Impresiones: ‘Lost Dimension’

El destino del mundo está en sus manos

Lost Dimension (ロストディメンション)

Si tuviera que describir Lost Dimension (ロストディメンション), probablemente diría que es una curiosa mezcla de mecánicas similares a las de otros juegos, todas metidas en uno. Valkyria Chronicles, Danganronpa… Y para mi sorpresa, funciona bastante bien.

La historia de Lost Dimension nos pone en la piel de Sho Kasugai, uno de los 11 miembros del equipo SEALED que han conseguido infiltrarse en un misterioso pilar que ha aparecido en medio de la ciudad. Su objetivo: detener a The End, un tipo un tanto loco y siniestro que asegura que destruirá el mundo en 13 días.

Durante el juego, acompañaremos a Sho y su equipo a través de los diferentes pisos del pilar, enfrentándonos a enemigos de todo tipo con un sistema de batallas típico de un RPG táctico y que a más de uno le recordará a Valkyria Chronicles.

Para las batallas formaremos un equipo de seis integrantes y saldremos por las diferentes zonas del pilar intentando ascender a lo más alto para detener a The End. Tendremos las típicas clases para nuestros personajes: tiradores, soldados cuerpo a cuerpo, sanadores… Cada uno con sus propias habilidades. Si atacamos por la retaguardia haremos más daño, y si tenemos algún compañero cerca, es posible que encadene su ataque con el nuestro para así acabar juntos con el enemigo. Aunque debemos tener cuidado, porque también nosotros podemos sufrir estos ataques en cadena por parte del enemigo. Esto implica que muchas veces, el combate queda reducido a hacer pequeños grupos para concentrar estos ataques en cadena, algo que puede llegar a hacer los combates mecánicos y algo aburridos.

Lost Dimension battle

Otro aspecto importante del combate es que deberemos tener en cuenta a todos los miembros de SEALED y entrenarlos a todos, sin importar quiénes sean sus compañeros en el campo de batalla. Y uno se preguntará: ¿y por qué? ¿No puedo hacer un equipo que me guste e ir siempre con él?

La respuesta es simple, no deberías. Y la culpa la tiene el malo de turno. Tras una serie de batallas, The End les contará a nuestros protagonistas que hay un traidor entre ellos y que deben intentar descubirlo entre todos, ya que posteriormente será eliminado. ¿Alguien ha dicho Danganronpa?

Una vez eliminado el traidor, nuestro equipo pasará al siguiente piso del pilar, donde les esperará de nuevo The End para comunicarles… ¡que hay otro traidor entre ellos! Así que toca volver a investigar y descubrir al nuevo traidor.

Solamente he completado dos pisos, pero por lo visto la gracia de estos “juicios” es que el traidor del grupo es elegido aleatoriamente en cada piso del pilar. Así que hay que tener mucho ojo, porque puede que en un abrir y cerrar de ojos nos veamos obligados a eliminar a nuestro mejor aliado del grupo.

Gráficamente es bastante decente, aunque los escenarios son algo repetitivos. Hay personajes que apenas tienen profundidad, el arte peca de simple y se tira bastante de estereotipos. Eso sí, el doblaje cumple de sobra (sólo hay voces en inglés).

En general, tengo puestas bastante esperanzas en la narrativa y la historia del juego. Puede salir algo chulo de ahí —el opening parece sacado de una novela visual plagada de drojas argumentales—, el tema de los traidores y el porqué del pilar y The End son temas interesantes. De todas formas, aún queda mucho juego por delante para descubrir si estoy en lo cierto o no, espero no equivocarme. Las conclusiones finales os las haré llegar con el análisis.

Lost Dimension estará disponible en PlayStation 3 y PS Vita, y que saldrá a la venta el 28 de julio en Nortemérica de la mano de ATLUS y el 28 de agosto en Europa de la mano de NISA (Bandai Namco en España). El juego ha sido desarrollado por Lancarse.

Con motivo de su salida en Norteamérica, y solo durante dos semanas, ATLUS ofrecerá de manera gratuita DLC del juego valorado en más de 20 dólares compuesto por trajes, misiones y avatares para PSN.

NISA


NISA es una subsidiaria de Nippon Ichi Software que brinda a occidente numerosos videojuegos RPG, como Disgaea o la franquicia Atelier.





«Mi título dice que soy Ingeniero en Telecomunicaciones. Mi puesto de trabajo, que soy desarrollador de software. Pero mi corazón me hace creativo.»

Y es que no podía comenzar a escribir estas líneas sin parafrasear la célebre cita de Satoru Iwata que tan bien define mi dualidad y, ya de paso, mi amor por el mundo del videojuego.