Reseña: ‘Übel Blatt’ #9-10, la Saga de Ikfer

O cuando Köinzell la lía muy parda

Y allá vamos con otra saga de Übel Blatt, el prolífico manga de fantasía y acción de Etorouji Shiono editado por Norma Editorial. Vamos a dejar claro desde ya que esta reseña contiene spoilers. Muchos spoilers. Spoilerísimos, porque voy a extenderme sobre cosas que son causadas directamente por la última viñeta del tomo 8, que fue un cliffhanger bastante potente. Si lo que quieres es formarte una opinión de la serie, revisa mis reseñas del tomo 0 y el tomo 1, donde analizo en más profundidad el estilo y temática que se aplica a todos los volúmenes.

Y allá vamos con el spoiler: al final del tomo 8, contra todo pronóstico, Köinzell mata a Glenn. Vaya, es que no le dura ni un asalto. Esto desconcierta, porque desde el principio el manga nos han presentado a Glenn como el líder de los Siete Héroes, el más cercano a Ascheriit de todos ellos y el espadachín más diestro del grupo. Por no hablar de que era hijo del Emperador: parecía el jefe final ideal… y encima cuando Köinzell le ataca, tiene a otro de los Héroes justo a su lado. Lo normal habría sido que el guión le salvara.

Pero no. Glenn muere en un suspiro, y eso deja toda la región que el controlaba al borde de la guerra civil. Resulta que, matándole, Köinzell la ha liado parda… Puesto que era un buen gobernante y mantenía la paz sobre una zona realmente conflictiva. Sintiendo remordimientos por lo que sus acciones han provocado, y queriendo visitar a la familia de Kfer, uno de los compañeros que salvaron el mundo junto a él, Köinzell se adentra en dicho territorio acompañado por Ato. Allí conocen a una joven noble de un clan local que conoce los secretos de dicha familia, caída en desgracia por su supuesta traición.

No es una saga tan frenética como la anterior, pero quizá sí que resulta más satisfactoria. En ella aprendemos mucho sobre Ikfer, el joven espadachín al que Köinzell derrotó en la saga anterior (y que es el hijo de Kfer, me niego a tratar ese hecho como un spoiler cuando el propio autor les pone nombres tan evidentes), el funcionamiento del Imperio bajo la supervisión de los Siete Héroes, y también se nos establece el que parece que será el gran villano en sagas sucesivas: el marqués Lebelont.

Todos los elementos típicos de Übel Blatt están aquí. Tenemos varios clanes enfrentados debido a la inestabilidad política causada por Köinzell, tenemos a los secundarios Peepi y el resucitado Geranpen siguiendo a cierta distancia la estela del protagonista, tenemos un bosque oscuro del que nadie ha regresado regido por una entidad de gran poder (en el que nuestros protas se meten de cabeza), y tenemos fanservice, cómo no. Elseria, que ahora se dedica a tratar de mantener la paz entre los clanes, parece tener síndrome de Shizuka y sale bañándose cada dos o tres capítulos. Es tan exagerado que los otros personajes lo comentan. El autor hasta se las arregla para conseguir la surrealista situación de tenerlas a ella y a Ato desnudas, espada contra espada, en unos baños termales. Este hombre no puede estar más salido.

Pero el clímax de la saga será, por supuesto, el espectacular duelo entre Köinzell e Ikfer. Todos los eventos están encaminados a construir la situación en la que finalmente se enfrenten a máximo rendimiento, y el combate no decepciona. ¿Quién será el auténtico merecedor del título de Blatt Meister? Para averiguarlo, tendréis que leer la saga. O esperar a que lo spoilee en mi siguiente reseña, claro.

Sea como sea, es una buena saga, y si te gusta mínimamente Übel Blatt, va a ser de tu agrado.

 

Soy un tipo nacido en un pueblo perdido de la provincia de Jaén que colabora en Deculture cuando no está ocupado trabajando en libros y guiones de manga o videojuegos.

Lo mejor
  • Ikfer y descubrir su pasado
  • El rey del bosque
  • El magnífico duelo final
Lo peor
  • Peepi y Geranpen están bastante forzados y no parece que haya verdaderas razones para mantenerles en la historia.
  • Ato parece haberse convertido en una sombra sin voz de Köinzell.
  • ¿Chicas desnudas amenazándose con espadas en un baño termal? ¿Cuando ni siquiera hay ambientación japonesa que lo semi-justifique? ¿En serio?



Redactora de artículos variados (Neon Genesis Evangelion, Utena, Nier Automata, Berserk, D.Gray-man) sobre worldbuilding, personajes o narrativa. De vez en cuando alguno de opinión. Tengo un blog donde hago lo mismo pero con libros.