Entrevista a Koji Yoshida, editor de Shueisha: «No se nos da bien ganar dinero»

Hablamos con una de los responsables de la editorial japonesa

Koji Yoshida es el editor actual de la Jump SQ de Shueisha, y anterior de la Shonen Jump. Es uno de los principales responsables de la editorial japonesa shonen por excelencia y por sus manos han pasado obras de la talla de Hunter x Hunter, Death Note, Reborn! o D.Gray Man, y su importancia es tan destacada que incluso ha aparecido en series como Bakuman o Gintama.

Durante el pasado XX Salón del Manga de Barcelona tuvimos la oportunidad de entrevistarlo en una charla conjunta con nuestros compañeros de Ramen Para Dos y Mision Tokyo. Hoy os traemos las preguntas que pudimos hacerle desde Deculture, en las que intentamos vislumbrar algo de lo que depara a la editorial y a la industria del manga japonés de cara a los próximos años.

Sorprende, por cierto, cómo a pesar de la barrera que existe normalmente entre el enclave editorial japonés y el resto del mundo, Yoshida fue de lo más abierto y simpático con nosotros. Tiene lo que un editor de manga tiene que tener, y desde luego, es estupendo que venga este tipo de personalidades a nuestro país — en este caso junto a Takeshi Obata, quien por el contrario no quiso entrevistarse con medios digitales.

¿Cree que la industria del manga es “tan bonita” como se pinta en Bakuman?

¿En qué sentido bonita? Porque en el fondo, en Bakuman aparecen muchas escenas en las que el mangaka también sufre.

En el sentido más crítico.

Es cierto que no siempre los autores tienen éxito como sucede en Bakuman, pero también es cierto que hay autores que sí tienen éxito y consiguen su meta. Más o menos un 70% de lo que se explica en Bakuman es cierto, y el otro 30% es ficción.

A veces se habla, incluso, de unas condiciones de trabajo sobrehumanas en las que aquellos que no logran debutar se ven sumidos en un estripitoso fracaso.

El hecho de no haber debutado o triunfado antes de cierta edad no significa nada, hay muchos ejemplos de autores que han triunfado más adelante. Bakuman no deja de ser una obra de ficción y en ella Ohba probablemente quiso transmitir, principalmente, que hay que tener sueños y luchar por ellos.

Este año la Shonen Jump ha visto terminar Naruto y Kuroko no Basket, y además Bleach está próxima a terminar. Aunque hay varias series nuevas que empiezan a despuntar, ¿cómo afronta la revista este cambio generacional?

Eso es algo que salió el otro día. Nos han dicho varias veces que Bleach se termina, pero yo no lo tengo tan claro (se ríe). Está llegando al desenlace de lo que es la historia, pero no necesariamente va a terminar ya.

 

«La industria del manga en Japón no es eminentemente comercial»

 

Más allá del comentario sobre Bleach, sí es cierto que tanto Naruto como Kuroko no Basket han llegado a su final, y entiendo que esto se perciba como un momento delicado para la Jump, el final de estas dos obras de tantísimo éxito. Pero por otro lado, la política de la revista es la búsqueda de nuevos creadores y la publicación de nuevas obras que puedan tener éxito.

Con lo cual, estamos hablando de que Naruto ha estado en publicación durante más de diez años, y es algo que podríamos mirar desde la otra vertiente. Es decir, se abre un hueco estupendo para la posibilidad de que vuelvan a salir nuevos grandes éxitos. Y en ese sentido tanto mangakas como editores estamos trabajando para que así sea.

En todo caso, hay un punto triste en que se termine Naruto, y desde mi perspectiva (que a día de hoy no es la de editor de la Shonen Jump, sino de la Jump SQ), si fuera editor de la Shonen Jump en este momento, lo que a mí me gustaría hacer, no en seguida pero sí al cabo de un tiempo, sería volver a empezar otra serie de ninjas. En tres meses es un poco pronto, pero un año sin ninjas es suficiente (se ríe).

Hablando un poco sobre el momento que vive la industria, en el que la venta de revistas manga ha disminuido bastante y la de tomos comienza a flojear, ¿cuál es su opinión al respecto?

La industria del manga en Japón no es una industria eminentemente comercial, es decir, que su objetivo no es tanto ganar dinero. Naturalmente que lo es, pero no se nos da bien. Nuestro punto fuerte es crear historias que tengan éxito, y es por ello que todas las editoriales estamos trabajando en encontrar nuevos éxitos, y no tanto en aumentar las ventas o el beneficio a fin de año.

¿Qué es lo que ahora llama la atención a la gente? Las aplicaciones de móvil. Y por tanto, para responder a esa necesidad o popularidad reciente de las aplicaciones móviles, tanto Shueisha como el resto de editoriales, estamos trabajando para que nuestros manga puedan leerse por el móvil.

Pero de mi perspectiva, que es la de una persona que trabaja con mangakas para crear nuevas y buenas historias, mi objetivo es de alguna manera crear historias y no perder popularidad con respecto a esas aplicaciones móviles que están tan en boca de todos. Me preocuparía más si no hubiera series que lo están pegando fuerte, pero hay series como Ataque a los Titanes o Assassination Classroom que están triunfando muchísimo.

Por tanto, para mí, no es que la industria del manga esté en un mal momento, simplemente el objetivo de todos tiene que ser hacer que sean más esas obras. Que esas obras de entretenimiento que pegan fuerte y que gustan al público que las consume sean un número más grande.

Precisamente Shueisha acaba de estrenar una aplicación web y móvil llamada Shonen Jump+, una publicación digital de la revista en la que los lectores pueden interactuar con las viñetas, como hemos visto con To Love-Ru. ¿Qué persigue la editorial con este lanzamiento? ¿El futuro es digital?

Primero hay que decir que la Shonen Jump+ no tiene como objetivo sólo chicos, sino que igual que la Shonen Jump original, aunque hablemos de shonen que igual va más dirigido a un público más masculino, cuantas más chicas la lean mejor.

En cuanto al manga digital, en mi opinión, el público objetivo de éste está cambiando, y cambia muy rápido. Precisamente todos nos hacemos mayores y todos tenemos una visión más o menos familiar de estas máquinas en función del momento en el que las hemos introducido en nuestras vidas. Creo que la máquina tiene que cambiar, el dispositivo para leer. Cuanto más se pueda crear una pantalla en la que la parte de dentro no moleste, una pantalla que te permita ver el dibujo plano y simplemente plegarla igual que un libro, más éxito tendrá.

 

«El modelo digital posibilitará el lanzamiento simultáneo de obras a nivel mundial»

 

A mí se me hace raro leer en una pantalla, pero porque tengo la edad que tengo. En cambio, para la generación de nuestros hijos será lo más normal del mundo. Qué tipo de máquina necesitamos para empezar a leer en digital no lo sabemos, y cuándo llegará ese soporte tampoco lo sabemos.

Otra de las ventajas de la publicación digital es posibilitar el lanzamiento simultáneo en todo el mundo de las obras. Incluso en este momento, japón no deja de ser una isla, las cosas tardan lo que tardan,. Por tanto siempre habrá diferencias en el momento de publicación. En cambio y para alegría de todos, el modelo digital posibilitará el lanzamiento simultáneo de obras a nivel mundial.

Ya está pasando en los Estados Unidos y en Europa va a ser cada vez más habitual.

Agradecimientos a Verónica Calafell por la fantástica traducción.

Fundador, redactor jefe y editor de Deculture.es. Jugón desde la vieja escuela, amante de JRPGs y SRPGs, a poder ser de estilo clásico. Lector de cómics, amante del manga clásico.




Redactora de artículos variados (Neon Genesis Evangelion, Utena, Nier Automata, Berserk, D.Gray-man) sobre worldbuilding, personajes o narrativa. De vez en cuando alguno de opinión. Tengo un blog donde hago lo mismo pero con libros.