‘Nioh’: análisis de la mejor representación pop del Bushido

Yokai en medio de una guerra civil
Nioh portada

Bushido, término japonés traducido como el camino del guerrero. Este mal llamado código ético, que en realidad es una especie de camino o conjunto de principios que dignificaban al hombre y mujer guerreros de la tradición japonesa, se ha visto en multitud de ocasiones reflejado en la cultura pop con mayor o menor acierto. Apuestas teóricas como Kengo: Masters of Bushido erran al ser títulos sobrios y poco atractivos. También tenemos gemas ocultas, como pueda ser la serie Way of the Samurai, que añaden variedad y grandes dosis de humor para sobrellevar la rectitud de los bushi. Otros, sin embargo, logran forjarse un nombre y reputación gracias a su calidad técnica, su talla visual y al peso de su narrativa. En este último campo entraría la serie Onimusha, que logra fusionar lo pop, el folclore, y la parte real de la tradición de manera perfecta.

Se viene diciendo que Nioh es el nuevo Dark Souls, y eso sería robarle parte de la dignidad, el honor, a un juego que recoge y refleja la rectitud nobleza de los bushi. Se trata un error en el que incluso un servidor ha caído, pero que tras probar la versión definitiva y comercial ha abierto los ojos. En mi opiniónm Nioh es más próximo a Onimusha que un Dark Souls sin llegar a ser un amago de ninguno de ellos y teniendo siempre presente que recoge trazos de Ninja Gaiden, una franquicia muy anterior a Dark Souls. El Team Ninja ha sabido sembrar y cuidar una semilla que ha germinado delicada y lentamente con el paso de los años. Una semilla que ahora se muestra como un robusto y milenario alcanforero, como algo único capaz de rescatar elementos propios de glorias pasadas de los videojuegos, perfeccionarlos y mostrarse como el tallo de este árbol, robusto y eterno.

La culpa es de los yokai

Me es imposible negarlo, pues Nioh me ha sabido cautivar tanto por la parte más próxima a la teoría como a los elementos propios del folclore japonés que tan de moda están hoy en día en Occidente: los yokai. El constante baile entre la vida y la muerte del pirata convertido en samurái William Adams refleja a la perfección ese camino forjado por todo aquel que decidía seguir la senda del Bushido. Vencer al enemigo humano, acabar con el demonio, es mantener una gloria que como jugador he tratado de mantener imbatible, mientras que pequeños fallos han sido tomados como grandes manchas en unos principios que el adversario no ha dudado un instante en cobrarse con la vida de mi personaje, ahorrándome de este modo la práctica del seppuku o suicidio ritual. Sí, comparte con Dark Souls esa necesidad de mantener la calma, leer al enemigo y saber anticiparse a él, pero se debe a que ambos juegos, pese a contar con temáticas tan distintas, beben a su vez de la visión que hoy en día tenemos sobre la honorable lucha del samurái. Ya nos lo dice una rana gigante portadora de lanza, “Mantén siempre la calma, sé como el agua. Las prisas son presagio del fracaso”.

Pero mantener la calma no es sencillo en un mundo donde la atmósfera es agobiante hasta el punto de angustiarme, donde la amplitud de los campos y jardines no aportan más seguridad que cuevas estrechas y laberínticas. La sensación de que un shinigami está en todo momento presente, invitándonos hacia la muerte, ha hecho que en más de una ocasión me lanzara de manera incauta a sus garras. Un espadazo, dos, tres, y cuando parece que la victoria está de tu lado en esa batalla, al final la llama de la vida se apaga debido a un contundente golpe que no supe leer en los movimientos de aquel oni.

nioh analisis 01

Nioh es un juego exigente, y es ahí donde reside su diversión, la cual se vuelve plena gracias tanto al cuidadísimo apartado visual y animaciones como a la exótica ambientación lograda por efectos sonoros y lúgubres paisajes. Aún así, es un juego que sabe adentrar al jugador en la vertiginosa curva de dificultad y exigencia sin llegar a acomodarlo, pues como comentaba su atmósfera busca intencionadamente que descuidemos la guardia.

La senda del bushido empaña totalmente los combates, ya no solo por la calma requerida, sino que también contamos con posturas para cada tipo de arma -desde katanas hasta pesados martillos, pasando por lanzas entre otras- que afectarán de distinto modo la manera de abordar al enemigo, sea este humano o yokai. Es un sistema bastante clásico en los juegos más teóricos sobre samuráis que, sin embargo, sientan como un guante en un ARPG como Nioh. Las animaciones de combate son brillantes y sólidas, lo cual hace mucho más efectivos los combos que podamos aprovechar en momentos de descuidos de toda criatura o ser hostil. Contamos a nuestra disposición con varios árboles de habilidades, así como un sistema de subida de niveles que permite fortalecer manualmente las estadísticas de nuestro protagonista. Los objetos útiles también cumplen una importante función, así como los espíritus guardianes, que nos bendecirán con su poder durante un periodo de tiempo limitado hasta que vuelvan a recobrar sus fuerzas. En este aspecto, el juego ofrece tantas variantes y opciones que lo convierten en un apartado totalmente sólido y, por tanto, divertido.

Una guerra civil con intrusos británicos y demonios de por medio

De origen británico, Sir William Adams se verá arrastrado a huir de la Torre de Londres para acabar en la otra punta del mundo, en el archipiélago de casi 7.000 islas de Oriente. Su meta es dar con el nigromante Edward Kelley, quien le ha arrebatado a William su espíritu guardián, para recuperarla. Esta persecución tendrá lugar durante uno de los eventos más importantes de la historia de Japón, un país que en esa época se ve envuelto en una guerra civil entre Akechi Mitsuhide y Tokugawa Ieyasu, y que además se ve azotado por la inesperada presencia de los yokai, espíritus y demonios que serán el azote real de nuestro sir. Con esta premisa, el Team Ninja logra elaborar un interesante sake que recoge lo mejor de la historia de Japón, lo mejor de la fantasía y también lo mejor del exótico y rico folclore que aún a día de hoy sigue cultivando no solo a propios sino también a extraños.

Sin embargo, este apartado peca de dar por sentado que todo el mundo es consciente del transfondo cultural que posee el juego, cuando muchos ni siquiera en España conocen los eventos y miserias de nuestra Guerra Civil. Poco a poco, mientras completamos misiones, se nos van ofreciendo brochazos de una trama mientras se ponen sobre la mesa nombres, lugares y eventos que para quienes no hayan sentido la más mínima curiosidad por la historia de Japón sonarán a chino, nunca mejor dicho. Al comienzo la historia también puede pecar de inconexa o poco resuelta, pero finalmente, en la segunda mitad del juego, logra centrarse y ser más amena.

Por otra parte, es realmente importante matizar que esta historia necesitaba ser así. Recordemos que Nioh es un proyecto que nació hace 13 años y que adapta una historia que el maestro del cine Akira Kurosawa nunca llegó a terminar. Lo cierto es que me sorprende que este último detalle, para nada nimio, no haya tenido tanta publicidad por parte de SONY ni de Koei Tecmo, porque es un factor clave, a la vez que imán, que dignifica al juego y justifica que la historia de por sentado que se tengan nociones sobre la historia de Japón.

Humor y compañía online

nioh analisis 02

Nioh no basa su estructura en un mundo conectado o unificado, sino que se reparte en niveles distribuidos por las distintas regiones japonesas. Tenemos a nuestra disposición tanto misiones principales como secundarias, las cuales hemos de llevar a cabo en mapas complejos y tortuosos, repletos de trampas ocultas, enemigos aguardando desde las sombras, zonas a desbloquear y jefes dispuestos a llevarnos hasta el mismísimo yomi -inframundo-. Estos niveles también cuentan con secretos, además de un atisbo de luz y colorido entre tanta muerte, que son unos simpáticos espíritus luminosos de color verde que nos entregarán su bendición si les ayudamos a encontrar un santuario. La densidad de algunos niveles es tal que incluso podemos llegar a perdernos.

Pese a que las misiones secundarias muchas veces nos fuerzan a revisitar escenarios ya conocidos, se añaden bastantes variables que aportan frescura y justifican la segunda visita. Entre estas variables se pueden llegar a encontrar pequeñas pinceladas de humor que aportan colorido a la negrura que empaña habitualmente a los niveles. Por ejemplo, en una de estas misiones secundarias veremos una especie de onsen donde los demonios yokai van a descansar.

Al igual que muchos de los juegos de actual generación, Nioh implementa características online bastante interesante. Además de poder profanar tumbas de otros jugadores para enfrentarnos a estos personajes controlados por la inteligencia artificial, también nos será posible invocar a amigos o jugadores desconocidos para que echen un cable. Este modo cooperativo está limitado a tan solo dos jugadores -el anfitrión y el invocado-, pero funciona a las mil maravillas. Es, quizás, la alternativa útil para quienes vean en Nioh un reto demasiado complicado, ya que con la ayuda de un próximo todo se hace mucho más llevadero. No obstante, el Team Ninja ya ha asegurado que en el futuro tienen la intención de implementar un sistema por PvP.

Entre 40 y 60 horas de diversión, Nioh es indudablemente uno de los mejores juegos de lo que llevamos de año. Un título que moderniza y añade misticismo y elementos pop al bushido, siendo además digno representante. La historia de Akira Kurosawa empodera a la nueva niña bonita del Team Ninja, convirtiéndolo en una experiencia enriquecedora, a la par que adictiva y exigente.

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.

9
Nioh
Lo mejor
  • Un juego exigente, que exige saber medir los tiempos y leer al enemigo
  • Fiel representante moderno de los principios del Bushido, no sin sus pinceladas pop, casando perfectamente con el folclore japonés
  • Sistema de combate diverso y variado
  • Atmósfera capaz de transmitir sensación de angustia
  • La historia bebe de un texto sin finalizar del maestro Akira Kurosawa
Lo peor
  • Se dan por sentado elementos y personajes de la historia que quizás no todo el mundo conozca
  • Quienes no estén curtidos en juegos exigentes tendrán un comienzo muy lento... y doloroso

Koei Tecmo


Noticias sobre Tecmo Koei Europe y los videojuegos que desarrolla: Dynasty Warriors, Samurai Warriors…





“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.