre aparece lo justo, su carácter y su imprevisibilidad da un importante punto de incertidumbre a Hunter x Hunter.

Y es que, si bien Kuroro es mucho más críptico, de Hisoka no sabemos prácticamente nada y la historia que creó Sui Ishida no es canónica. Lo único que tenemos claro es que, personaje sociópata donde los haya, se dedica a poner patas arriba todo aquello que toca. Fue nuestro primer contacto con la verdadera crueldad que podía aguardar en el futuro durante el Examen de Cazador y se convirtió rápidamente en un curioso antagonista. Sabemos que nuestros protagonistas, de momento, están a salvo porque a Hisoka le gusta esperar que sus frutos verdes maduren y estén en su punto para comerlos. Aun así, Hisoka representa una constante amenaza con la excepción de Greed Island —donde tan campantemente nos olvidamos de que es un antagonista y disfrutamos, ignorando que es un depredador sexual, de su colaboración. ¡Quién pudiera asegurarse la fidelidad de Hisoka!— y a veces no estamos tan convencidos de que las cosas vayan a salir bien para los protagonistas.

Por ejemplo, Hisoka valora bastante más a Illumi como rival que a Killua, y estaría dispuesto a matar a este con tal de ganarse una gran pelea con su «amigo». En el fondo lo que hace es echar un cable a nuestro albino para que escape de las garras de su hermano, pero sin duda muchos creímos, aunque solo fuera por un segundo, que Hisoka atacaría.

Un elemento así, usado de forma constante, podría llegar a agotar. Hisoka nos encandila y precisamente por eso aparece poco. Porque lo bueno viene en cantidades justas. Una vez entra en escena, sabemos que va a influenciar de una forma u otra en la trama. Quizás sea convirtiéndose en objetivo de Gon, puede que torciendo los planes de Kurapika o ayudando a Killua a escapar, pero Hisoka tiene siempre algo que hacer incluso si se suele mantener voluntariamente aparte.

Debido a este papel cambiante, resulta difícil definirlo como Villano, pero sí que suele ser un enemigo y resulta delicioso verlo romper todas nuestras expectativas. Incluso si es para frustración del fandom.

Un cruel rey niño


Con Kuroro e Illumi hemos mencionado que algo que los humaniza mucho es lo dedicados que son con sus respectivas «familias». Amar o proteger son elementos con los que rápidamente nos podemos identificar. Sobre todo si están bien empleados y no se emplean meramente como excusa para dar pena al lector. Por eso la saga de las Hormigas Quimera sacudió tanto a los lectores. ¿Cómo puede haber gente que quiera a Neferpitou o Shaiapouf? ¿En qué momento el fandom empezó a despreciar a Netero, que vino a salvar a la Humanidad, y se situó de parte de Meruem, que hasta hacía un día o dos era un monstruoso ser que sólo pensaba en el poder?

Las Hormigas Quimera parecen, hasta cierto punto, el exponente máximo de las ideas de Illumi o Kuroro de anteponer a la familia. La diferencia más básica parece que su vértice, su guía, su rey, no se preocupa por las Hormigas. Solo respeta a aquellos que son fuertes y a los demás los extermina sin dedicarles un segundo pensamiento. Es más, las Hormigas son personajes bastante unidimensionales en sus inicios. Los hemos visto en muchísimos sitios, hasta hartarnos. La historia de Meruem es la que tanta gente adora, de cómo el amor cambia a las personas, y que puede ser tan dolorosamente aburrida. Meruem, sin embargo, hace algo más que aprender a amar. Aprende a respetar a alguien más débil. Aprende a ver con ojos humanos más allá de la colonia. Y nosotros vemos todo ese proceso personal, esa creciente vulnerabilidad, desde más cerca de lo que se nos ha permitido con ningún otro Villano/Antagonista.

Justo entonces, cuando pensábamos que podía mejorar, que hasta podía ser un rey digno para Hormigas y humanos por igual, se corta en seco su vida. Por eso funciona tan bien como contraste de Netero. Meruem es joven y está aprendiendo; el Presidente de los Cazadores ya ha visto más que suficiente. Ambos valoran la fuerza por encima de todo, pero también son capaces de respetar el espíritu humano que no quiere rendirse. Meruem quiere cambiar el mundo y Netero reconoce que podría hacerlo, pero es demasiado peligroso. Y es entonces cuando Netero lucha con una lealtad a la Humanidad que se basa en el autosacrificio. Es decir, casi como una Hormiga Quimera. Meruem podría haber sido un gran rey, pero nunca tendrá la oportunidad.

¿Se merece morir? ¿Podemos juzgarlo con una perspectiva humana? Probablemente sí desde el momento en que decidió convivir con nuestra especie. Pero es difícil. Es gris. Y es maravilloso no poder juzgar de inmediato a un personaje por mucho que haya hecho cosas horribles, por mucho que haya maltratado a sus hermanos y seguidores, a su interés romántico. Porque sus circunstancias no quieren que lo perdonemos.

Es la mezcla de elementos de amor y lealtad, lo que vuelven a Meruem un personaje más memorable que otros. Porque Meruem no deja de ser un niño con un destino predeterminado y que aprende por su cuenta que puede pensar por sí mismo. Pero lo hace demasiado tarde y solo puede limitarse a esperar su final con Komugi. Así pues, el componente de tragedia juega un papel básico en su personaje y en sus guardias.

Si a estos es difícil humanizarlos porque viven por y para su rey, no podemos evitar que en su final conmueva su insuperable lealtad. Puede que Pitou sea una criatura cruel y maliciosa, pero es capaz de sacrificar su vida por su Meruem e incluso, tras la muerte, de seguir actuando. Porque es capaz de empatizar con Gon, a pesar de todo. Pouf no está muy equivocado cuando señala los peligros que rodean a su rey y su obsesión por eliminarlas tienen su lógica de acuerdo a su mentalidad. Actuar sin el consentimiento del ser querido por su propio bien es una forma retorcida de actuar que lo opone a la absoluta lealtad de Pitou. Youpi, por su parte, comete un error imperdonable y deja escapar a sus enemigos por honor, por respeto. Por un sentimiento humano. Todo eso convive con una extrema  lealtad y amor por un hermano pequeño —o algo… ambiguo… si vemos la escena del renacer de Meruem—.

Togashi juega de forma constante con estos temas tan típicos del shonen y nos obliga a verlos desde la perspectiva de los enemigos. Al fin y al cabo, ¿no se supone que Gon idealiza esa clase de amistad y lealtad? Por eso le duele tanto cuando Pitou es capaz de sacrificarse con tal de salvar a Komugi; porque ha dejado de ser un monstruo. Porque se comporta como un ser humano, que protege algo muy querido. Es frustrante. Es tremendamente gris. Vemos lo mejor de Pitou y Youpi cuando ya los teníamos condenados en nuestras mentes, mientras que Pouf sirve como contraste con Meruem a medida que la locura lo deshumaniza más y más. Llegamos a las Hormigas siempre demasiado tarde y nos queda el resquemor de preguntarnos qué habría pasado si se les hubiera dado otra oportunidad.

Solo son historias que chocan entre sí


Y es que los antagonistas y villanos de Hunter x Hunter son eso, personas independientes de las que puedes atisbar que tienen vidas propias. Queremos conocerlos, queremos saber más de ellos. Puede que también los queramos muertos, pero no sin antes haber aprendido y visto más de ellos. Al menos uno o dos nos ha llegado de una forma u otra.

Son algo más que un simple recurso narrativo y a la vez cumplen funciones maravillosas. Incluso si apenas sabemos nada de ellas, su carisma, su diseño, sus sufrimientos nos llegan. Son los protagonistas de sus propias historias que resulta que se dan de bruces con las de Gon, Killua, Kurapika o Leorio. Casi nadie se ve a sí mismo como el malo. Así que es fascinante cuando las tornas se cambian durante las grandes batallas finales. Porque, a veces, te descubres apoyando a los antagonistas. Porque, en esas escasas y mágicas ocasiones, el guión consigue que te preguntes durante un momento o dos quién es el Villano. Y luego cuesta establecerlo. Excepto a los de Greed Island. A esos, ni agua.

Porque ese es el encanto de Hunter x Hunter. Un bando puede tener más o menos razón que otro, pero nunca nos va a dejar sin ver la humanidad de los dos.

¡Mil gracias a @juanjimver por  la portada!




  • http://twitter.com/MugiwaraNoJinx Monkey D. Luffy ☠

    El mayor villano es el propio Togashi, que crea una obra de arte y la deja a medias para jugar a videojuegos el muy vago

  • Ismael G. M.

    Interesante. Acabaré de leerlo en otro momento.

    • Suzume

      ¡Gracias por leer y comentar! Entiendo que no estés de acuerdo y me encantaría saber, si tienes ganas, en qué difieres :3

  • http://twitter.com/KiraH69 Kirah Kuroichi

    mi pervertido Hisoka https://t.co/kZ6eLYHoSm

  • Socrates Galileo

    lamentarse no sirve de nada, togashi ponte a dibujar hp.

  • Yisuscry

    Me gustó bastante el artículo, hay cosas en las que no estoy de acuerdo pero son mínimas, fue un análisis bien hecho. Siempre he creído que lo que pone a Hunter x Hunter delante de muchos shonen (diría entre el top 3 o 5) populares, por no decir casi todos los shonen populares actualmente (incluidos dragón Ball, Naruto,one piece, Bleach,etc) es su falta de moral o no necesariamente está si no el lado gris de la cosas, no hay nada totalmente blanco o negro, cada personaje tiene su lado humano, puede ser un lado cruel y frío pero humano al fin al cabo. Me encantó también donde hablas de los personajes de manera individual e indipendiente, cada personaje tiene una meta, un propósito, y un desarrollo, su vida no gira en torno a algún protagonista y eso es algo tan resfrecante y según mi opinión algo bueno.

    • Suzume

      ¡Muchas gracias por leer y comentar!

      Estoy de acuerdo en todo y no tengo mucho que añadir. Son personajes que dan gusto de forma individual y aunque nunca van a tener taaaanto desarrollo como los protagonistas, puedes verlos sin problemas aparte y no como el recurso de Gon para crecer. Meruem es tan independiente que nunca se cruza con Gon o Killua xDDD.

      ¡Gracias de nuevo!

  • Coke Farias

    Buen articulo :)

    • Suzume

      ¡Muchas gracias!

  • Chidotaku Fanderei

    Muy buen articulo :D

    • Suzume

      ¡Muchas gracias! :3

  • danymalo

    Solo hay una pequeña falla con lo descrito. Es una mala interpretación común pero después de revisarse un par de veces es fácil aclararlo, y es que Kuroro es más fuerte que Zeno. Si revisas bien los diálogos puede apreciarse como Zeno mismo lo reconoce.

    • Suzume

      Oh, sí, lo sé, pero eso no tiene que ver. Kurapika no es más fuerte que Uvogin y aun así pudo matarlo. Lo mismo con Gon y Neferpitou o Netero y Meruem. Kuroro no estaba peleando en serio y eso habría, probablemente, supuesto su muerte porque no adivinó que Zeno podría autosacrificarse para cumplir su trabajo. Cuando dicen quién habría ganado, hablan de un combate entre ambos, no con Silva apoyando y sin Kuroro tomándoselo “en serio”.
      ¡Gracias por leer!

      • Msan

        En una batalla entre usuarios Nen el poder puro no lo es todo. Ahí está lo que dice Youpi, que tiene 10 veces más poder que Killua y los otros y aún así no puede con ellos. Youpi tiene ese poder, pero no domina el uso del Nen de manera correcta. Es raw power. Pitou fue la que quizá mejor dominó el Nen entre las hormigas.

  • Agustin Gomez

    Todo perfecto, pero Naruto y Tokyo Ghoul tienen una caracterización horrible como villanos y se sienten todos menos humanos.

    • Suzume

      ¡Muchas gracias!
      Con Naruto no sabría decir, lo dejé hace una eternidad, pero recuerdo un par de personajes villanos a los que se humanizó bien… Para alguien de 14 años, como yo. De Tokyo Ghoul creo que empezó de forma muy inteligente planteando a los humanos como villanos, en especial a Mado, y los fue deconstruyendo poco a poco, al igual que pasa luego con Tsukiyama. De Tokyo Ghoul:re no puedo hablar porque estoy esperando a que se termine antes de leer seriamente.

      ¡Gracias de nuevo por leer y comentar!

  • Msan

    Togashi se voló la barda con Meruem. El hdp me hizo llorar por un cabrón que mató a unos padres frente a su hija, y después la mata. Que mató a varios de sus leales servidores sin motivo alguno. El paralelizmo de como Meruem gana su humanidad y Gon la pierde en el arco de las hormigas es una pasada. Sé que es relativamente nuevo, pero Parriston se ve que dará de qué hablar igual que el 4to Príncipe. Pero como dijeron, el mejor villano de HxH es Togashi. xD

    • Suzume

      Pobre Togashi, que solo nos entretiene 8<

      Ciertamente el inicio de Meruem fue brutal, supongo que precisamente para recordarnos que, por mucho que el amor y el razonamiento te cambien, eso no evita que hayas cometido unos pecados horribles. Si es que podemos hablar de pecados cuando las Hormigas no piensan como humanos. Y sí, es maravilloso cómo Meruem sube y Gon baja xDDD.

      Yo todavía no he superado la muerte de Ponzu y Pokkle T__T
      Yo también creo que Pariston va a ser TERRIBLE y me muero por ver cómo se enfrentarán Ging y él en el futuro… o si llegarán a hacerlo. Lo que me da miedo es cuánto tardará el Cuarto Príncipe de Nombre Impronunciable en ganar protagonismo, viendo la importancia que probablemente tendrán los otros Príncipes (y que también va a aparecer tarde o temprano el Genei Ryodan…)
      ¡Muchas gracias por leer y comentar! <3

  • Yer

    Gracias por el artículo, súper interesante. Y creo que donde se consagra especialmente esta dualidad de personajes que mencionas es en la saga de Hormigas Quimera, donde casi ningún villano es malo porque sí y todos exponen unos contrastes de luces muy interesantes que incluso hacen reflexionar. Y es que, al final, ni el máximo villano lo era tanto… una simple partida a un juego y el cariño pueden trastocar los planes más malignos. Mi enhorabuena por el texto.

    • Suzume

      ¡Ay, gracias a ti por leer y comentar!
      Definitivamente sí, tienes razón, aunque considero que también es muy relevante en ese aspecto el arco del Genei Ryodan porque siembra esas ideas. Pocas veces he visto muertes tan dignas como la de Uvo, en especial por lo inesperada que fue (y, hasta cierto punto, anticlimática porque en teoría el espectador está DE PARTE de Kurapika).
      Me encanta que Togashi nos deje meditando acerca de estos temas, por mucho que pueda haber cosas que, de forma personal, uno rechace o no acepte.
      ¡Gracias de nuevo! <3

  • http://twitter.com/eduartyf Marpho Higs

    El encanto es que están en hiatus

  • ging freecss

    Hola. Muy buen articulo me gusto bastante sobretodo lo que escribiste de kuroro también creo que kuroro es egoísta. Y a mi parecer lo que hace por la araña es mas una obligación que algo natural; es como para darle un sentido a su vida y a la vez una aceptación… ¡ y en verdad tienes 14 años!? xd a y me gustaría hacerte unas preguntas pero soy nuevo y, vi este articulo en face y vine haber que tal. Dame tu gmail y hay te mando mis preguntas si quieres. Bueno de todos modos gracias por el articulo.

    • Suzume

      ¡Muchas gracias! No sabría decir si lo hace por responsabilidad, obligación o cariño, pero diría que, inconscientemente, sí está atado de forma emocional a la Araña.
      No, no, hablaba de cuando leía Naruto, con 14 años xD. Súmale 10 y más o menos das con mi edad actual. Cualquier cosa que quieras consultar me la puedes comentar por aquí sin problemas, que no nos comemos a casi nadie >).
      ¡Un saludo y gracias de nuevo por leer y comentar!

      • ging freecss

        Gracias por responder<3. Kuroro es un personaje muy interesante, me gusta meditar sobre los personajes de cazador x e imaginar en que se inspiro togashi para crearlos(a un que no siempre acierto en mis análisis :c).
        Y con respecto a la pregunta xd. Me hubiera gustado hacerla mas personalmente pero bueee :(. Te iba a pedir unos consejos para hacer un buen análisis ya, que comparado con los que yo había pensado los tuyos están mejor fundamentados xd y bueno no quería perder la oportunidad de preguntar siempre es bueno aprender!.

      • Suzume

        Pues no sabría decirte, no creo que los míos sean especialmente buenos. Creo que lo esencial es leer mucho para aprender a redactar (tratar de no cometer faltas, para eso pided ayuda y que repasen un poco tu texto), inspirarte en gente que escriba artículos que te gusten y tener más o menos claro qué quieres contar. Estructura los artículos en un orden que sea lógico y busca muchas fuentes si no vas a hacer solo uno de opinión (como este).
        En sí es leer y leer y aprender, siento no poder decirte mucho más uwu <3

      • ging freecss

        jeje con eso me basta muchas gracias<33

  • Nyoru

    Togashi es un verdadero genio a la hora de desarrollar personajes y tramas. En Yu Yu Hakusho ya lo demostró al enganchar una trama con otra de manera super natural mientras a su vez hacía que personajes, tanto buenos como malos, dieran una vuelta de tuerca a lo que teníamos por costumbre ver en un manga. Pero en Hunter x Hunter creo que es donde más muestra ese potencial tan maravilloso que tiene en ambos aspectos.
    Estoy muy de acuerdo con las cosas que dices en el artículo y es una pena que el autor sufra de estrés y dolores impidiéndole continuar, pero aun así cada vez que vuelve es para impresionarnos, así que aunque la serie deba durar otros 15 años más, ahí estaré yo para continuarla. Amo su capacidad narrativa y de creación de personajes, de verdad.
    Gracias y enhorabuena por el artículo :D!

    • Suzume

      ¡Muchas gracias por leer y comentar!
      Ciertamente, cada vez que Togashi vuelve nos deja de piedra con una cosa u otra aunque pareciera que no, que tal argumento no va a ningún lado. Me muero por ver cómo desarrollará a los personajes ahora que los lleva al Continente Oscuro (y rezo también por ellos, claro, que Togashi no tiene problemas en matar o destrozar emocionalmente. Creo que eso también ayuda a que sean personajes tan “vivos”). Yo también esperaré y lloraré y esperaré a que su salud se mejore. Me duelen los hiatus pero quien no quiera seguir esperando tiene todo el derecho del mundo. En mi caso, ahora que han regresado Kurapika y Leorio voy a estar pegada a la pantalla xD.
      ¡Gracias de nuevo! :3

  • HomunculuPride

    Excelente artículo de principio a fin, y aunque Togashi aún nos prive de saber más de otros personajes que pueden llegar a antagonistas como Pariston, Beyond y Gyro o Jairo. Espero que el maestro Togashi se recupere y volvamos a disfrutar de su obra y de paso discutirla entre todos. Se agredece mucho este aporte .

    • Suzume

      ¡Muchas gracias por leer y comentar, jeje!
      Ojalá se recupere pronto, sí, y ojalá retome el manga. También espero con muchas ganas ver el desarrollo de esos personajes, y al Cuarto Príncipe, y toco madera porque se resuelvan algunas de las muchas tramas que llevamos abiertas para el Continente Oscuro. O, al menos, para que Togashi siga volviéndonos locos con sus resoluciones.
      ¡Un saludo y gracias de nuevo por leer!

  • José Carlos Baldiviezo Ramos

    Felicitaciones por el artículo! La verdad me gustó bastante y sirve como una bocanada de aire fresco que aligera la espera de su retorno.

    Sin duda uno de los villanos más representativos y simbólicos es Meruem, es increíble el poder observar aquel debate entre su lado hormiga (que representa el instinto, el salvajismo y malicia) y su lado humano (que representa las emociones y la empatía), el como se te deja en claro que somos susceptibles a ambos y que más allá de mostrárnoslo como una elección definitiva, también nos lo es mostrado como una elección constante influenciada directamente por el aprendizaje que llega a raíz de lo “impredecible”. Como mencionaste si bien eligió su lado humano alguna vez fue un monstruo y es ahí donde nos causa un conflicto interno basado en la moral, porque no sabríamos decir a ciencia cierta que clase de destino se merecía por ello.

    Komugi es la piedra angular de todo aquel cambio y resulta bastante lindo ver como la existencia de algo tan simple logró hacer que el que pudo ser el monstruo más cruel y despiadado que pisara la tierra se convirtiera en el ser más benevolente y empático de todos. Creo que resulta obvio que Komugi simboliza el amor por algo o alguien.

    En fin, cortesía de Meruem, Togashi nos crea una alegoría bastante “optimista” acerca de la condición humana, porque en ésta ocasión nos es mostrada “la malicia” en su transición a “la benevolencia” no sin antes mostrarnos la lucha entre ambas.

    • Suzume

      Muchas gracias, me alegra ver que está teniendo muy buen recibimiento :3
      Creo que Komugi es algo más que un símbolo de amor, porque tanto Komugi como Meruem son la cara de la misma moneda. Meruem es lo más alto de su raza, mientras que Komugi se considera uno de los seres humanos menos importantes por lo que nos cuenta. Se puede ver como el cuento de la Bella y la Bestia pero va más allá porque nadie, absolutamente nadie, quiere o aprecia a Komugi como persona a lo largo de la historia. Nadie excepto Meruem. Igual que nadie consigue querer a Meruem por lo que es -los Guardias están programados para amarle- excepto Komugi, que es ciega y solo comprende lo que ocurre inmediatamente a su alrededor.

      Así que no creo que Komugi sea símbolo de amor, sino de fragilidad. Es la fragilidad de Komugi lo que inspira en Meruem un sentimiento contradictorio, porque desprecia lo débil pero admira el talento. Así que es a través de Komugi que Meruem viene a aceptar que su ideología de que la fuerza y el talento van unidos no lo es todo. Hay gente que merece ser protegida a pesar de todo. Solo a partir de entonces Meruem se aclara y reconoce que puede interesarse por una persona, querera y apreciarla por lo que es. Solo entonces surge el amor, tras la comprensión. Asi que yo diría que el símbolo de amor son ambos, mientras que una representa fragilidad física pero firmeza y apertura espiritual a la vez que el otro es la fuerza apisonadora y cerrada.

      Menuda chapa te he soltado xDDD. Igualmente, con el último fragmento estoy muy de acuerdo. Muchísimas gracias por leer y dejar un comentario tan completo <3.

      • José Carlos Baldiviezo Ramos

        Excelente respuesta amiga y si a algo me refería con lo de “amor por algo o alguien” es a todo aquello que implica pero principalmente a aquella necesidad o deseo de “proteger lo que amas” hablando del caso de Meruem claro, y sí es cierto que la intervención de Komugi trastoca muchas cosas más pero pienso fue el amor de Meruem hacia ese ser tan simple que llevó al mismo hasta aquel estado de benevolencia que le caracterizó al final, aunque por supuesto entiendo que antes de ser “amor” en su totalidad fue muchas cosas más como respeto o curiosidad por ejemplo y no es que ni bien Komugi hizo su aparición éste le amo sin más.

        Espero realices más artículos acerca de HUNTER x HUNTER porque como dije ayudan a desviar la mirada del hecho de que ahora se encuentra en hiatus jjajajajja

        Quería pedirte un favor y preguntarte si me puedes pasar los enlaces a más artículos que hayas elaborado, sean de la temática que sean, en serio disfruté leerte. Gracias por tomarte la molestia ^^

      • Suzume

        Siento haber dado una respuesta tan sabihonda, jaja, siento haberlo malinterpretado. Pero sí, básicamente lo que dices <3.
        Por mí encantada, aunque habría que ver cómo acercarse al tema, ya que habría tanto de lo que hablar… Incluidos los propios hiatus (?).
        Oh, muchísimas gracias. En principio, si miras a la derecha, verás que salen unas bandas sobre Utena y Evangelion (si refrescas la página alternan uno y otro). En Evangelion llevo 5 análisis sobre Rei y Kaworu y hay dos de Utena y la deconstrucción del machismo. Luego tienes este más viejo de Berserk
        http://www.deculture.es/2016/09/las-influencias-queer-de-berserk/
        Y de momento no mucho más, que lleva su tiempo hacerlos jaja xD.

        Gracias por tu interés, espero que te entretengan <333

  • http://twitter.com/CacaManPowa CacaManPowa

    ¿Acaso os habéis olvidado de las propiedades de Bungee Gum…? https://t.co/K7wl46xFdU

  • Israel Orozco

    ¡Increíble articulo!, me fascino, sobretodo la parte de Meruem. Cuando vi su muerte llore y una semana antes había fallecido un familiar y no me dolió tanto como para llorar, pero la maestría de Togashi es asombrosa. El capitulo 361 supuestamente saldrá este mes, lo espero mucho.

    • Suzume

      ¡Muchas gracias! Me alegra mucho que te haya gustado y coincido en la habilidad de Togashi <3. Siento mucho la pérdida que sufriste y lamento no poder decir mucho más sobre ello 8<.

      ¿Está confirmado? Sé que hay teorías de fans por algunos dibujos que ha compartido Togashi pero creo que no hay ningún medio que haya afirmado nada. Claro que sería maravilloso que volviera este mes (o este año). Seguiremos esperando a ver qué pasa :3

  • https://www.facebook.com/1618039551562562 Carol Lozano

    Sergio

    • https://www.facebook.com/1008921682544377 Sergio D. Law

      Esta en crunchy