‘Dragon Ball Z Saiyan Saga’ es ya una realidad

K&K Productions muestra el cortometraje de imagen real Dragon Ball Z Saiyan Saga, basado en la saga de los saiyans del anime de Toei Animation.

Los chicos de K&K Productions lo han conseguido. Tras recaudar más de 10 000 dólares a través de una campaña de crowdfunding, y una larga espera acompañada de vídeos de producción y un teaser tráiler, por fin podemos disfrutar del cortometraje de imagen real en forma de tráiler de Dragon Ball Z Saiyan Saga. Creado por fans y para fans, con técnicas y efectos especiales dignos de una película de Hollywood, pero sin sus mediocres adaptaciones de una obra japonesa, en este corto se nos muestra un fragmento de la Saga de los Saiyan, uno de los arcos de la popular serie de animación japonesa Dragon Ball Z.

Si bien muchos pueden pensar que esta obra de Toei Animation y Akira Toriyama jamás tendrá una adaptación de imagen real que le haga justicia, nadie puede negar que este trabajo realizado por los chicos de K&K Productions, en menos de 6 minutos, logra superar todo lo que Hollywood tenía que mostrarnos en Dragon Ball Evolution.

Algunos de los actores del reparto son duchos en las artes marciales, mientras otros, como Zack Niizato (Radditz), han trabajado en series españolas como Aquí no hay quien viva y Farmacia de Guardia.

Disfrutad a continuación del cortometraje que, a pesar de no ser perfecto, no por ello deja de ser increíble.

Tenéis más información sobre el proyecto en este enlace.

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.

Dragon Ball Z Saiyan Saga


Dragon Ball Z Saiyan Saga, cortometraje, información, vídeos e imágenes.





“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.