Reseña: ‘xxxHolic Rei’ #1-2

El manga más esotérico y sofisticado de CLAMP

Recuerdo muy fugazmente leer algunos tomos de xxxHolic. Mi siguiente contacto con la bruja Yuko fue a través de Tsubasa: Reservoir Chronicle. Así que, disculpadme, porque hay muchas partes de estos tomos que no tengo claro si me resultan confusas al no haber leído todo lo anterior sobre Watanuki y la bruja a la que sirve, o si simplemente se trata de esas veces en las que se da aire de misticismo. En general los diálogos se desarrollan con frases muy cortas, dejando las cosas al aire, con una especial insistencia en decir lo mismo, pero cambiando el orden de las palabras. Vamos, como si se hubieran dedicado a fumar porros toda la noche y les costara mantener conversaciones coherentes.

El primer tomo puede mostrarse como una historia repetitiva, tanto en diálogos, pese a los escuetos que son, con viñetas exactamente iguales, pero con muy ligeros cambios sobre estas. Es muy curioso comprobar cómo en este caso, Yuko y Watanuki no tienen mayor labor que la de escuchar, pues realmente no está en su poder el resolver la maldición generada. Pero todo tiene su explicación según avanza la historia, ya que trata de la amistad y los males que se crean en esta: habla del desdén, del daño que se crea en una amistad, en cómo siempre se considera uno dañado y ve culpable a la otra persona, y en cómo una parte percibe como inferior a la otra.

Después hay una parte dedicada a otro encargo del que no os daré detalles, lleno de mal ambiente y que para Watanuki es bastante incomprensible, pero que Yuko, dentro de su conversación cual porrera para sí misma, parece saber perfectamente de qué va la cosa.

En cambio, el segundo tomo es una lectura más amena. Watanuki, acompañado de Domeki, son enviados por Yuko para ayudar a Yosuzume, un espectro de aspecto infantil muy tierno pero que nada tiene que ver con su edad real, en una tarea que ella no puede realizar. Pese a que se habla de deidades y de su abandono, es ligero de leer y muy agradable a la vista

El resto del tomo trata de una cadena que se inicia con 300 yenes, pasando de cumplir deseos a ser una maldición. Cómo algo iniciado como algo divertido y con buenas intenciones, puede llenarse de energía negativa y transformarlo en algo muy diferente.

Sobre el dibujo en esta obra de CLAMP, se puede resaltar el uso del blanco y negro puro, ya que no se utilizan tramas de puntos en ningún momento. Los recursos son fondos claros u oscuros, volutas de humo que dirigen la escena, o el uso de líneas para crear ambientes y separar en planos los personajes. No hay brillos que den más vivacidad al dibujo, ni en el pelo, ni la ropa. No es su estilo de dibujo más elaborado, pero tampoco el más simple. Los cuerpos son largos, pero sus extremidades no se estiran al infinito, aunque a veces lo parezcan, más por fallo de anatomía que por intencionalidad. Se puede decir que el dibujo cumple su función, pero no crea especial atracción.

En resumidas cuentas, xxxHolic es una secuela que te ofrece más misiones esotéricas, siguen los personajes que les gusta chinchar a Watanuki, el cual se pasa el día siendo la chacha de Yuko, y continúan las incógnitas de dar a entender que algo va a pasar, pero no decirte el qué. Y eso es parte del encanto de CLAMP y sus obras.

xxxHolic Rei #1-2
Lo mejor
  • El diseño del espectro gorrión nocturno Yosuzume y del perro montés Yamainu son especialmente bonitos y logrados.
  • La floritura en los bocadillos de texto de Yamainu.
  • El uso de las volutas de humo en blanco y negro, para guiarnos a través de las páginas y expresar los sentimientos que se manifiestan en los personajes.
Lo peor
  • A veces peca de una simpleza excesiva en las expresiones de los personajes, que parecen no cambiarla nunca.
  • Que por muy correcto que sea escribir güisqui en vez whisky, no deja de chocar visualmente.



  • hyoga33

    Habría que decirle a la CLAMP, si no lo saben ya, que lo que nos interesa es que pasa despues del tomo 19. Me sorprendió negativamente saber que xxxHolic Rei no era una continuación.

    • Galadriel

      Verdad! es tan frustrante, quiero saber que fue de Watanuki, que hacia el huevo que tenia Doumeki, quiero un final para la historia maldición!!

  • Roskat

    A mí me llama mucho la atención la absoluta desaparición de Mokona negra (tampoco salen Maru y Moro, pero es que fueron desapareciendo en el manga original). Y sí, podrían haber escrito una continuación, que tenían posibilidades, solo que no aparecería Yuko, y ella es quién lleva gran peso de la historia.

  • http://delusionalmiasma.blogspot.com.es/ Arkady

    El autor de esta entrada nos insta nada más empezar a leerla a disculparle, ya que no ha leído en su totalidad xxxHolic y, más adelante, se dedica a criticar esta secuela con tono jocoso.
    Pues bien, personalmente no le disculpo porque no me parece especialmente acertado ponerse a hablar en un portal de información con tan poco criterio… empezando por el sinsentido de leerse una secuela sin haber leído previamente la historia principal.
    También me parece fascinante esa libertad para burlarse de una historia en la que, por variar un poquito, no se da todo masticado al lector.
    Y bueno, la mitad de la “reseña” que no es una crítica semi-destructiva, no es más que una sinopsis de todo lo que ocurre a lo largo de los dos tomos así que la entrada en general me parece bastante prescindible.
    No deja de parecerme curioso que el autor finalice el texto con una referencia al “encanto de CLAMP” por aquello de que se contradice un pelín consigo mismo pero en fin, tampoco esperaba coherencia a estas alturas de la reseña.

    • http://www.twitter.com/manutv Manu

      Solo voy a contestar a dos cosas. No somos un “portal de información”, básicamente porque tocamos mil y un cosas más allá de la “información”. Las reseñas son 100% subjetivas y depende de lo que el autor haya percibido de la obra. Eso es así desde que existimos, no censuramos ni marcamos las pautas a nadie siempre que el texto esté argumentado y bien escrito, como es el caso.

      Ahora bien, entiendo que no guste lo que se dice, eso por descontado. Norma manda unos tomos y nosotros (en este caso, yo mismo) los asignamos a uno de nuestros redactores. No podemos hacer que un redactor que no está cobrando un duro, recuerdo, se lea una obra entera que además no aporta nada a esta, pues no es una continuación. Dicho esto, se asigna la serie a aquel redactor más capacitado para hacerla. Si de entre todos los disponibles, Dejeiter es el que “más” puesto está en la obra, la reseña él, porque de otro modo no hay forma de dar salida al material. Ya me gustaría que tuviéramos barra libre de gente entendida en todo dispuesta a colaborar. Pero no es el caso.