Black Jack es una “joven punki”, según La Razón

No dejéis que vuestros niños se disfracen en carnavales o eventos, no vaya a ser que en La Razón os confundan con un "punki".

Mi expresión tras leer el artículo del diario y ver la foto. La Razón nunca deja de sorprendernos

Ay La Razón, ese periódico español riguroso y documentado que no hace ascos en tomar “prestadoscontenido de otros blogs —visto gracias a @montejo3—, nunca deja de sorprendernos. Esta vez, para hablar sobre Japón, han decidido acompañar un bonito texto con una fotografía y su correspondiente leyenda que, además de no tener nada que ver con lo que se habla, es tan cierto como la existencia de los ponicornios.

He de decir que tenía el periódico con dicho artículo en mis manos, pero por mala suerte este acabó en la planta de reciclaje. No obstante en la web del diario aún podemos ver parte de la noticia a la que hago referencia, aunque sólo contiene la parte en la que te venden el libro “Heridas sin cerrar”. Y ahí va lo bueno, la fotografía que mencionaba en el anterior párrafo está presente.

Crossplay, only for punks. By 'La Razón'

Según La Razón, la imagen —visible sobre estas palabras— nos muestra a una joven punki japonesa que pertenece a una sociedad que no siente remordimientos por las atrocidades de su ejército durante la II Guerra Mundial —aquí ya mezclan churras con merinas—. En realidad, la fotografía pertenece a una chica crossplayeada —disfrazada— del personaje masculino Black Jackブラック・ジャック—, protagonista del cómic manga homónimo que Osamu Tezuka comenzó en 1973.

Imagen de una de las adaptaciones animadas de Black Jack, personaje y obra creados por Osamu Tezuka

Notas: El crossplay es una variante dentro del cosplayen resumidas cuentas, vestirse de un personaje ficticio y comportarse de acuerdo a su personalidad—. La diferencia entre ambas es que en el cosplay uno representa a un personaje de su mismo sexo, mientras que en el crossplay uno intenta asemejarse y comportarse como un personaje de sexo opuesto.

Sobre el personaje: Black Jack es un cirujano prodigio que es capaz de realizar las operaciones más complicadas sin gran dificultad. Es conocido por cobrar ingentes cantidades de dinero a los pacientes más ricos, el cual emplea para operar sin coste alguno a los más pobres. Osamu Tezuka, considerado el Dios del Manga, intenta transmitir al lector lo valiosa que puede llegar a ser la vida. También aprovecha para añadir pinceladas de crítica social contra el trato médico desigual que se da en medicina a las personas. Black Jack es considerada una de las mejores y más influyentes obras de Tezuka.

Syuho Sato, un autor de nuestros días, aprovechó para homenajear este clásico con Say Hello to Black Jack, cómic manga de corte realista que, basándose en hechos y datos reales, saca a la luz y critica contundentemente las irregularidades de la medicina actual japonesa.

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.




“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.