Norma Editorial: ‘Nuestras preciosas conversaciones’, lo último de Robico

¡Más títulos para el Salón del Manga!

Norma Editorial ha anunciado en sus cuentas de Twitter e Instagram el lanzamiento de Nuestras preciosas conversaciones (Boku to Kimi no Taisetsu na Hanashi), un nuevo título de la mano de la ya conocida Robico, autora de obras shôjo como El monstruo de al lado (Tonari no Kaibutsu-kun), su manga más famoso —que ya fue editado por la misma editorial—, o Ichigo Bureiku. La obra ya se ha publicado en japonés en la revista Dessert de Kodansha.

Nuestras preciosas conversaciones es una comedia romántica, el género por excelencia de Robico, y está protagonizada por una estudiante del instituto Heiwadai, Noizomi Aizawa. Aizawa es una muchacha un tanto pesimista que alberga fuertes sentimientos por su compañero Shirô Azuma, un chico callado, introvertido y un poco friki, y la historia empieza cuando un día, en la estación de tren, ella decide declararle su amor. La respuesta de Azuma, sin embargo, está muy lejos de ser… la esperada. Entre ellos se establecerá una relación de lo más loca y divertida que sin duda encantará a los fans del shôjo y de Robico.

Un manga divertido, romántico y un poco pasado de vueltas. ¡¡No os lo perdáis!! —Norma Editorial (vía Instagram).

Podremos averiguar más en el XXIII Salón del Manga de Barcelona, al cual Robico acudirá como artista invitada y colaboradora los días 3, 4 y 5 de noviembre, tal y como avisó la editora Annabel Espada el día 20 de junio en este vídeo. Además de Robico, se ha confirmado ya la asistencia de otros autores como Yôko Kamio (No me lo digas con flores) o Yoshiaki Sukeno (Twin Star Exorcists), que ofrecerán sesiones de firmas, masterclasses y encuentros con fans. Junto a la llegada de esta nueva historia, además, Norma Editorial ha comunicado que terminará El monstruo de al lado con su decimotercer volumen. ¡Recordad visitar este enlace para descubrir qué otras licencias ha preparado Norma para el Salón!




“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.