Las formas primigenias de Groudon y Kyogre revolucionan ‘Pokémon Rubí Omega’ y ‘Zafiro Alfa’

Nuevos detalles afloran sobre Pokémon Rubí Omega y Pokémon Zafiro Alfa para Nintendo 3DS, a destacar las "megaevoluciones" Atom Groudon y Atom Kyogre.

Atom Groudon Kyogre Pokemon Rubi Omega Zafiro Alfa

Junto al diseño de arte de los protagonistas —y otros personajes— de Pokémon Rubí Omega y Pokémon Zafiro Alfa, el último número de la revista Coro Coro que está por salir a la venta en Japón muestra algunas de las nuevas megaevoluciones que podremos ver.

En primer lugar se presentan Groudon Primigenio y Kyogre Primigenio, las “megaevoluciones” de los dos principales Pokémon legendarios de la tercera generación. El diseño varía levemente con respecto a otras megaevoluciones, aunque son características las zonas luminosas. Estas formas, según informan en la revista, es una especie de regresión a su forma primitiva.

Clicar sobre las imágenes para aumentar su tamaño

Con respecto a las megaevoluciones fieles, se confirman Mega Sceptile, Mega Swampert y una Mega Diancie que se da un aire a Ultimate Madoka. El objeto que activará estas megaevoluciones es el mega brazalete.

Mega Sceptile es el único que varía su tipo, siendo de Planta y Dragón: El resto no varían. La habilidad de Mega Diancie es por ahora desconocida. Mega Sceptile cuenta con Pararrayos, Mega Swampert con Nado Rápido.

Pokémon Rubí Omega y Pokémon Zafiro Alfa suponen el regreso de la bicicleta acrobática y la bicicleta de carreras.

Ambos títulos saldrán a la venta en todo el mundo en noviembre de 2014, en exclusiva para Nintendo 3DS.

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.




“Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.”

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.