‘Dragon’s Dogma’, tráiler de estrategias con peones

¿Echáis en falta un Monster Hunter en PlayStation 3? Bah, eso es porque sois muy tímidos y todavía no os habéis atrevido a conocer Dragon’s Dogma, que también es...

¿Echáis en falta un Monster Hunter en PlayStation 3? Bah, eso es porque sois muy tímidos y todavía no os habéis atrevido a conocer Dragon’s Dogma, que también es de CAPCOM. Y vale que ambos videojuegos sean entre sí muy distintos, pero oye, aquí también te puedes despachar a unas cuantas criaturas enormes, y además procedentes de diversas mitologías.

Fiel a su promesa, la compañía nipona muestra un nuevo tráiler del desarrollo de Dragon’s Dogma. El primero, accesible desde este enlace, estaba relacionado con los peones y de los beneficios de compartirlos via online. Ahora, la compañía nos muestra las estrategias que uno puede realizar gracias a la ayuda de estos peones.

Para aquellos que anden un poco perdidos, los peones son personajes que reclutamos en Dragon’s Dogma y que son manejados por la inteligencia artificial. Uno de ellos lo crearemos y personalizaremos a nuestro gusto, mientras que los otros dos tendremos que reclutarlos via onlinela partida se juega offline—. Estos dos peones de apoyo son en realidad peones contratados a otros jugadores. Por supuesto, y tal y como se indicaba en el primer vídeo, podremos enviar a nuestro peón de aventuras por la red de redes para que visite otros mundos, se haga más fuerte y nos brinde información.

Dragon’s Dogma sale a la venta en Europa el 25 de mayo de 2012 para las consolas PlayStation 3 y Xbox 360. En España distribuye Koch Media.

A continuación, el nuevo tráiler:

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.




“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.