La máquina más inútil del mundo en una épica batalla contra su creador

La máquina más inutil del mundo se actualiza, una caja con muy malas pulgas que solo sirve para apagarse a sí misma una vez la enciendes.

Un japonés llamado Kairoshi es el autor de un aparato al que ha bautizado como “la máquina más inútil del mundo“, que solo sirve para apagarse a sí misma una vez la enciendes mediante una palanca situada en la parte superior de la carcasa que le da forma. Además, si le tocas mucho “el palito”, se vuelve loca. Anteriormente os mostramos una versión primeriza donde su creador colocaba en la parte delantera, y de manera manual, distintos emojiemoticonos— a modo de rostros mientras se picaba con ella. El resultado era de lo más divertido.

Ahora, el mismo Kairoshi nos trae la versión mejorada de esta máquina más inútil del mundo. En esta ocasión, nuestra protagonista es algo más picajosa y expresiva, gracias a una pantalla electrónica que posee en la parte delantera de la caja que le hace cambiar automáticamente de cara.

¿Quieres ver en qué acaba esta épica batalla? Pues coge palomitas y acomódate:

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.




“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.