Goro Miyazaki (Studio Ghibli) dirigirá ‘Ronja: la hija del bandolero’

Goro Miyazaki, hijo del maestro Hayao Miyazaki, dirigirá la serie de animación Ronja: la hija del bandolero, de Studio Ghibli y Polygon Pictures.

Sanzoku no Musume Ronia

El director Goro Miyazaki (Kokuriko zaka Kara, Cuentos de Terramar), hijo del maestro de la animación Hayao Miyazaki, se encargará de orquestar por primera vez una serie de animación para la televisión japonesa. Se trata de la adaptación al anime de la novela infantil de fantasía Ronja: la hija del bandolero, obra de Astrid Lindgren (Pippi Calzaslargas).

En Japón esta adaptación animada recibirá el nombre de Sanzoku no Musume Ronia, y se estrenará en otoño de 2014 a través de la NHK y BS Premium.

Polygon Pictures se encarga de realizar las partes de animación CG, mientras que del resto de la animación se ocupa Studio Ghibli.

Ronja: la hija del bandolero no solo es la historia de una niña que crece hacia la edad adulta, sino también una historia sobre el cariño entre un padre y su hija, y una historia acerca de los lazos de la amistad. Mi meta es crear una obra que tanto niños como adultos puedan disfrutar.” Asegura Miyazaki.

Ronja es la hija única de Mattis, jefe de una tribu de bandidos que viven en un gran castillo abandonado en medio del bosque. Ronja se dedica a observar el comportamiento de las misteriosas criaturas que viven en el bosque.

Hiroyuki Kawasaki (El irresponsable Capitán Tylor) se encarga de la composición de la serie, mientras que la productora es NHK Enterprise, con NHK y Dwango al cargo de la producción y el guión.

Fuente: ANN

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.




“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.