David y Goliat, de la Biblia al mercado del manga español

Un repaso a los movimientos de Milky Way Ediciones

milky way ediciones

La historia bíblica de David y Goliat ha sido utilizada en innumerables ocasiones para reflejar el conflicto entre una fuerza grande y otra más pequeña. Al igual que David, no han sido pocos los que han tratado de hacer frente a la adversidad desde su más llana perspectiva. El mundo empresarial es un buen terreno al que llevar esta milenaria disputa, y hoy en concreto me gustaría hacerlo en el ámbito editorial; sí, resulta que las editoriales, también las de cómic —contra lo que alguno pueda pensar—, son empresas.

Cuando alguien se plantea la idea de editar cómic de origen nipón en España ha de discernir entre lo que quiere hacer y lo que, de hecho, puede hacer. La edición de manga es un arduo camino en el que Japón juega un importante papel. Licenciatarios, intermediarios, exclusividades, materiales y una industria que aún a día de hoy trae de cabeza a los editores occidentales.

Una vez superada toda esa burocracia, en la que no me detendré, llega la prueba de fuego: Tu mercado.

Está muy bien ganarte a las editoriales japonesas, tener una buena posición e incluso, llevar años en el negocio, pero al final, si no eres capaz de entender tu mercado, de interpretarlo y de evolucionar con él, estás perdido. A día de hoy podríamos identificar fácilmente editoriales que han conseguido hacer correr la rueda de la sostenibilidad y a las que les va francamente bien, otras que equilibran la balanza lo suficiente como para funcionar, y otras que siguen en la edad de piedra de la sensatez editorial.

Bien.

Quién más, quién menos, habrá oído hablar de Milky Way Ediciones.

Hace unos días anunció su última licencia de cara al 2015, una serie más o menos conocida que fue recibida con los brazos abiertos por la comunidad social de la editorial. Más de 200 retweets para el anuncio de un manga que no estaba ni mucho menos entre los más demandados por el público, ni tampoco copaba ninguna lista de imprescindibles de ningún apasionado blog.

Es curioso, porque este 2014 ha sido el año de desembarco de la editorial en el campo del manga en España. Ya llevaba unos meses atrás operando en nuestro país, pero podríamos decir que este año ha sido su gran estreno de cara al aficionado español.

Y qué decir. En los muchos años —para bien o para mal— que llevo viendo a editoriales tratar de dar a conocer sus productos, de llegar a un público potencial a través de sus redes, y de tratar de hacer lo imposible de caer bien al aficionado, jamás había visto algo parecido.

¡Más de 200 retweets!

¿Qué tontería, no? Pues no. Me parece flipante, una hazaña total, que una editorial que lleva menos de un año editando manga en nuestro país, haya conseguido vencer a Goliat y sobresalir sobre editoriales que llevan años ahí. Ojo, que en ningún momento me he querido referir a nivel de ventas, ni de calidad de las obras, ni de ediciones. Aceptación social, pura y dura, lectores expectantes, ansiosos por descubrir sus obras y llenarse la boca con ellas.

Como seguramente sabréis, Milky Way Ediciones ofrece venta directa de sus obras. Pues más de lo mismo; cada vez que sale un nuevo tomo puedes encontrar a gente impaciente por comprarlo, deseando que lo pongan a la venta en su web para darles su dinero a golpe de click.

Parece una tontería, ya. Pero me reafirmo: No lo es. Es revolucionario, que una editorial haya conseguido generar ese aura de emoción en torno a sus lanzamientos. Lanzamientos, que además, se escapan de toda línea comercial que hayamos visto. Son obras minoritarias, que están vendiendo a niveles espectaculares, consiguiendo agotar las tiradas y crear un auténtico fervor hacia la editorial.

nijigahara-holograph-mw

Y la prueba más clara de ello es como han conseguido convertir a un autor defenestrado en nuestro país como es Inio Asano, en un auténtico fenómeno de masas. El mismo manga que en 2008 fue editado en España por Ponent Mon y no llegó a vender ni 500 ejemplares, hoy aparece como agotado en la tienda de la editorial.

Hay varios factores que son claros a la hora de hablar de Milky Way Ediciones como una editorial a día de hoy sostenible, que ya apunta a 2015 con una batería bastante grande de lanzamientos con los que dicen, esperan tener un par de tomos para sacar al mes: La venta directa y su facilidad es clave. También lo son los regalos con los que premia la editorial a sus lectores —forman parte de esas “tonterías” que nos han llevado hasta aquí— y claro está, esa presencia en las redes de la que os hablaba al principio.

Efectivamente, una editorial es una empresa, y efectivamente, la comunicación y el acercamiento al cliente en una empresa son fundamentales. Que Milky Way esté tan encima del lector, que lo premie, y que lo trate de tú a tú, son parte de esa maquinaria que unos aficionados al manga pusieron en marcha hace unos meses, y que ahora les ha convertido en el punto de mira de todos como, llamémosla así, la editorial revelación de los últimos años.

Así, una vez más, David logra sacar pecho y vencer a Goliat. De momento y para este caso, en las redes.




  • Yasu

    En relación a Asano, es lo que comentaban los mismos chicos de MW en una de sus entrevistas: el mercado ha cambiado con respecto a hace unos años. Y de hecho esto se puede ver muy claramente con Ponent Mon, editorial que traía seriazas enormes a España, a las que nadie les hacía ni caso, y que sin embargo ahora están copando el pequeño mercado del manga. ¡Si es que Norma ha comprado los derechos de Asano!

    Yo, como fiel aficionado al seinen que soy, solo tengo agradecimientos para esta editorial.

    • chibisake

      En mi opinión, desde la época de Ponent ha pasado relativamente poco como para producirse un cambio drástico en cuanto a los gustos del usuario de manga en España. Yo personalmente, sin leer todavía la opinión de Manu, pienso que tiene más que ver con una buena proyección de las licencias. Han sabido recoger en poco tiempo un nicho de público concreto. Tenemos otros casos de licencias o autores que funcionan/funcionaban en una editorial y en otras no, o al menos no al mismo nivel, y eso se debe a que una editorial, pese a contar con varios perfiles de comprador, puede no contar con aquellos perfiles que otras editoriales sí tienen.

      También puede ser que parte del público de EDT, que tenía unas licencias muy concretas y que en no pocas ocasiones se desprendía de lo habitual en el mercado español, se haya encontrado arropado en Milky y otras editoriales.

      Otro punto a tener en cuenta es que tras la irrupción de Deculture, y la posterior aparición de otros medios que imitan nuestra filosofía en redes sociales, sumado a que grandes medios dedicados a los videojuegos como Hobby Consolas se han animado a apoyar al manga, las noticias sobre novedades llega a mucha más gente que antes. También se apuesta más por el seinen o las historias que se salen de los clichés habituales, y por ello se llama más la atención a un público que tenía menos cosas que consumir. Nunca ha faltado seinen, pero parece que ahora le hacen más caso (y veremos el josei) cuando antes se referían a él como “licencias que pueden que sean rentables a la larga”.

      Como ya he comentado, es una humilde observación a raiz de lo que se cuece en las redes sociales y alguna que otra charla con gente del sector. Puedo estar equivocado o inexacto en algún punto, pero creo que es muy probable que sean factores a tener en cuenta.

  • Kipik

    La mejor editorial del momento, y de lejos, en cuanto a manga se refiere. Espero que siga así y que las grandes no les jodan mucho más.

  • shin

    Me ha parecido penoso el tratamiento que tuvieron en Mision Tokyo en el último podcast. No solo Genis afirmaba que lo de MW no sería para tanto, sino que ni siquiera se había estudiado el tema, afirmando cosas como que “Ciber cafe a la deriva ya se había editado” (confundiéndose con Aula a la deriva) o que a ellos no les había llegado ninguna nota de prensa, y que tan bien no lo harían (hasta que alguien comentó que en Deculture incluso había patrocinio), afirmando a esto Genís: bueno, yo es que no leo esa web.

    Se lo tiene un tanto subido, y podría prepararse mejor las cosas y ser más objetivo. Porque quedo como un hater. Quizás su web que va super dirigida a Dragon Ball y los shonen del momento, haya pasado desapercibida para MW, no sé. Diferente a mejor fue la actitud del resto de colaboradores…