El “padre” de Black Rock Shooter diseña para SEGA

Huke, quien dio vida a la imagen que hoy en día conocemos de Black Rock Shooter, une su destreza a SEGA para diseñar un traje que, vía DLC, podrá...

Huke, quien dio vida a la imagen que hoy en día conocemos de Black Rock Shooter, une su destreza a SEGA para diseñar un traje que, vía DLC, podrá usarse en Phantasy Star Portable 2: Infinity, la revisión mejorada y con nuevo contenido de Phantasy Star Portable 2.

Además del traje, un uniforme entre lo futurista y la moda gothic lolita llamado Grim Chain, Huke ha realizado los diseños de dos guadañas gigantes: una de tipo espada y otra de tipo hacha, ambas con 50% de elemento fuego.

Los tres artículos saldrán a la venta el 14 de abril en el PSN de PSP, y mientras el traje costará 300 yenes, cada guadaña saldrá a unos 200 yenes.

Phantasy Star Portable 2, ARPG perteneciente a la franquicia que marcó los primeros pasos del MMORPG, salió a la venta en Europa el 17 de septiembre de 2010. Infinity de momento sólo ha visto la luz en Japón, pudiéndose encontrar allí a la venta desde el 24 de febrero de 2011.

Estos DLC acompañarán a los trajes, armas y peinados de franquicias como: VOCALOID —como Hatsune Miku o Luka Megurine—, Sakura Wars, To Aru Majutsu no Index, las mascotas de SONYToro y Kuro—, Pizza Hut, Fanta, etc. No conforme con esto, SEGA está preparando armas inspiradas en revistas japonesas como Famitsu, Dengeki o Gemaga; locales de pizza como Pizza Hut, máquinas expendedoras de latas de Fanta, etc.

A continuación podéis deleitaros con las imágenes de todos estos extras.

Via SiliconEra4gamer. Imágenes de SEGA.

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.




“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.