‘Panini Cómics’ olvida incluir la katana de Rurouni Kenshin en el tomo #10 de la Kanzenban

Esto es un lepero fan de Rurouni Kenshin que va a comprar a su tienda habitual el tomo #10 reeditado por Panini Cómics y se da cuenta de que...

Kenshin 10 kanzenban glenat

Os voy a contar un chiste, por lo que a poder ser leedlo como si se estuviera recitando en andalú, así suena más gracioso según el libro de tópicos españoles. Esto va un fan de Rurouni Kenshin que vende su edición vieja de Glénat para comprarse la edición Kanzenban tan bonita, con su papel rugoso y sus brilli-brilli de portada. Luego resulta que Glénat cambia de nombre a EDT y como la cosa no está muy mal pues toca comerse algunos tomos con el logo de EDT y otros de Glénat en el lateral. Resulta que aún no has acabado la colección y le llega el tendero y le dice “Oye sosio, que llega el Shueishazo” (que es como los premios pero en malo) y al chaval le cambian el logo del lateral por el de Panini Cómics. El tío, como es de Lepe, todo un macho de los que plantan cebollas en la carretera porque son buenas para la circulación, pues apechuga y sigue para adelante con su colección, total “son solo logos editoriales“.

Pero llega un día y a Panini Cómics le da por reeditar el tomo #10 de la Kanzenban de Rurouni Kenshin. El fan de Kenshin se acerca a la tienda y lo compra encantado con su nuevo logotipo, no importa pues era el último que le faltaba para completar la colección. Ahora con esta completa, se dispone a contemplar la bella ilustración de la katana mostrada en el lateral cuando, de repente, se da cuenta de algo:

Rurouni Kenshin fallo tomo 10

No hay espada en el lateral del tomo #10. Por si fuera poco, esto lleva así desde verano (lo cual ya es delito) y la novia del fan de Rurouni Kenshin le dejó por un abuelete ricachón.

¿Os ha hecho gracia? Pues al que le toque pasar por esto tampoco. A ver si en Panini Cómics se ponen las pilas y le ponen una pronta solución.

El chiste nos lo han contado en Norma Sabadell.

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.




“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.