El 2012 ha estado bien, pero el 2013 estará mejor

El mercado español en el 2012 ha ido tomando forma de montaña rusa con un vagón en movimiento, que descarrilaba a toda velocidad. Y ahora llega el 2013.

España se va poco a poco al carajo. Y tú, votante indeciso, probablemente tengas parte de culpa, pero bueno, todo el mundo se equivoca. También se han equivocado algunas editoriales este año, o en términos de Leandro Oberto, la han cagado. Porque desde luego, pocas cosas no han pasado este año, y por el contrario, el mercado español en el 2012 ha ido tomando forma de montaña rusa con un vagón en movimiento, que descarrilaba a toda velocidad. El vagón ha sido EDT, en un mercado en el que Shueisha ha truncado los frenos.

Sí, porque nadie dudaría a la hora de dar un titular para este 2012 que no fuese otro protagonizado por EDT, la antigua Glénat, la que en su día fue la editorial más destacada de nuestro país gracias a sus licencias shonen. Ahora las cosas han cambiado y si bien a mi parecer el papel de ahora de EDT es mucho más apetecible que antes, el otaku medio no opina igual.

A quién coño le importa el otaku medio. A las editoriales. De hecho internet es importante, para Joan Navarro lo es, para todos lo es. Pero ningún otaku medio va a comprar un tocho-tomo del grogui ese de Hokusai por quince euros. Seguimos en la misma tesitura de siempre, en ese sentido el otaku medio seguirá ahí y seguirá consumiendo productos de moda.

La diferencia es que por fin el mercado está reaccionando contra sí mismo. No nos engañemos, los productos de moda no van a estar ahí siempre. Naruto ya no vendía igual, ni venderá igual. No hay más Narutos ni Dragon Balles a la vista. Pero eh, es que resulta, que si pones Hunter x Hunter a dos euros el primer tomo, vendes más. Es que resulta, que si sacas los dos primeros tomos juntos a precio reducido, vendes más.

Que resulta, que después de mil salones promocionando Gaijin, Gaijin se está agotando. Y oye, ¿habéis probado a hacer lo mismo con Las vacaciones de Jesús y Buda? ¿Con Hokusai? Un manga satírico sobre un tema candente y un manga histórico. Digo yo que algo de salida tendrán, ¿no?

Pero dejando a un lado la nula promoción que se le da al manga fuera de los salones, entre otros es que no es rentable poner stand de Ivrea, podríamos decir que si bien el número de novedades probablemente se mantenga en cifras similares a las del año pasado, la variedad y pluralidad de géneros es cada vez más palpable, y a riesgo de que Navarro se cague en mí, esto también es gracias a Shueisha. Sí, porque ahora tenemos una editorial más diferenciada como es EDT que apuesta por cosas que antes sacaba de higos a brevas entre tomos de Bleach, Naruto y Death Note. No solo eso, sino que Norma lleva una temporada licenciando cosas que no son puramente shonen, y que oye, resulta que también venden.

De hecho decía Marc Bernabé hace unos años que Thermae Romae no vendería en la vida en España. Ahora Norma lo licencia, y eso junto a Las vacaciones de Jesús y Buda que ya se edita, hace unos años, efectivamente, era impensable.

No es lo único que tenemos para el 2013. Planeta seguirá tirando de fondo de catálogo para rescatar joyitas como Fénix de Osamu TezukaRegreso al Mar de Satoshi Kon o Nausicaä de Hayao Miyazaki, Norma vuelve a apostar por artbooks con Soul Eater y Fairy Tail y trae obras recientes del panorama japonés como I Am a Hero, EDT también rescata obras de gran calidad como Blame! o Love Hina en nuevas ediciones, Ivrea se lanza con Code Geass

Ahora se apuesta por productos más exclusivos, como las ediciones que Planeta prepara de las susodichas obras, o la kanzenban que baraja Norma de FullMetal Alchemist. Como no hablar de The Legend of Zelda: Hyrule Historia, en una muestra de que las editoriales abarcan un ámbito muy grande del manga, pero también de los videojuegos, y en Japón este sector tiene mucho tirón. Pero es que no es lo único, y por fin nos llegará un manga de Pokémon, de la mano de Panini.

¿Rumores? Bueno, es evidente que Magi: The Labyrinth of Magic y Vinland Saga llegarán más pronto que tarde, estando en el punto de mira de varias editoriales, como ya han comentado. EDT anda negociando varios títulos de Kodansha e Inio Asano también llegará en breve a la editorial.

Tampoco podemos olvidar hablar de las nuevas incursiones en el mercado, destacando la de Yowu, una de las apuestas más interesantes en mucho tiempo en nuestro país. ¿Cuánto hacía que no entraba una editorial fuerte con tantos frentes abiertos? Yowu se ha metido de lleno con una licencia de la talla de Dance in the Vampire Bund, con manga y anime, y que seguirá su curso el año que viene con Zero no Tsukaima. También nos han comentado que andan bastante interesados en hasta dos títulos más de cara al 2013, y lo cierto es que pueden sorprendernos con cualquier cosa, más aún tratándose de gente de Jonu Media, la única capaz de hacer frente a Selecta Vision en su día, y que esperamos, ahora haga lo propio.

Con Milky Way Ediciones tenemos también un pequeño filón más independiente en cuanto a la edición de cómic de influencia manga. Y la reciente entrada de Rainbow Entertainment esperemos que de mucho también de qué hablar en cuanto al anime se refiere.

Es por todo ello que espero mucho de este 2013, y no creo que decepcione. Nos llegan licencias muy interesantes y entran a escena nuevas ofertas editoriales, a la par que otras terminarán de definirse en su nuevo rumbo, como EDT o Panini, que se ha metido de lleno en el mercado con el pifostio de Shueisha y todo lo que traía de antes.

Por lo pronto voy a olvidarme de todo esta noche, lo que pase después, se lo dejo al azar de la polla de Leandro Oberto.

Amigo de lo ajeno y pillado con las manos en la masa, por eso me echaron de aquí.




“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.